www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA FRONTERA

Los templos cerrados pero la Iglesia sigue abierta

sábado 04 de abril de 2020, 19:14h

¿Dónde están los curas ahora? ¿Qué hacen si las parroquias están cerradas? Estas son preguntas que me han llegado estos días por personas que intentan desprestigiar a una institución, la Iglesia, que sigue abierta, a pesar de que los templos estén cerrados.

En esta semana muy dura que hemos vivido y que comenzó con el décimo quinto aniversario de la muerte de san Juan Pablo II y termina con el domingo de Ramos, la Iglesia sigue viva ante la pandemia del coronavirus y nos invita a vivir la Semana Santa en clave de fraternidad con todos los afectados.

Para ello la Conferencia Episcopal Española y Cáritas nos invitan a vivir un Jueves Santo especial, bajo el lema “la fraternidad alumbra la esperanza”, con un gesto como encender una vela en el momento de compartir la cena, acompañado de una oración-bendición. Este gesto nos ayudará a sentirnos más unidos entre nosotros, más en común. Al encender una vela, nos unimos, asimismo, en comunidad fraterna y alumbramos la Pascua que esperamos.

También Cáritas ha lanzado la campaña “Cada gesto cuenta”. Un compromiso de apoyo económico para apoyar las necesidades más urgentes de las personas en situación más vulnerable.

Dentro de la llamada que Cáritas y la Conferencia Episcopal hacen para vivir este año la jornada del Amor Fraterno potenciando el valor de la acogida, queremos recoger algunas actitudes que pueden ayudar a vivir el amor fraternal:

  • Mirada atenta para descubrir la necesidad del otro, comenzando por aquellos con quienes compartimos el hogar y el confinamiento.
  • Humildad para reconocer la propia vulnerabilidad y acoger el cariño y la cercanía del otro.
  • Ayuda mutua. Es la hora de una fraternidad inteligente, ejemplar y creativa para superar el individualismo y descubrir que nos necesitamos todos.
  • Compasión. Sentir con el otro y estar al lado compartiendo desalientos y esperanzas.
  • Responsabilidad para cuidarse y cuidar al otro, asumiendo las consecuencias de las propias acciones.
  • Gratuidad. Amar es dar, es dar-se, ofrecer lo que soy y tengo, aunque parezca insignificante.
  • Acompañar como expresión del amor hecho servicio generoso, entregado y cercano.
  • Orar contemplando a Cristo en su Cruz y mirando con ternura a todos los que sufren.
  • Esperanza, la que viene de Cristo resucitado, que ilusiona y abre al futuro porque con la Pascua llegan días de salvación y alegría.

La Iglesia está abierta y sigue viva. El Papa nos sigue dando el ejemplo diario, como hizo en una homilía esta semana en una Eucaristía celebrada en Santa Marta. “que la Iglesia acoja a los sintecho”. Al comenzar su plegaria inicial, siempre vinculada a la pandemia del coronavirus, FRANCISCO rezó por el sufrimiento de los sintecho, en tanto que no tienen un hogar en este tiempo de cuarentena. “Que la sociedad se dé cuenta de esta realidad”.

Este domingo de Ramos, Jesús entrará en nuestra Jerusalem particular, en nuestros corazones con alegría, para después entregarse a todos para que podamos vivir la Pascua de Resurrección con una Iglesia viva y siempre presente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios