www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez aboca a España a la ruina y al rescate de la UE

miércoles 29 de abril de 2020, 14:09h

El plan de desescalada de la cuarentena que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propuso este martes ha desatado la absoluta indignación, estupefacción e incertidumbre por el futuro entre todos los sectores cuya actividad se desarrolla de cara al público. La falta de concreción de las medidas de seguridad que se les exigirá y la ausencia de ayudas que acompañen la aparatosa vuelta a la normalidad, ha motivado airadas reacciones en el comercio y la hostelería, enormemente castigados por las restricciones de un estado de alarma que ya se prolonga hasta el mes y medio de duración y que ha dejado las cuentas de muchos negocios en una situación insostenible.

De ruina califican los empresarios de la hostelería la situación a la que el Gobierno les está abocando con las draconianas medidas que se les exige para retomar su actividad tras un cierre total por la epidemia de coronavirus. La falta de claridad sobre el marco legal con el que tendrán que bregar empresarios y trabajadores pone en cuestión la propia supervivencia de un tercio de los negocios.

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha sido uno de los que se han expresado de una manera más clara y contundente: “Por dignidad, la hostelería no puede abrir de ninguna manera en estas condiciones. Denuncia la total oscuridad sobre el futuro de los ERTE, con una cláusula del mantenimiento del empleo durante seis meses que no saben si seguirá vigente, la ausencia de medidas que faciliten la financiación de los pequeños locales y, ante todo, la falta de rentabilidad de un negocio que se verá reducido a un tercio de su capacidad por ley en el momento más difícil.

Incluso en momentos ya más avanzados de la estrategia de vuelta a la actividad, los restaurantes y pequeños comercios tan sólo podrán utilizar el 50% de su capacidad total, lo que llevará a la quiebra a muchos de ellos.

El Estado llega exhausto por la deuda que arrastra, del 95% del PIB. Si a eso añadimos una actividad empresarial taponada y con un futuro lleno de obstáculos insalvables, un paro creciendo a un ritmo inédito, el desembolso de prestaciones por desempleo, prestaciones por ERTE, nóminas de funcionarios y pensiones, nos encontramos con una situación insostenible, que aboca a España a pedir el rescate de la Unión Europea, ante la negativa de Alemania y otros países de emitir coronabonos. De nuevo, el país se acerca a la ruina, por la mala gestión del Gobierno socialista de Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(0)

+

2 comentarios