www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CON EFECTO RETROACTIVO

Salomónico acuerdo entre patronal y sindicatos, que dejan el SMI en 950 euros

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión con los dirigentes de las patronales, CEOE Antonio Garamendi (2d), y CEPYME Gerardo Cuerva (d), y de los sindicatos, CCOO, Unai Sordo (2i) y UGT, Pepe Álvarez (i).
Ampliar
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión con los dirigentes de las patronales, CEOE Antonio Garamendi (2d), y CEPYME Gerardo Cuerva (d), y de los sindicatos, CCOO, Unai Sordo (2i) y UGT, Pepe Álvarez (i). (Foto: Efe)
miércoles 22 de enero de 2020, 23:34h
El incremento supone 50 euros más de los 900 fijados para 2019, pero 50 menos de los que esperaban en Podemos.

La nueva ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anunciado este miércoles que finalmente se ha alcanzado un acuerdo con las patronales y los sindicatos por el cual el salario mínimo interprofesional (SMI) será de 950 euros brutos mensuales, que supone un incremento para 2020 del 5,5%. La subida tendrá carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero. Lo ha definido como "un día muy feliz para los trabajadores".

En la sede del ministerio, Díaz ha llegado a un acuerdo con los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente; y los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y de Cepyme, Gerardo Cuerva, para un incremento que supone 50 euros más respecto a los 900 euros fijados para 2019, tras un alza histórica del 22,3%, pero 50 euros menos de los que esperaba el partido de Pablo Iglesias.

Como en toda negociación, había posiciones enfrentadas entre trabajadores y empresa, pero también entre miembros del mismo Gobierno. Unos querían llegar a los 1.000 euros "inmediatamente", como era el caso de Podemos, y otros no lo veían tan claro, como la vicepresidenta Carmen Calvo, que adelantaba antes de la reunión que la subida del salario mínimo no iba llegar a los 1.000 euros en 2020 y añadía, además, que el incremento tenía que ser progresivo y asumible para que “no provoque grandes problemas en pequeñas y medianas empresas”.

Díaz ha afirmado que este alza impacta sobre unos 2 millones de trabajadores, pero que las subidas del salario mínimo tienden a arrastrar este aumento al conjunto de las remuneraciones. Ha negado que la medida tenga un impacto negativo sobre la creación de empleo. Asegura que las dificultades de los empresarios agrícolas se deben a "factores estructurales graves" que no tienen que ver con los costes laborales sino con la estructura de precios del sector.

El acuerdo no calma las espectativas de Podemos, pero incluye un compromiso plurianual de subida por encima de esos 1.000 euros en una senda de subida que las patronales CEOE y Cepyme no han firmado. Precisamente, Garamendi ya había avisado que no se comprometería a una senda de incremento del SMI más allá de la subida de este año. Su explicación era clara: “Nos habría gustado que hubiera sido algo menos porque el impacto de la subida del año pasado ha sido importante, pero nos preocupaba más llegar a 1.000 euros, porque no era la cantidad adecuada”.

En frente, los sindicatos esperaban un SMI de 1.000 euros, pero se han felicitado por haber conseguido un pacto en el marco del diálogo social que abre la puerta a futuros acuerdos. Se explicaba el secretario general de UGT, Pepe Álvarez: "Este acuerdo posibilita que el acuerdo para la negociación colectiva (AENC) firmado con CEOE pueda desarrollarse (...) No hay excusas para que el 1 de enero de 2021 todos los salarios en convenio sean como mínimo de 1.000 euros".

Para el secretario general de CCOO, Unai Sordo, la subida del SMI es "una buena noticia económica para España", ya que "no está demostrado que subir el SMI afecte al empleo, sino todo lo contrario" porque activa el consumo y la economía.

Al respecto, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, auguraba “buenas noticias” para los trabajadores “muy pronto”. Pero hay que recordar que en el programa de Podemos se apunta en el apartado 178: "El objetivo debe ser llegar inmediatamente a los 1.000 euros y asegurar que esta cuantía se actualiza al nivel establecido en la Carta Social Europea en una legislatura: que el SMI sea, al menos, el 60% del salario medio".

Reforma Laboral

Sobre la promesa del Gobierno de coalición de una derogación total o parcial de la reforma laboral, la ministra Yolanda Díaz quiso contentar a las dos partes del Ejecutivo: "Vamos a cumplir el acuerdo, pero técnicamente será una derogación en dos fases". Hablaba de que los señalamientos serán rápidos, con diálogo, "y luego se verá si hay acuerdo o no". Pero también ha explicado que habrá "una segunda parte que incluirá el análisis de contratación despido y causalidades".

Igualmente, la titular de Trabajo ha anunciado que "en breve" se va a aprobar un decreto ley para derogar el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores que permite el despido por absentismo laboral intermitente en un determinado periodo de tiempo, aunque esté justificado. Ha dicho que el decreto ley está "redactado y listo", pero como requiere de la convalidación parlamentaria, aún le queda recabar la opinión de los propios agentes sociales y el resto de los partidos políticos.

"La comunista que tiene cuernos y rabo pero que ha subido el salario mínimo"

Ya en la noche, durante una entrevista para la Cadena Ser, la ministra de Trabajo valoró una negociaciones hechas "con sosiego, con serenidad y sobre todo con silencio" y que pese a no cumplir los objetivos marcados por su partido aclara que "no es cierto que los de Podemos empecemos a tragar". Y centrándose en los ataques, remarcó que "esta ministra será la comunista que tiene cuernos y rabo pero que ha subido el salario mínimo".

"A mí me habría gustado quedarme en los 1.000 euros. Los sindicatos querían más, pero cada actor representa sus intereses. Era muy importante que esto se hiciese con acuerdo", inidicó.

Tras insistir en los aspectos de la reforma laboral ya mencionados, Díaz apuntó también a los falsos autónomos. "Hay una situación de ruptura en una frontera que tiene que ver con los falsos autónomos que no se puede tolerar. Creemos que esto hay que pasarlo al ámbito legislativo", aseguró, para luego ampliar indicando que "no es decente tener falsos autónomos y autónomas con condiciones precarias en puestos que deben ser indefinidos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.