www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

LaLiga. El coronavirus se ceba con el Valencia: cinco contagiados

LaLiga. El coronavirus se ceba con el Valencia: cinco contagiados
Ampliar
domingo 15 de marzo de 2020, 17:13h
El club levantino fue el primero en tomar medidas de prevención en la competición española y ha sido el primero en sufrir el virus.

Ezequiel Garay ha pasado a la historia como el primer futbolista de LaLiga española que ha sido contagiado por el coronavirus. El central argentino, que se encuentra recuperándose de la operación por una rotura en el ligamento cruzado anterior de su rodilla, ha confirmado su estado de salud a través de las redes sociales. Ya sabía que no volvería a jugar al fútbol esta temporada, pero con lo que no contaba es con protagonizar este episodio tan inesperado.

Además, el Valencia, club en el que compite Garay, ha anunciado que entre los trabajadores correspondientes a la plantilla de Primera se han detectado ya cinco contagios por el virus de Wuhan. Aunque la institución no ha precisado los nombres de los enfermos, para resguardar la privacidad de los mismos, se ha filtrado que se trata de los futbolistas Gayá y Mangala, del delegado Paco Camarasa y del componente del equipo médico Julián Aliaga.

Así las cosas, el conjunto valenciano se ha destacado, muy a su pesar, como la víctima clara de la pandemia que ha esparcido el pánico por todo el planeta. La paradoja de este brete reside en que los levantinos fueron los primeros que tomaron medidas preventivas contra el coronavirus en el balompié nacional. No titubearon a la hora de cancelar las ruedas de prensa de jugadores y cuerpo técnico.

También decidieron imponer el cierre al público de los entrenamientos. Ya el pasado 28 de febrero se comunicó la suspensión de la rueda de prensa del entrenador Albert Celades, previa al partido que les enfrentaría al Betis, correspondiente a la Liga. Ese duelo se celebraría en Mestalla. Pero se prohibió el desarrollo de comparecencias previas y posteriores al envite. El motivo era el siguiente: se tenía constancia del registro de contagios entre los medios de comunicación que cubren el día a día del equipo.

A partir de ahí las precauciones se extremaron. Se perfiló un protocolo de actuación que sería seguido por la gran mayoría de los clubes que conforman LaLiga. Las sospechas en torno al nacimiento de los problemas se situó en el viaje a Milán, el 19 de febrero, para jugar contra el Atalanta, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Días después de aquella cita uno de los periodistas desplazados dio positivo.

Más allá de la goleada encajada ante el 'Papu' Gómez y compañía, los valencianistas aterrizaron con serias sospechas ante la posibilidad de desarrollar el virus que había impactado de forma contundente en el norte de Italia. El seis de marzo, en todo caso, competirían con público frente al Alavés, en Vitoria, otro de los lugares señalados como foco de contagio, esta vez en España. Ese traslado lo realizarían bajo el paraguas del aislamiento de la plantilla que se pudo llevar a cabo.

Y, por último, hubieron de recibir a la delegación de Atalanta en Mestalla, el 10 de marzo. Para acabar de zanjar su eliminación de la Champions y volver a acercarse a futbolistas que habitan en una zona realmente riesgosa relativa al virus de Wuhan. Se jugaría a puerta cerrada, abortando el desplazamiento de más de 2.000 seguidores del conjunto italiano.

Pero las medidas asumidas para eludir al COVID-19 se han demostrado insuficientes -o a destiempo-. Este domingo el club ha emitido un comunicado en el que se ha confirmado el positivo de técnicos y jugadores del primer equipo. Se ha especificado que todos ellos se encuentran en sus domicilios y con buen estado de salud. El resto de los trabajadores se han puesto en cuarentena. A la espera de la evolución que marque el paso de los días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios