www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La prórroga del estado de alarma, en manos de Pablo Casado

lunes 04 de mayo de 2020, 08:10h

El PP tiene en su mano que el Congreso de los Diputados apruebe o rechace la cuarta prórroga del estado de alarma. Ante las muchas presiones a favor y en contra, Pablo Casado duda. Tanto él como la mayoría de españoles, aborrece el abuso de poder que Pedro Sánchez hace de la ley. Pero el jefe de la Oposición teme que el voto en contra de su partido suponga que acabarían todas las restricciones con el riesgo de que se acelerara la expansión del coronavirus. Hay, sin embargo, una alternativa: aplicar la ley de salud pública.

Según el artículo 1, “esta ley tiene por objeto establecer las bases para que la población alcance y mantenga el mayor nivel de salud posible a través de las políticas, programas, servicios, y en general actuaciones de toda índole desarrolladas por los poderes públicos, empresas y organizaciones ciudadanas con la finalidad de actuar sobre los procesos y factores que más influyen en la salud, y así prevenir la enfermedad y proteger y promover la salud de las personas, tanto en la esfera individual como en la colectiva.

La salud pública es el conjunto de actividades organizadas por las Administraciones públicas, con la participación de la sociedad, para prevenir la enfermedad así como para proteger, promover y recuperar la salud de las personas, tanto en el ámbito individual como en el colectivo y mediante acciones sanitarias, sectoriales y transversales.”

Con la aplicación de esta ley, el Gobierno podría tomar las mismas medidas de aislamiento social y de prevención de la pandemia, pero impediría que Pedro Sánchez siguiera actuando como un dictador. Pablo Casado teme, sin embargo, que si el PP vota en contra impidiendo la prórroga del estado de alarma, el Gobierno en pleno le acusara de ser el responsable de la posible expansión del coronavirus. Según fuentes del PP, el líder de la Oposición parece inclinarse por la abstención, lo que supondría la aprobación de la prórroga del estado de alarma. No le va a resultar fácil tomar una decisión, pues en su propio partido hay división de opiniones.

Sin embargo, entre sus militantes y los miembros del PP hay unanimidad en que Pablo Casado no pude dar otro cheque en blanco a Pedro Sánchez para que siga abusando del poder que le otorga el estado de alarma. En todo caso, puede abstenerse a cambio de comprometer al presidente del Gobierno a pactar previamente la próxima prórroga antes de anunciarla por televisión. Y advertir a Sánchez en el debate de este miércoles que si no cumple con ese compromiso, el PP votará en contra cuando intente acaparar por quinta vez el mando único.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios