www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COVID-19

Vigila más que nunca la vista de los niños durante el confinamiento

Vigila más que nunca la vista de los niños durante el confinamiento
Ampliar
miércoles 15 de abril de 2020, 20:54h

Hoy más que nunca tenemos que estar atentos a la salud visual de los niños. Sobre todo porque el confinamiento decretado por el Gobierno les obliga a permanecer en casa sin posibilidad de salir a jugar al exterior. Por lo tanto, el ocio digital se vuelve más predominante con los riesgos que ello entraña.

Lo cierto es que a finales del año pasado, el Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas de Cataluña (COOOC) ya alertó de que alrededor del 30 % de los menores de 8 años usaba el móvil a diario. Una mala costumbre que podría haber tenido repercusiones en su visión pues la miopía se había visto incrementada en 1,75 dioptrías en los cinco últimos años.

Ahora, tras un mes en casa, los pequeños se ven más que nunca a merced de las pantallas para distraerse e, incluso, para seguir las tareas que les asignan desde el colegio. Además, muy pocos tienen la oportunidad de jugar en un espacio abierto, como un jardín o una amplia terraza, para disfrutar de la luz solar y ejercitar la visión lejana. Esta falta de uso de la visión de los objtos lejanos bloquea el alargamiento del globo ocular y, por lo tanto, favorece la irrupción de la miopía.

Cabe destacar que múltiples estudios, como el firmado por la Universidad Nacional de Australia en Canberra, aseguran que los niños necesitan pasar alrededor de tres horas al día bajo niveles de luz cercanos a los 10.000 lux para protegerse de la miopía. Algo que –en la situación actual– es prácticamente imposible para la mayoría de los escolares.

En suma, si no somos precavidos podemos encontrarnos con una auténtica epidemia de miopía en los ojos de los más pequeños cuando concluya el confinamiento.

Aunque no solo debemos preocuparnos por la miopía, sino también por problemas visuales como el astigmatismo que quizás sea el menos conocido, a pesar de que la población infantil no se libra de padecerlo y que les ocasiona constantes problemas, sobre todo al tratar de leer la pizarra.

En este caso hablamos de una alteración de la vista ocasionada por una irregularidad en la curvatura de la córnea, que aparece achatada por los extremos cuando debería mostrarse redondeada. Esto repercute en una mala visión con imágenes distorsionadas ya sea de los objetos lejanos como de los cercanos. Sin ir más lejos, se achaca el 30 % del fracaso académico a este defecto en la visión.

No obstante, si echamos un vistazo a los adultos, observaremos que estos tampoco se escapan de problemas como el astigmatismo. Así, en Castilla y León un 31,2 % de la población presenta este problema. Por su parte, los cántabros, con un 15,4 % de afectados, viven en la región con menor número de astígmatas. Además, parece que el sexo importa, ya que ellas tienen más predisposición a padecer este defecto en la visión con un porcentaje del 36 %. Ellos, en cambio, se quedan en el 32 %.

En suma, la vista debemos cuidarla especialmente durante el confinamiento, sobre todo la de los más pequeños que son los que más la están sufriendo durante este sacrificio sin precedentes. Por lo tanto, procura que se entretengan alejados de las pantallas. Además, si tienes la posibilidad de que jueguen en un pequeño espacio exterior, anímalos a que salgan a distraerse bajo el sol. Su vista lo agradecerá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios