www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

La desescalada fracasa en el primer día: sólo el 20% de los comercios abrió sus puertas
Ampliar
(Foto: EFE/Mariscal)

La desescalada fracasa en el primer día: sólo el 20% de los comercios abrió sus puertas

martes 05 de mayo de 2020, 09:29h

Este lunes arrancó en España la fase 0 de la desescalada. Una etapa que permite al pequeño y mediano comercio volver a abrir sus puertas al público desde que fueron cerradas el pasado 24 de marzo. Pero los condicionantes, que varían según el sector, han provocado un escaso éxito en la reapertura.

Según la Confederación Española de Comercio (CEC), un 15 por ciento del comercio en España volvió a la actividad este lunes. Un porcentaje que varía su horquilla por actividad. La que más, las peluquerías, con un porcentaje en torno al cincuenta por ciento. La que menos, la hostelería, sólo con con 3 por ciento de nuevas persianas subidas. Entre medias, el comercio minorista, con un porcentaje del veinte por ciento.

La esperanza del sector, reflejada en los comunicados de la CEC, las Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) es que ese porcentaje vaya creciendo hasta el próximo lunes 11, momento en el que se pasará a la fase 1 de desescalada y se ampliarán las condiciones para la apertura.

En fase 0, pueden abrir establecimientos de menos de 400 metros cuadrados, siempre y cuando puedan asegurar una atención al cliente con cita previa. La intención: un trabajador por cliente sin salas de espera y al que se le pueda garantizar la distancia mínima de seguridad o se le atienda mampara mediante. Además, se permite la recogida en local de productos para llevar, único supuesto en el que entra la hostelería. La clientela sólo puede provenir del mismo municipio del local, ya que no están permitidos desplazamientos más largos para la compra.

Aparte, entran también en vigor las nuevas medidas de limpieza y de protección tanto para los trabajadores y clientes. Estas incluyen desde las medidas ya establecidas como uso de mascarillas, geles e higiene como a desinfecciones obligatorias, limpiezas varias veces al día y uso de EPIs desechables en algunos casos.

Denuncian falta de información

En ese sentido, el sector coincide en denunciar la falta de información y las comunicaciones tardías y sin claridad por parte del Gobierno. “El problema, como viene siendo habitual, es que la normativa se ha dado a conocer en domingo, y a última hora”, denunció Fernando Amor, presidente de la ATA.

Desde la CEC también insisten que "no quedan claros cuáles son los criterios objetivos para pasar de una fase a otra, lo que generadesconcierto al no poder prever la adaptación del comercio y de la población" y que "no hay suficientes EPIS disponibles para público y empresas, así como sistemasde control víricoen los procesos de venta y atención a los consumidores".

Eduardo Abad, de UPTA, reclama ayuda de las administraciones para que el comercio pueda disponer del material necesario: "La Administracion debe suministrar a los empleadores el material necesario que exige la legislación para cumplir con los requerimientos en materia de salud laboral: mascarillas, geles, guantes, etc. Desde UPTA insistimos, deben ser las Comunidades Autónomas las que activen ayudas específicas para la adaptación de los establecimientos a la normativa obligatoria en esta etapa de reapertura”.

Las tiendas menores de 400 metros cuadrados que eran las que podían abrir, según la orden ministerial, han permanecido en su mayor parte, cerradas en su mayoría, ya que, según ha señalado Campo, no les "merecía la pena" precipitarse en la apertura con unas condiciones en el que las ventas iban a ser prácticamente inexistentes.

El textil deberá higienizar la ropa

El presidente de la patronal del textil Acotex, Eduardo Zamácola, ha dicho que en la orden del Gobierno "es todo interpretativo" y ante la "incertidumbre" muchos comercios han optado por no abrir porque "no podrán pagar las nóminas" si vuelven al trabajo todos los empleados afectados actualmente por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

En el caso de las tiendas de ropa, Zamácola ha dicho que el Gobierno "ha suavizado" las medidas, ya que ahora se habla solo de "higienizar" las prendas.

Zamácola ha señalado que "es una barbaridad que se considere más seguro un local de 400 metros cuadrados que uno de 1.200", cuando en este último caso es "mucho más fácil controlar las distancias".

Restauración e inmobiliarias, prácticamente sin actividad


Por su parte, el sector de la restauración ha reabierto este lunes el servicio de comida para llevar a casa "take away", un tipo de venta con escaso peso en España, ya que según los últimos datos disponibles de la consultora NPD correspondientes a 2019 apenas un 14 % de los clientes consumen fuera del local.

En este caso, según ha señalado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, el impacto ha sido muy reducido, "no más de un 3 %" y no se prevé "que a lo largo de la semana vaya a incrementarse mucho".

Las inmobiliarias es otro de los sectores del comercio que tenían permitido desde este lunes abrir sus oficinas para atender a clientes de forma individualizada y con cita previa, pero no pueden realizar visitas con ellos a pisos, lo que constituye más del 50 % de su actividad y la mayoría han optado por no abrir y las que lo han hecho han vuelto a la actividad con horario restringido y menos empleados.

De esta manera y al no poder hacer las visitas hasta el día 11 cuando se pase a la Fase 1 del plan del Gobierno, han optado por abrir a lo largo de la semana y de manera "espaciada".

También han retomado este lunes la actividad para el público en general y previa cita los talleres de mantenimiento y reparación de vehículos.

Hasta ahora habían limitado su actividad exclusivamente a vehículos que dan servicio a la movilidad esencial permitida en estos momentos.

Por último, el gerente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID), Alberto García Chapuli, ha comentado a Efe que le preocupan las condiciones de apertura de los establecimientos que fija el Gobierno para la fase 1, ya que con un tercio del aforo y sin vestuarios es inviable la vuelta a la actividad.

"Es más seguro ir a los gimnasios que salir a correr a la calle ahora mismo", ha afirmado García Chapuli, y ha explicado que las instalaciones son capaces de garantizar las distancias de seguridad, cosa que no está ocurriendo ahora mismo en las calles.

El Gobierno ha permitido desde este lunes la apertura de los comercios menores de 400 metros cuadrados a través de un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior del establecimiento o local en un mismo momento de un único cliente por cada trabajador.

Además, el Ejecutivo ha señalado que los establecimientos deberán realizar al menos dos veces al día una limpieza y desinfección de las instalaciones y en el caso del textil "higienizar" las prendas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios