www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DÍA DE LA MUJER

La politización de la izquierda reduce la asistencia a las manifestaciones feministas

La politización de la izquierda reduce la asistencia a las manifestaciones feministas
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 08 de marzo de 2020, 21:03h
Un grupo de radicales obligó a las representantes de Ciudadanos a abandonar la manifestación en Madrid.

Mujeres y hombres están llamados en toda España a participar este domingo en las movilizaciones del Día Internacional de la Mujer, marcadas este año por la polémica gubernamental en torno a la ley de libertad sexual y los debates en el feminismo sobre la prostitución y su propio sujeto político.

La manifestación del 8M de Madrid que arrancó este domingo de Atocha con miles de personas abrazando el lema de su cabecera, "Con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras", no escapó de la polémica.

El grupo de representantes de Ciudadanos tuvo que verse obligado a abandonar, escoltados por la policía, la marcha de Madrid después de recibir insultos y bloqueos a su paso. Si la manifestación arrancaba en Atocha, la presencia de políticas del partido naranja sólo pudo llegar a la altura de Neptuno, donde dejó la marcha.

"Están echando a mujeres que defendemos el feminismo igual que ellas, pero si me apuráis, ellas no defienden el feminismo porque ellas nos han echado, nos han excluido, nos han discriminado. El feminismo es la causa de la libertad, de la igualdad y del respeto", declaró Begoña Villacís antes de marcharse.

Miles personas, la mayoría mujeres, se manifestaron este domingo en España en defensa de la igualdad y contra la violencia machista, "que mata más que el coronavirus", un lema replicado en las proclamas y pancartas que recorrieron las principales del país.

A pesar del temor al contagio por el COVID-19, las autoridades sanitarias españolas mantuvieron la celebración de las movilizaciones, que aunque muy multitudinarias congregaron menos gente que el año pasado.

La Delegación del Gobierno en Madrid cifró en 120.000 personas las asistentes, mientras que en Barcelona participaron 50.000 personas, cantidades por debajo de las convocatorias de 2019.

Aunque este año no se ha convocado una huelga feminista, sí se realizaron llamamientos a la movilización, en pleno debate social y político de la ley de libertad sexual y los debates en el feminismo sobre la prostitución y su propio sujeto político.

Representantes de los principales partidos políticos españoles, a excepción de la formación de ultraderecha Vox, estuvieron presentes en la marcha de Madrid, aunque no en la cabecera, conformada por mujeres activistas, alguna de ellas con discapacidad, y enmarcada con el lema "con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras".

Durante las concentraciones no faltaron referencias al coronavirus, que las manifestantes compararon con la violencia machista: "Tu machismo mata más que el coronavirus", "El patriarcado sí que es un virus" y "Lávate las manos por el coronavirus, no con los asesinatos" fueron algunos de los eslóganes que llevaban en sus carteles.

También otros como "queremos empleo, trabajo nos sobra", "no estamos todas, faltan las asesinadas" o "hasta los ovarios de trabajos precarios".

En esa línea se expresó el colectivo 8M, organizador de la manifestación de Madrid, que concluyó con la lectura de un manifiesto en el que se reclamó la necesidad de "una vida con derechos todos los días del año".

Igualmente se demandó que las mujeres transexuales "dejen de sufrir agresiones y violencias" y se reclamó "una sociedad que respete y valore la diversidad sexual y la diversidad de género".

Además se recordó a las 55 mujeres asesinadas el año pasado por sus parejas o exparejas y que este año el número asciende ya a 14.

Miles de personas acuden a la marcha de Barcelona

Unas 50.000 personas, según cifras de la Guardia Urbana, han desbordado un año más las calles de Barcelona con motivo del 8M para exigir la igualdad real entre hombres y mujeres, así como el fin de la violencia machista, esta vez bajo el lema "Juntas y diversas por una vida digna".

La cabecera de la marcha, formada íntegramente por mujeres, ha arrancado poco después de las 17 horas en plaza Universitat y ha llegado al cabo de dos horas a Arc de Triomf, tras recorrer parte de la Gran Vía y el Paseo Sant Joan.

Al término de la marcha, varias mujeres han leído un manifiesto en el que han exigido más recursos para acabar con la violencia machista, además de un esfuerzo de pedagogía para transitar del concepto de "víctima" al de "superviviente" para referirse a aquellas mujeres que han dejado atrás a sus maltratadores.

Asimismo, el manifiesto denuncia que la "creciente precariedad laboral" que deriva del "modelo capitalista" actual se ensaña con las mujeres, sobre todo con las migrantes o las que proceden de entornos vulnerables, y reclama políticas públicas para evitar que estas personas caigan en la exclusión.

El texto también se ha referido a las encausadas por el procés, y ha pedido la "libertad de las presas políticas, el libre retorno de las exiliadas y la cancelación de todas las causas abiertas por haber ejercido el derecho a la autodeterminación" de Cataluña.

La movilización ha puesto el punto y final con las actuaciones musicales de grupos como Roba Estesa, Clika Pika, Heidi Ramírez y Monique Makon, entre otros.

Palma de Mallorca, Bilbao y Sevilla, las primeras marchas en arrancar

A las 12:30, la actividad se ha empezado a notar en Palma de Mallorca, una de las primeras ciudades españolas en arrancar la manifestación. A la vez, Sevilla también se iba despertando, siendo la capital andaluza una de las pocas ciudades españolas donde sí está convocada además una huelga laboral, de consumo y de cuidados.

En Bilbao, en torno a las 13:00 ya se notaba el discurrir de gente. La reivindicación de igualdad salarial y pensiones dignas marca la pauta en la ciudad vasca.

Las manifestaciones, con mayoría de mujeres, se han desarrollado en un tono reivindicativo y festivo, con presencia de batucadas o incluso de algunas chirigotas de Cádiz que apuran este fin de semana el "Carnaval chiquito" o "Carnaval de los jartibles", la continuación de la fiesta gaditana.

En las manifestaciones han participado dos ministros socialistas, la de Hacienda, María Jesús Montero, en Sevilla, y el de Justicia, Juan Carlos Campo, en Cádiz.

Durante la mañana ha habido cinco manifestaciones en capitales andaluzas (Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla), y esta tarde se han convocado en Málaga, Almería y Huelva, y en la de la capital andaluza, el Movimiento Feminista ha cifrado en 80.000 los asistentes frente a los 130.000 del año pasado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios