www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

El PSG es campeón sin jugar y en Italia se duda sobre la reanudación

El PSG es campeón sin jugar y en Italia se duda sobre la reanudación
Ampliar
jueves 30 de abril de 2020, 16:43h
La Serie A ha afirmado someterse a lo que paute el Gobierno. Del mismo modo, en Alemania también se baraja la posibilidad de dar por finalizada su liga.

El fútbol europeo no acaba de localizar certezas, más allá de algunos casos excepcionales. La Premier League ya tiene a sus equipos entrenando, Portugal quiere reanudar la competición antes de junio y LaLiga ya cuenta con la luz verde gubernamental para poder implementar una hoja de ruta que devolvería el balompié a los aficionados a mediados de junio. Pero, más allá de estos casos, no está nada claro que se pueda cumplir el mandato de la UEFA y de la asociación de clubes.

Uno de los países que se han negado a poner por delante lo económico a la salud en lo relativo al fútbol es Francia. El Ejecutivo galo decidió esta semana que las competiciones deportivas profesionales no volverían a tener lugar hasta septiembre, provocando que la temporada 2019-20 quedara finalizada de inmediato. Así, la Ligue 1 sucumbió. Le tocaba, entonces, a la Liga de Fútbol Profesional gestionar la situación.

Ese organismo ha anunciado este jueves que acepta la orden del Gobierno encabezado por Emmanuel Macron y que proclama campeón liguero al París Saint-Germain. Los capitalinos lideraban la tabla en el momento de la paralización provocada por el coronavirus, con un colchón de 12 puntos con respecto al segundo, el Olympique de Marsella. De este modo, los parisinos suman su noveno entorchado liguero, la tercera consecutiva y la séptima desde que Catar tomó los mandos del club.

La Asamblea celebrada por la LFP propuso que PSG, Marsella y el Rennes sean los equipos clasificados para la próxima edición de la Liga de Campeones. Aunque el coloso de financiación catarí haya proclamado que este año quiere seguir en la Champions, aunque tenga que jugar en el extranjero -del mismo modo, el Olympique de Lyon le va ganando los octavos de final a la Juventus-. Y se fijó como criterio clasificatorio los puntos por partido logrados por cada club, para evitar perjuicios a aquellos que tenían partidos aplazados. En consecuencia, descenderían el Amiens y el Toulouse y subirían el Lorient y el Lens.

La polémica circunda al Lyon, vivo como se ha dicho en la presente edición de la Liga de Campeones, pero que quedaría fuera de toda competición europea por vez primera desde la temporada 1996/1997, pues es séptimo en la tabla liguera. Y si se disputan las finales de la Copa de Francia y de la Copa de la Liga, que clasifican a la Europa League, se harían con esa plaza el cuarto, quinto y sexto de la clasificación, escaños que corresponden, respectivamente, al Lille, el Reims y el Niza.

Por otro lado, siguen las turbulencias en la Serie A. El presidente de la Liga, Paolo Dal Pino, ha tenido que doblegar su voluntad de reanudar la competición ante lo susurrado por el Gobierno italiano. El ministro de Deporte, Vincenzo Spadafora, ha solicitado al mundo del fútbol "acabar ya con las polémicas" para fijarse en el interés común. Llevan semanas peleando entre los actores principales del calcio -Serie A, federación y sindicato de futbolistas- y el Ejecutivo parecería haberse cansado. En un país en el que el balompié es fundamental.

En ese contexto, el gerente de la Liga ha reconocido que "como todos los italianos desearíamos volver a trabajar y a vivir nuestra vida lo antes posible. Es normal que la Liga de la Serie A quiera que se juegue al fútbol, sería absurdo negarlo. Si será posible hacerlo respetando las reglas, bien. De no ser posible, respetaremos las decisiones del Gobierno".

"Aprecio las palabras del ministro del Deporte (Vincenzo) Spadafora, por parte de la Liga de la Serie A siempre ha habido disponibilidad a colaborar en el interés del fútbol y del deporte en general. Estamos seguros de que el trabajo del ministro del Deporte apunta al bien común. Es un momento tremendo para el país y para el mundo, solo unidos y compactos podremos salir adelante", añadió. Y rubricó su interevención destacando que "el ministro del deporte puede estar seguro de que queremos colaborar y que mi sintonía con el presidente federal Gravina es total.

Por último, la Liga Alemana de Fútbol (DFL) ha anunciado que empezará este jueves a practicar el test del coronavirus a todos sus futbolistas, en una medida enmarcada dentro de la fase previa de la reanudación de la temporada. Se ha fijado que los duelos sean a puerta cerrada para la Primera y Segunda división de la Bundesliga. Esas pruebas son la condición previa y fundamental, teniendo que efectuar al menos dos para cada uno de los futbolistas para descartar un contagio. Y en los medios se especula con un hipotético regreso de los partidos el 9 de mayo.

Pero, ojo, no se ha pronunciado ni el Gobierno de la canciller Angela Merkel ni las autoridades de los "Länder". Los órganos que rigen el fútbol han llegado al consenso, mas falta el permiso político. Merkel y los líderes regionales -que son quienes han de implementar las restricciones, según las necesidades de cara región- mantiene reuniones periódicas para ir actualizando el balance de situación. Por lo que la Bundesliga podría esperar a ser atendida, en pleno problema sanitario nacional.

Asimismo, las críticas no han faltado por parte de los políticos que creen precipitado el regreso del fútbol profesional. Los cálculos ofrecidos por la Liga Alemana de Fútbol dispararían los test necesarios hasta los 20.000 análisis, pues habría que certificar que no están contagiados futbolistas, miembros del equipo técnico y del personal de los estadios de cada uno de los más de 30 equipos que componen el profesionalismo futbolístico germano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios