www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COVID-19

Trump, tocado: el epidemiólogo jefe de EEUU predice hasta 200.000 muertos por el coronavirus

Trump, tocado: el epidemiólogo jefe de EEUU predice hasta 200.000 muertos por el coronavirus
Ampliar
domingo 29 de marzo de 2020, 22:04h
Según la inercia y los datos que se han ido recopilando, el cálculo más optimista habla de 100.000 fallecidos por la pandemia global.

La función presidencial de Donald Trump en estos días se ha anudado. El magnate confesó a primera hora del sábado estadounidense lo siguiente: "Nos gustaría ver una cuarentena en Nueva York, porque es un punto caliente -Nueva York, Nueva Jersey y puede que uno o dos lugares más, algunas partes de Connecticut-. Estoy pensando en eso ahora. Puede que no lo hagamos pero hay una posibilidad de que en algún momento hoy impongamos una cuarentena".

Por vez primera desde la irrupción del coronavirus en Estados Unidos, el mandatario aparentaba tomarse en serio el peligro de un desborde de la pandemia global en su territorio. A pesar de haberse tomado a chiste el caso en los primeros coletazos, llegando a tildarlo de "gripecilla", el dirigente se mostraba, al fin, alineado con la Organización Mundial de la Salud y países como India o China, amén de la Unión Europea.

Su idea había pasado de hacer volver a funcionar la economía del país cuanto antes, desconvocando la cuarentena que habían impuesto 17 estados, a tomar el mando y asumir su rol como titular de la Casa Blanca, emitiendo una orden federal para que el epicentro del virus de Wuhan en Norteamérica se clausurara, por mor de poner coto a los contagios y a la cifra de fallecidos. En ese momento, su país ya había superado los 100.000 infectados, colocándose en la cima mundial.

Pero el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, entró con todo contra lo que consideraba una injerencia estatal a la libertad de su región y a la libertad individual de las personas. El gestor declaró contra la postura sólo susurrada por Trump que imponer el confinamiento "sería un caos y un tumulto, además de una declaración de guerra a los estados". Así de duro se mostró Cuomo, aliado de los consejeros presidenciales que anteponen el fluir económico a los problemas sanitarios de su sociedad.

Finalmente, en la conclusión de la jornada sabatina, el magnate tomó la palabra para tranquilizar al regidor de Nueva York. "Bajo la recomendación del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca, y tras consultas con los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, he pedido a los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) que emitan un fuerte aviso de viaje, que será administrado por los gobernadores, de acuerdo con el Gobierno Federal. No será necesaria una cuarentena", escribió en Twitter.

La amenaza de actuación presidencial quedó en una limitación de los viajes de los residentes de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, a los que se les instaba a realizar los desplazamientos por el país que fuera, únicamente, absolutamente necesarios. Nada más. En esa postura quedó el acercamiento de Trump a la lógica dictada por la OMS y los expertos en la materia pandémica de la comunidad internacional.

Y la guinda a los ardores de Donald ha arribado este domingo. El principal epidemiólogo del Gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, pronosticó que el número de muertos por coronavirus en el gigante americano podría llegar a los 200.000 fallecidos. Mirando lo que estamos viendo ahora, saben, diría que entre 100.000 y 200.000 (muertos), pero no quiero sujetarme a eso", expuso en una entrevista con la televisión CNN.

El miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca frente al coronavirus y el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas puso, como listón optimista, un monto de 100.000 muertos. Eso sí, trató de maquillar las conclusiones sacadas de su experiencia y conocimientos de este modo: "Cuando los modelos entran en juego, ofrecen el peor escenario y el mejor. Generalmente, la realidad se queda en algún punto intermedio. Nunca he visto un modelo de enfermedades con el que haya tratado donde el peor escenario se haya dado. (Este) Siempre se pasa por encima".

Fauci también se pronunció por los titubeos de Trump a la hora de imponer una cuarentena a los estados de Nueva York, Nueva Jersey y partes de Connecticut. "Tras discusiones con el presidente, dejamos claro y él estaba de acuerdo que sería mucho mejor hacer lo que se llama 'un aviso fuerte", resumió, tras reconocer que en esas conversaciones se registraron "discusiones intensas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.