www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INMIGRACIÓN

Estrasburgo avala las "devoluciones en caliente" en la valla de Melilla

Varios subsaharianos en el vallado entre Melilla y Marruecos.
Ampliar
Varios subsaharianos en el vallado entre Melilla y Marruecos. (Foto: EFE/Archivo)
jueves 13 de febrero de 2020, 16:02h

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha avalado las devoluciones en caliente y ha revocado la condena inicial a España dictada por el propio tribunal. La sentencia notificada este jueves afecta a las expulsiones de dos inmigrantes subsaharianos que fueron devueltos inmediatamente a Marruecos tras saltar la valla fronteriza de Melilla en 2014. La Gran Sala resalta que ambos "se pusieron ellos mismos en una situación de ilegalidad", al acceder "a lugares no autorizados" y "recurriendo a la fuerza".

En su decisión, los 17 jueces que analizaron a petición de España la demanda de la sentencia inicial, que obligaba al Estado español a indemnizar con 5.000 euros a cada uno de los dos demandantes, subrayan que estos "decidieron no usar los procedimientos legales que existían para entrar en territorio español de manera legal". Por lo tanto, agrega el tribunal europeo, lo que sucedió después -su arresto por la Guardia Civil y su devolución inmediata y sin que se les permitiera consultar a un abogado o a un médico, entre otros- fue "consecuencia de su propia conducta".

El fallo, contra el que no cabe recurso y que esperaban con atención los gobiernos europeos, dice que Estrasburgo "no puede hacer responsable al Estado de la ausencia en Melilla de una vía de recurso legal que les hubiera permitido recurrir la expulsión". La ausencia de esa vía legal, añade, "no constituye por si misma una violación del artículo 13 del Convenio". Recuerda el tribunal que los demandantes tuvieron la posibilidad "de disponer de un acceso real y efectivo al territorio español en el puesto fronterizo de Beni-Enzar", al igual que a las embajadas y consulados españoles.

Los demandantes, N.D., de Mali, y N.T., de Costa de Marfil, llegaron a Marruecos entre finales de 2012 y comienzos de 2013 y acamparon varios meses en el campamento improvisado del monte Gurugú hasta saltar la valla el 13 de agosto de 2014, junto a casi un centenar de subsaharianos.

Una vez expulsados, repitieron el intento en octubre y diciembre de 2014. El primero fue reenviado a Mali y el segundo se encuentra en algún lugar de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.