www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Valverde rompe su silencio tras ser despedido del Barcelona de mala manera

Valverde rompe su silencio tras ser despedido del Barcelona de mala manera
Ampliar
jueves 13 de febrero de 2020, 18:53h
El técnico se pronunció sobre lo sucedido mezclando el dolor y una elegante resignación.

Ernesto Valverde fue expulsado del Fútbol Club Barcelona del peor modo imaginable. Cuando todavía era entrenador del primer equipo, la directiva aireó que había enviado emisarios a Catar para contratar, de inmediato, a Xavi Hernández. En una maniobra que subrayaba por completo la falta de respeto que Josep María Bartomeu y compañía guardaban al preparador que ganó dos Ligas y recuperó la consistencia perdida en el club catalán. Pep Guardiola, el propi Xavi o otros pesos pesados culés afearon al presidente semejante modus operandi.

Con el 'Txingurri' muy tocado tras la tercera remontada dramática que le costó un título al gigante barcelonés bajo su cargo, fue despedido y de forma automática se contrató a Quique Setién, tras la negativa de tres técnicos. Valverde salía por la puerta de atrás, con el apoyo de Lionel Messi, Luis Suárez y otras vacas sagradas. Y cuando estaba ya retirado de los focos, todavía recibió un palo más de la directiva que le desterró: Abidal manifestó al medio de comunicación de cabecera azulgrana que con Valverde "se entrenaba poco". 'La Pulga' reaccionaría con absoluta -e inesperada- contundencia contra esas palabras de un director deportivo que tuvo su cargo en el aire.

Pues bien, pasada esa tormenta de aspecto lamentable, Valverde ha reaparecido este jueves. Lo ha hecho en Bilbao, con motivo de la celebración del IV Bilbao International Football Summit (BIFS'20), evento que congrega a nombres gruesos del fútbol profesional en la ciudad vizcaína. Y desde allí, desde la que considera su casa y el equipo en el que más feliz se ha sentido -como jugador y como entrenador- se ha sincerado. Como siempre, desde la prudencia y ese perfil templado que casi siempre la ha caracterizado.

"¿Por qué he salido (del Barça)? No es una pregunta para mí. Hay una parte de nuestro oficio que tienes que aceptar. ¿Te gustaría que fuera de otra manera? Pues sí", confesó en la zona VIP de San Mamés. "Todos los clubes te dejan tu marca y para mí entrenar al Barça ha sido una suerte increíble. Pero también sé lo que supone un club de estas características. Ahora se trata de pasar página, lo que me interesa mirar hacia adelante", avanzó. Mostrando pocas ganas de tocar el tema.

Ante la insistencia de la concurrencia periodística, continuaría señalando que "no he visto demasiado fútbol y lo que he visto lo he visto un poco de lejos. Cuando sales del equipo lo que quieres es poner un poco de distancia. En mi caso llevaba mucho tiempo entrenando y además en un club que va a 200 kilómetros por hora cada día. A todos los entrenadores les cuesta ver a los equipos que han entrenado y tratas de coger distancia", sintetizó. Y recalcó que "el fútbol es como es. Hay que aceptarlo con deportividad".

"No pienso en eso, en si he sido injustamente tratado. Tengo que evitarlo. Se trata de pasar página. Al final estamos pensando en qué ha ocurrido y por qué. Vamos a mirar hacia delante, no tengo que mirar para atrás", repitió. Eso sí, susurró el dolor sufrido por cómo fue echado del Camp Nou y lanzó un punzón al asunto del estilo que tanto le ha perseguido. "Ser dominador del partido no es tener el 80 por ciento de posesión, es generar ocasiones y que no te las generen", aseveró, en defensa de su pizarra y señalando al hiperbólico ratio de cortejo del cuero que maneja Setién.

Asimismo, defendió el valor que tiene LaLiga con respecto a la Liga de Campeones. "La Liga es el torneo que te dice cómo has funcionado durante un año. Otros torneos, como la Champions que es muy difícil de ganar, tienen más glamour, pero dependen de un partido o un momento de inspiración. El Liverpool da mucha importancia a la Liga porque no la ha ganado últimamente y Zidane también ha dicho que en el Madrid la prioridad era la liga", desglosó. Pasando muy de puntillas por sus debacles en Roma y Anfield. De esos partidos sólo compartió un pensamiento: fueron situaciones diferentes y en Inglaterra estuvieron más cerca de pasar de ronda.

Por último, dejó claro que el cariño que profesa al Barça es muy inferior al que le une al Athletic. Valverde confesó, tras dar un abrazo a Jabo Irureta, que "el único partido" completo que ha visto desde su marcha del club blaugrana fue el Athletic-Barça copero. Y recordó como el momento cumbre en su carrera como entrenador la supercopa ganada al Barcelona con los rojiblancos (2015, a doble partido, con una goleada de por medio). "Ganar aquella Supercopa significó mucho para nosotros, sobre todo tras las finales perdidas", arguyó, para despedirse reivindicando que "soy del Athletic" y bromeando sobre una hipotética marcha a Japón para seguir con su labor como técnico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.