www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

IDA DE SEMIFINALES

Copa del Rey. La Real Sociedad sólo matiza el sueño del Mirandés | 2-1

Copa del Rey. La Real Sociedad sólo matiza el sueño del Mirandés | 2-1
Ampliar
jueves 13 de febrero de 2020, 22:55h
Odegaard rompió el empate al borde del descanso, con el club burgalés crecido, pero la eliminatoria viajará a Anduva abierta.

El Reale Arena acogió este jueves la ida de la segunda semifinal de la Copa del Rey. La morfología del renovado torneo promocionó que Real Sociedad y Mirandés pugnaran por un hueco en la final copera y ambos escuadrones desplegaron el arsenal disponible para tratar de golpear primero. Cada cual desde su estrategia y tratando de mantener la inercia que les ha visto eliminar a Real Madrid, Sevilla o Villareal. El duelo a 180 minutos arrancaría con las expectativas por todo lo alto.

Imanol Alguacil repetiría la idea y el once que conquistó el Santiago Bernabéu, excepción hecha de la inclusión de Zaldua, en el lateral diestro, y de 'Portu' en la posición de extremo. Por lo demás, Isak, Odegaard, Oyarzabal y Mikel Merino habrían de dirigir el talento vertical que les caracteriza. Por otro lado, el conjunto entrenado por Andoni Iraola -leyenda del Athletic-, que navega en el décimo puesto de la Segunda División, volvería a tratar de presentar batalla y orden para sobrevivir y llegar con vida a casa.

Así las cosas, el 'matagigantes' oficial del fútbol español en esta temporada avisó desde muy temprano. Marquelanz, cedido por el club donostiarra, no firmó el 0-1 porque Remiro sacó a relucir sus reflejos, sosteniendo los intereses locales. Semejante susto metió en temperatura al favorito de inmediato y respondería en el octavo minuto. Eso sí, con un ardor mucho mayor.

En ese prólogo volcánico 'Portu' hizo gala de su velocidad y astucia para adelantarse a Odei en el área, provocando que éste le arrollara. El penalti sería transformado por Oyarzabal con la clase que le es propia. Mantuvo el internacional español la cabeza alta en todo momento, definiendo toda vez que contempló hacia qué lado se lanzaba el meta Limones.

Este zarpazo ponía a examen la mentalidad del Mirandés. Y los burgaleses reaccionarían con la rebeldía que les clasificó hasta esta altura elitista. Proseguiría su manejo valiente de la situación, estirándose en busca del arco ajeno aunque arriesgaran. La presión global sin duda abriría huecos para que las transiciones disfrutaran. Y en pleno derroche físico igualado, Matheus Aias sorprendió a Remiro por bajo. El delantero brasileño se reivindicaría, una vez más, tras una maniobra individual sensacional. Rectoró y chutó de zurda -minuto 39-.

El escuadrón castellano se había crecido debido a las imprecisiones en la salida de pelota 'realista'. Los vascos sufrieron para salir de manera combinada y lo pagaría caro al encajar un 1-1 que les traspasaba toda la tensión. Pero en ese brete resbaladizo emergió la personalidad de Odegaard. El joven noruego dirigió una de las pocas contras de su equipo, conduciendo y chutando desde la frontal. Limones repelió el intento y también el de 'Portu', pero el jugador cedido por el Real Madrid embocaría el rechace para adelantar a su camarín de nuevo -minuto 42-.

Esa traca dio paso al descanso. Y en la reanudación, sin sustituciones registradas, se mantendría la incomodidad txuri-urdin. La posesión sería discutida y también la jurisdicción del peligro. Marraría Alex Isak varias oportunidades antes de dejar su escaño a un William José pitado -no le perdona la tribuna que haya querido irse del club en el mercado invernal-. No le saldría bien el cambio a Imanol Alguacil, pues el brasileño no lució su mejor versión. Ni de lejos.

Y esa maraña de sensaciones, tan familiar para las víctimas de Primera del Mirandés, haría crecer a los burgaleses hasta ser capaz de decidir el tempo y el ratio de ambición generalizado. Arribaron a amenazar a Remiro y en el desenlace los dos esquemas aceptaron que preferían no exponerse al buscar un gol más y el marcador no se movería. Anduva decidirá en el evento de vuelta, con el dibujo burgalés obligado a remontar pero con mejores sensaciones que el pronosticado como aspirante al título.

- Ficha técnica:

2.- Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Aritz (Guevara, min. 67), Le Normand, Monreal; Odegaard, Zubeldia, Merino; Januzaj, Oyarzabal e Isak (Willian José, min. 66).

1.- Mirandés: Limones; Alexander, Sergio, Odei, Kijera; Guridi, Malsa, Merquelanz, Sánchez (Peña, min. 75), Álvaro Rey (Iñigo Vicente, min. 85) y Matheus (Marcos, min. 69).

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Monreal, Oyarzabal, Zaldua y Kijera.

Goles: 1-0, min. 8: Oyarzabal, de penalti. 1-1, min. 39: Matheus Amas. 2-1, min. 42: Odegaard.

Incidencias: 35.194 aficionados en el Reale Arena, más de un millar de ellos seguidores del Mirandés. Se guardó un minuto de silencio en memoria del aficionado de la Real Sociedad fallecido en accidente de motocicleta tras presenciar el derbi ante el Athletic el pasado domingo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios