www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Inocencio F. Arias: Con pajarita y sin tapujos

domingo 16 de febrero de 2020, 20:52h
Inocencio F. Arias: Con pajarita y sin tapujos

Plaza & Janés, 2019. 368 páginas. 18,90 €.

Por Carlos Abella

Es envidiable la libertad con la que el diplomático y hoy ya escritor y tertuliano de éxito, Inocencio F. Arias (Albox, Almería, 1940), se expresa en todas las materias del acontecer diario, sean lo mismo usos diplomáticos, litigios políticos, simples modas lingüísticas o costumbres en desuso. Y buena prueba de esa bien ejercida libertad es este libro Con pajarita y sin tapujos, en el que como en anteriores acredita su agudeza para ironizar sobre los contrasentidos de la política, los añejos y caducos apriorismos de la izquierda en materia internacional y nacional y su creencia de estar en posesión de un don secreto: su supuesta superioridad moral, que les permite quitar relevancia a la desaparición de millones de euros de las arcas de la Junta de Andalucía, y dársela a que un fiscal conservador tuviera una cuenta en Panamá producto de una herencia familiar.

“Chencho” es un artista de la evidencia y por eso pone al lector en el espejo de la realidad cotidiana: comunistas que para llegar al poder utilizan la pobreza como gran argumento de su vocación política, y que una vez alcanzadas las alfombras del poder, se compran un chalet que rebasa con mucho la capacidad adquisitiva del uno por ciento de sus conciudadanos y a la vez descubre la capacidad de un líder socialista de decir en un mismo periodo de sesiones y en televisiones de máxima audiencia que no pactará con políticos independentistas y populistas porque le quitaría el sueño a él y a millones de españoles, para en escasas semanas y solo 24 horas después de concluido el escrutinio electoral, proponer una alianza con unos y pactar la abstención de los otros, para asumir la presidencia de la nación, y condenarse a sí mismo -y a cuarenta y tantos millones de españoles- a pagar una deuda, a quienes pocos meses antes, proclamaban la república catalana dentro del reino de España.

Pero con ser esas reflexiones de aplastante incongruencia, más atractivas resultan otras producto de su observación de la realidad, como las incluidas en el capítulo 10, titulado “Lo que el viento se llevó”, en el que constata la imposición del tuteo, que sorprende al cliente cuando el camarero le dice “como te pongo el café”, o como el fontanero pregunta. “¿Dónde tienes la llave del gas?” o el empleado del surtidor de gasolina te pregunta; “¿Cómo lo quieres, lleno? Ingeniosas son las propuestas que sugiere en el capítulo 5 “La Constitución esa antigualla”, en la que no deja resquicio a que todas las memeces surgidas de las obcecadas mentes de independentistas, populistas y buenistas, tengan cabida en nuestra máxima ley de referencia. Como cuando (página 88) sugiere que “El Rey en casos excepcionales puede ser declarado persona non grata en determinadas partes del Estado español (nuevo guiño, he dicho Estado y no España)”…. y Arias sugiere a título de ejemplo que el primero de esos casos sea: “Que diga con firmeza que violar la ley y desobedecer al Supremo es malo y que él lo desaprueba” o cuando proclame “que la ley en un Estado de derecho pasa por delante de las votaciones”.

Cuestiones relativas a la política internacional, permiten a Arias ilustrar su sentido común al juzgar el asilo de ladronzuelo de Assange, al estrafalario presidente Trump, o la desgraciada gestión del Brexit por parte de los políticos y la ciudadanía británica. Y no rehúye Arias acreditar su fecundo criterio para analizar la sinrazón y la locura del independentismo catalán, desmontando la monserga, falsa e insidiosa de que “España nos roba”. Muy acertado en la defensa de la trayectoria y servicios a España del Rey Juan Carlos I al que Arias sirvió con lealtad como a gobiernos de distinto color presididos por Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José Maria Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

En conclusión, Chencho Arias nos ofrece un ameno ensayo lleno de verdades sobre todo de esas cuestiones que el progresismo se empeña en tergiversar y en mucha ocasiones ocultar. Muy recomendable libro cuya lectura ensanchará la óptica del lector de cuestiones cotidianas y a la vez le nutrirá de bien fundados argumentos para la batalla dialéctica del día a día.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios