www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

El COI y Japón, al límite: el atletismo y la natación de EEUU piden #Tokio2021

El COI y Japón, al límite: el atletismo y la natación de EEUU piden #Tokio2021
Ampliar
sábado 21 de marzo de 2020, 19:58h
El pujante sección del deporte mundial pone contra las cuerdas al país nipón y al organismo olímpico.

El Comité Olímpico Internacional, Japón y las multinacionales implicadas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están empujando, sin mirar a los lados o atrás, para que el evento deportivo se dispute en los términos, condiciones y fechas firmadas. Aunque el coronavirus haya asolado China, esté capturando la vida de Europa y amenace, pronto, con contaminar también la existencia en América -la anglosajona y la latina-.

El conflicto de intereses entre los organizadores de la cita olímpica y el resto del planeta no sólo no se ha extinguido, sino que se ha agudizado con la multiplicación de la gravedad del impacto del virus de Wuhan en la masa social planetaria. A pesar de las quejas de multiplicidad de deportistas y federaciones -como es el caso español, debido a que en nuestro país los atletas han de guardar cuarentena y no podrán entrenar del mismo modo que, por ejemplo, los chinos, quienes ya están reiniciando su actividad-, los organismos que salivan con los beneficios que les podría facturar la urbe nipona han podido cerrar sus orejas.

Hasta este viernes, fecha en la que la federación estadounidense de natación (USA Swimming) se ha plantado. Esa delegación, que ha pulido a algunos de los mejores deportistas de todos los tiempos, ha solicitado al Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) que reclame el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Al menos, por un año. El mismo reclamo que la federación de atletismo, que este sábado se ha unido a la exigencia. Propulsando el hashtag #Tokio2021.

Como en España, los distinguidos nadadores no pueden entrenar y partirán por debajo de la competitividad necesaria en relación con sus rivales asiáticos. Tim Hinchey III, dirigente máximo de la natación estadounidense, ha enviado una carta a la presidenta del USOPC, Sarah Hirshland, con el fin de hacer entender la dimensión deportiva y social del problema.

"Como líder de nuestros 400.000 miembros y muchos de los principales campeones olímpicos del mundo, me siento obligado a hablar sobre los Juegos Olímpicos pendientes en Tokio en julio de 2020. Nuestra principal prioridad en USA Swimming ha sido, y seguirá siendo, la salud y la seguridad de nuestros deportistas, entrenadores, personal, voluntarios y otros miembros", argumenta el texto.

Y prosigue ampliando su análisis de la situación de este modo: "A medida que esta pandemia mundial ha ido creciendo, hemos visto cómo el mundo de nuestros deportistas se ha puesto patas arriba y cómo se esfuerzan por encontrar formas de seguir preparándose y entrenándose, muchos de ellos para la mayor oportunidad competitiva de sus vidas".

"Nuestros nadadores de clase mundial siempre están dispuestos a competir con cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar. Sin embargo, seguir adelante en medio de la crisis sanitaria mundial este verano no es la respuesta. Lo correcto y responsable es dar prioridad a la salud y la seguridad de todos y reconocer adecuadamente el costo que esta pandemia mundial está cobrando en los preparativos deportivos. Ha trascendido las fronteras y ha causado estragos en poblaciones enteras, incluidas las de nuestros respetados competidores", sostiene el mandatario.

Y la argumentación avanza con una crudeza clara. "Todo el mundo ha experimentado perturbaciones inimaginables, apenas unos meses antes de los Juegos Olímpicos, lo que pone en tela de juicio la autenticidad de un campo de juego igual para todos. Los nadadores están bajo una tremenda presión, estrés y ansiedad, y su salud mental y bienestar deberían estar entre las más altas prioridades. Es con la carga de estas serias preocupaciones que solicitamos respetuosamente que el Comité Olímpico y Paralímpico de los Estados Unidos abogue por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por un año", escribe Hinchey.

"No hay respuestas perfectas, y esto no será fácil; sin embargo, es una solución que proporciona un camino concreto hacia adelante y permite a todos los deportistas prepararse para unos Juegos Olímpicos seguros y exitosos en 2021. Instamos a la USOPC, como líder dentro del Movimiento Olímpico, a que use su voz y hable en nombre de los deportistas", finaliza. En el primer documento que golpea a la línea de flotación del COI y de Japón de verdad.

¿Se imaginan que no acuda a Tokio 2020 una delegación que ha fabricado a mitos del olimpismo como Michael Phelps (23 oros olímpicos), Ryan Lochte (seis oros) Katie Ledecky (cinco oros), Missy Franklin (cinco oros), Aaron Peirsol (cinco oros), Allison Schmitt (cuatro oros) y los prometedores Ryan Murphy (tres oros) y Caeleb Dressel (dos oros)? Para calibrar la dimensión del vacío, cabe recordar que en Río 2016, la cita olímpica precedente, Estados Unidos ganó el oro en 16 competiciones de natación. Una barbaridad con potencia real para presionar a quien sea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios