www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Pedro Sánchez no asume la factura de paralizar España

domingo 29 de marzo de 2020, 08:22h

En su enésima comparecencia desde el plasma de La Moncloa y en su enésima rectificación, Pedro Sánchez ha anunciado que desde este lunes hasta el 9 de abril, España paralizará toda actividad que no sea fundamental, un “cierre total” de las empresas, salvo las consideradas esenciales. El endurecimiento de las medidas de aislamiento social había sido rechazado hasta ahora por el Gobierno al considerar que era innecesario, pese a la exigencia de buena parte del arco parlamentario, desde el PP, Ciudadanos y Vox hasta Más País.

Sin duda, la medida frenará aún más la movilidad y, por tanto, contribuirá a frenar la propagación del coronavirus. Y en estos momentos, resulta imprescindible anteponer la salud a cualquier otra consideración. Pero el presidente ha anunciado la decisión por sorpresa y sin consultar a la patronal ni a los sindicatos. Y lo que es peor, pretende que las empresas corran con los gastos de la paralización productiva al mantener el calendario del pago de los impuestos, además de asumir el coste del permiso retribuido de 15 días que incluye la nueva medida.

Según la CEOE, la decisión "condena a las empresas, especialmente las pequeñas y medianas". Y cuanto más se paralice la actividad empresarial más larga será la recesión y más difícil volver a crear empleo si, además, se impide el ajuste de las plantillas en estos días de desplome de ingresos. Como ha declarado el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, “ya hay medio millón de pequeñas y medianas empresas que temen el cierre definitivo de su negocio por la crisis y la falta de medidas de alivio”.

La nueva medida parece ser necesaria para frenar la propagación del coronavirus. Pero la productividad, el consumo y el empleo van a sufrir un duro golpe, que aún será más duro si el Gobierno, como busca Pedro Sánchez, no asume el coste de la paralización empresarial, pese a ser una medida de fuerza mayor. El presidente pretende que el desplome productivo le salga gratis para imponer la desorbitada subida de impuestos que contemplan los presupuestos capitaneados por Podemos. Mientras, implora ayudas a la UE, que no parece estar dispuesta a financiar el populismo económico de este Gobierno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.