www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Rally de México. Oiger se proclama campeón y afirma que "esta carrera no debía haberse disputado"

Rally de México. Oiger se proclama campeón y afirma que 'esta carrera no debía haberse disputado'
Ampliar
domingo 15 de marzo de 2020, 20:03h
El piloto estrenó sus triunfos con Toyota en el trazado azteca.

Sebastién Ogier ha demostrado este fin de semana que no conoce rivales en el trazado del Rally México. El francés se ha impuesto en la edición de 2020, celebrada en el estado de Guanajuato, en el centro del país. Para acumular ya seis entorchados aztecas e impulsar su candidatura al título del Campeonato Mundial, cuya tercera fecha ha correspondido a la prueba mexicana.

Con esta victoria, el piloto galo se queda a un triunfo en este rally de la marca firmada por su compatriota Sebastién Loeb, máximo ganador del Rally México, en siete ocasiones. Aunque haya susurrado que está planteándose con seriedad la jubilación después del final de este curso. El aficionado al automovilismo del país norteamericano bien podría haberse despedido de semejante astro.

Ogier venció, en esta oportunidad, al estonio Ott Tänak, del equipo Hyundai Shell Mobis (que acabó a 27.8 segundos del primero), y al finlandés Teemu Suninen, del M-Sport Ford (que finalizó a 37.9 segundos de Ogier). Tiempos que se vieron condicionados por la decisión de la organización de dar por zanjada la prueba eliminando la disputa de su último día, como medida de prevención ante la expansión del coronavirus. Y el creciente cierre de fronteras que complicaría el regreso a sus naciones de los pilotos participantes.

La comparecencia de prensa ofrecida por Patrick Suberville -director del Rally WRC México-, Yves Martín -director de Rally de la FIA- y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo -gobernador de Guanajuato-, en la que se confirmó la reducción de los kilómetros como reacción al crecimiento del virus de Wuhan, daría paso a la actividad de este sábado.

En ese día acontecería una sensacional remontada de Ott Tänak, vigente campeón en la carrera mexicana. Este centroeuropeo había cerrado en la cuarta plaza la etapa de viernes, pero ajustó su rendimiento para finalizar tercero en el ejercicio sabatino, sólo por detrás del finlandés Teemu Suninen y del patrón llamado Sebastién Ogier. El francés metió, en esa actividad, 34.9 segundos al estonio y 28.3 al finés.

Mas, no se daría por vencido un Tänak que en la SS18 alcanzó la segunda plaza -conquistó el tramo y se colocó a sólo 27,4 segundos del líder, que firmó la tercera posición coyuntural-. En esa especial se caería del podio Suninen. Y el autódromo de León se pondría en pie durante la SS19 y SS20, cuando Tänak corrió en paralelo a Suninen para cerrar huecos y certificar la segunda plaza postrera, del mismo modo que en el Rally de Suecia.

Al término del evento, Ogier se sinceró sobre las sensaciones vividas en semejante contexto. "Esta victoria se siente completamente diferente a las demás, porque este rally no debería haberse disputado. Proteger la vida humana debe estar por encima de cualquier otro interés, también por encima de las carreras. Si ponemos a los aficionados aquí en peligro, esta victoria no tiene valor", argumentó.

El legendario piloto, en la conferencia de prensa posterior a la celebración en el podio, expuso que "estoy preocupado por la situación mundial en este momento. Es difícil concentrarse cuando las personas pueden estar luchando por su vida. Hay cosas mucho más importantes. Con la situación empeorando, fue una decisión correcta anular la última etapa".

"Sin duda, hubiéramos preferido celebrar nuestra primera victoria con Toyota en un contexto diferente y poder celebrarlo, porque ha sido definitivamente una victoria extraña. Básicamente no quería correr. Me he convencido de hacerlo y he hecho mi trabajo, pero espero que no hayamos causado ningún daño aquí a nuestros amigos en México. Tuvimos mucho apoyo, como siempre aquí. Pero con todos los aficionados que había, no firmar autógrafos o no darles fotos. Realmente no entendían nada", añadió.

Y se despidió reconociendo que "la gente vio dese el jueves que no me sentía bien". "Todos los días la situación en el mundo está cambiando. Recibí algunas noticias el miércoles por la noche y no dormí. Y, luego, el jueves, me costó mucho empezar a competir. No estaba haciendo el trabajo como debía. Entonces me dije a mí mismo: 'Está bien, hacemos el rally'. El viernes me sentí mucho mejor y el coche fue perfecto todo el fin de semana. No tuvimos ningún problema y nos llevamos la victoria. Una vez más, Julien y yo nos sentimos bien aquí en México. Definitivamente tenemos una conexión especial con este lugar", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios