www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

La UE admite que China le censuró un editorial sobre el origen del Covid-19

La UE admite que China le censuró un editorial sobre el origen del Covid-19
Ampliar
viernes 08 de mayo de 2020, 18:56h
El órgano europeo aceptó que el gigante asiático le censurara un texto que iba a ser publicado en el diario estatal chino.

China ha censurado a la Unión Europea. Y el organismo continental se ha dejado. Esa es la noticia que ha corrido como la pólvora por las redacciones de todo el planeta. Y el asunto en el que el gigante asiático ha recortado la opinión de los gestores del Viejo Continente, para más inri, no es otro que el origen del coronavirus y la posterior expansión de la pandemia global.

Resulta que el Gobierno de Xi Jinping solicitó a los responsables europeos un artículo de opinión, para que fuera publicada en el diario oficialista China Daily. Y el texto que fue publicado el pasado 6 de mayo atisbó la luz recortado, sin mención alguna al nacimiento del Covid-19 ni a cómo se ha tornado en una amenaza mundial. Ese tramo desapareció.

La portavoz comunitaria Virginie Battu ha sido la encargada de comunicar semejante episodio. "No se consultó a la sede ni a los Estados miembros antes de la decisión de continuar con el editorial. Esta decisión se tomó con considerable reticencia y bajo presión temporal", expuso en una argumentación que no ha convencido a demasiados analistas.

Battu remataría la justificación señalando que la delegación europea "informó a los países sobre lo que había pasado y la razón para ello". Y es que la propia delegación desplazada a Pekín se encargó de narrar lo sucedido en torno al editorial autorizado por el embajador de la UE, Nicolas Chapuis, y los de los 27 Estados miembros ante China.

La petición estaba enmarcada en la conmemoración del 5 aniversario de las relaciones entre el bloque comunitario y el gigante asiático. "La delegación de la UE lamenta fuertemente que no se publicara el artículo de opinión original por el China Daily. También lamentamos fuertemente que el artículo no fuera publicado por el People's Daily, al contrario de lo que habíamos entendido explícitamente", se limita a exponer en una nota.

En ese escrito de queja, la delegación europea desgrana que los mencionados periódicos les informaron que la publicación sólo sería sacada a papel su gozaba del permiso del Ministerio de Exterior de China, con la condición de que "una parte de una frase relacionada con el origen y la propagación del coronavirus fuera eliminada". Y tragaron.

Desde la UE han expuesto que se expresó sus "objeciones" al Ministerio. Y Battu defendió que el embajador comunitario ante China ha sido designado para su cargo hasta en seis ocasiones, hecho que le uniforma como un experto sobre la lógica de esa nación y en "un verdadero valor para el Servicio Europeo de Acción Exterior". A pesar de estar bajo sospecha en este entuerto.

Sea como fuere, desde la delegación continental se remarca que la versión completa del artículo sí fue publicada en su página web y en las de diferentes embajadas de Estados miembros de la UE. Y se alega que tuvo la difusión pertinente por medio de las redes sociales. Asimismo, se arguye que fue difundida a otros medios de comunicación chinos, algunos de los cuales "publicaron el artículo de opinión, en chino, en su forma original sin editar".

"La UE defiende fuertemente de forma consistente y a todos los niveles con sus interlocutores chinos la necesidad de una prensa libre y abierta, el respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales y la igualdad de oportunidades", se imprime en el comunicado emitido por los emisarios europeos en Pekín. Y se remata repitiendo que "hace todo lo que puede para operar con eficacia y pasar los mensajes de la UE al público chino".

Desde Bruselas se ha compartido que la decisión de publicar un texto censurado se debió a una búsqueda de equilibrio. Se defiende que la ausencia del tratamiento del coronavirus se balancea con la presencia de lo relativo al cambio climático y los derechos humanos. Y Josep Borrell, alto representante de la UE para la Política Exterior, ha comparecido en una videoconferencia para sentenciar sobre lo sucedido.

"No es un secreto descubrir ahora que hay censura y control de los medios de comunicación en China. Nuestra delegación allí tiene que trabajar con los límites que imponen las autoridades. En cambio, las embajadas chinas en Europa actúan con total libertad para utilizar las plataformas. Dentro de ese contexto, nuestras delegaciones hacen todo lo que pueden para pasar el mensaje europeo al público chino, tratando de superar estas barreras, que no son nuevas", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

1 comentarios