www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Nairo Quintana lanza una bomba: culpa a un compañero de Movistar de perder el Tour 2015

Nairo Quintana lanza una bomba: culpa a un compañero de Movistar de perder el Tour 2015
Ampliar
martes 28 de abril de 2020, 17:10h
El corredor colombiano ha reaccionado a las críticas emitidas desde el escuadrón español.

El Movistar Team se encuentra, como la gran mayoría de los escuadrones ciclistas, quemando páginas del calendario entre la incertidumbre y la pauta de entrenamientos individuales para sus corredores. El escuadrón español está implementando sesiones de fuerza y trabajo en el rodillo, bajo la batuta de Mikel Zabala. La idea es que los corredores no pierdan la forma del todo y vayan sembrando un fondo que les valga para fijar su pico de rendimiento en el último tercio del año. Con la meta puesta en ese 29 de agosto, día en el que arrancará el Tour de Francia.

La tecnología permite a Zabala usar los datos que les envían los rodillos para interactuar online y organizar sesiones telemáticas en grupo. Esta variante de las prácticas está más dirigida a aquellos que residen en España, pues en la plantilla cuentan con ciclistas que tiene permitido salir a la carretera al vivir en países como Estados Unidos o Alemania. El objeto, sea como fuere, es ir acrecentando la intensidad a medida que se acerque el final del confinamiento. Llegando a las 20 horas semanales de rodillo, en algunos casos.

Mas, en paralelo se están detonando explosiones relativas al pasado más cercano del equipo. La emisión del documental 'El día menos pensado' ha dejado tras de sí un reguero de recelos dentro del núcleo de la formación navarra. Corroborando que la tricefalia no era una buena idea. Mikel Landa quizá haya sido el que peor ha salido de la publicación de esa cinta durante este tramo de cuarentena.

Pablo Lastras, antiguo corredor y actual director deportivo, dijo del alavés que quiere ser el jefe de filas de un equipo y que trabajen para él "pero al final o lidera nada". Las imágenes muestran de forma explícita el hartazgo al que llegaron tanto Landa como Nairo Quintana con la pérdida de galones en favor de Alejandro Valverde. Los dos llegaron a quitarse los auriculares a través de los que sus jefes del daban órdenes. Y 'El Bala' se jactaba de su estado de forma embarrando la imagen de sus compañeros.

Pues bien, Lastras también ha tenido palabras para Richard Carapaz, la gran revelación del Movistar. El ecuatoriano ganó, contra todo pronóstico, el Giro de Italia y acabó fichando por el poderoso Ineos de Chris Froome. Justo antes de haberse caído en una carrera en la que participó sin habérselo comunicado al equipo y que le impediría participar en la Vuelta a España -cita en la que iba a correr como candidato al título-. "Le habrán pagado más de lo que le podíamos pagar aquí, pero se precipitó porque ese año había dinero. Su futuro no me preocupa. No ha mostrado lealtad y a un tío que no es leal no le quiero en mi equipo", resumió Lastras.

Eusebio Unzue, el patrón del conjunto español, ha tenido que matizar las palabras de su subordinado sobre un corredor ecuatoriano que en cuanto supo de los insultos recibidos se revolvió, como no podía ser de otro modo. El arquitecto del paroxismo de Miguel Induráin volvió a la radio, a El Leñero, para tratar de aclarar que en el Movistar no se le dio más que cariño a Carapaz. Del mismo modo que aseguró que Chris Froome habría perdido con Nairo Quintana en el Tour si no hubiera estado protegido por el imperial Sky.

Pero ese capote llegó tarde por parte de Unzue. Porque el ciclista colombiano, ganador del Giro 2014 y de la Vuelta 2016, ha podido levantar el vuelo con triunfos en el Arkéa-Samsic. Y desde esa posición ha repetido en múltiples oportunidades que no se sentía cómodo compartiendo mandato con Landa y, sobre todo Valverde. Tanto él como el vasco acusaron a esa estrategia de ser la culpable de su bajo rendimiento en 2019 y de su posterior fuga hacia otros escuadrones extranjeros.

Y, para más inri, Quintana -que fue la gran apuesta de Unzue hasta el pasado curso- ha soltado la lengua para comunicar con nitidez sus sentimientos sobre la etapa vivida defendiendo el maillot del Movistar. Recuperando, como el mencionado documental, episodios que no dejan en buen lugar a la dinámica de la estructura de origen navarro. En concreto, el escalador cafetero le ha dicho a la ESPN que no ganó el Tour de 2015 por culpa de uno de sus compañeros. Sin dar nombres. Destapando la rumorología.

Nairo recordó la situación siguiente: la penúltima etapa de aquella edición de la Grande Boucle concluía en un final en alto en el mítico Alpe D'Huez. Ganaría el francés Thibaut Pinot, pero el interés estaba centrado en la batalla por la general. Y en ese apartado, el ciclista americano partía con una desventaja de 2:38 minutos con respecto a Froome. Acabaría recortando 1:20 minutos. Un margen insuficiente.

"En aquella etapa de Alpe d'Huez teníamos una estrategia. Hay compañeros que trabajaron muy bien y otros no. Hubo un momento en que, y él lo sabe, que por ese corredor, fue imposible ganar el Tour", denunció ante los micrófonos. Y sentenció así sus sensaciones: "Lo recuerdo como un día triste, porque perdí la oportunidad. Lo di todo. El equipo hizo un trabajo excepcional, con un gran Anacona en la última parte de la etapa".

La memoria y la hemeroteca apuntan de forma cristalina a Alejandro Valverde como ese compañero que, según Quintana, torpedeo su ascenso a la gloria francesa. El murciano acabaría en el podio de París y la ambición individual podría haber minado el objetivo global del equipo. Empezaba la bicefalia. En aquella etapa el todoterreno español -tan deseoso como impotente siempre para ganar el Tour- atacó. Lo hizo en la Croix de Fer antes de unirse con el colombiano. Ese movimiento provocó que Froome les capturara. Y que el británico alzara los brazos en los Campos Elíseos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios