www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN PRIMERA LÍNEA

Una doctora de Atención Primaria: “Lo hemos pasado muy mal, lo último que podemos permitirnos es un paso atrás”

domingo 10 de mayo de 2020, 08:46h

Las alertas por la pandemia han bajado y la ciudadanía tiene la cabeza puesta más en la desescalada y volver a hacer vida normal que en seguir manteniendo unas medidas de precaución sanitaria que puedan evitar un rebrote. La ‘pelea’ en un centro de Atención Primaria ha sido muy dura y, aunque la intensidad se ha relajado, no bajan la guardia y mantienen los avisos porque “lo hemos pasado muy mal y lo último que podemos permitirnos es un paso atrás”.

Así lo explicaba a El Imparcial una doctora de un centro en Fuenlabrada (Madrid), que añadía: “La gente ha perdido el miedo en gran parte y se mantienen mucho menos las recomendaciones”.

Cree que hay cosas que se han hecho bien, pero muchas también que se ha gestionado fatal. Además, considera "una burla, un desprecio, una tomadura de pelo" que los equipos de fútbol profesional tengan ya todos un protocolo para realizar test a los jugadores y los sanitarios continúen con pruebas poco fiables.

Desde el punto de vista de los que están en la primera línea de atención, ¿está la Comunidad de Madrid preparada para una mayor libertad de movimiento de las personas?

Creo que habría que esperar un poco más, aún no hay test disponibles en número suficiente como para hacer una detección precoz. La gente ha perdido el miedo en gran parte y se mantienen mucho menos las recomendaciones de distancia, mascarillas, no reunirse...

En fin lo hemos pasado muy mal , tanto los pacientes como los sanitarios y lo último que podemos permitirnos es un paso atrás.

En general, ¿qué cree que se está haciendo bien?

Se está haciendo bien la gran coordinación que hay entre los distintos niveles asistenciales (de primaria al hospital y del hospital hacia nosotros), han aceptado bastantes de nuestras sugerencias organizativas (no sé si porque estaban ocupados en otras cosas y nos han ignorado... jejeje).

Hemos trabajado como verdaderos equipos, nos hemos apoyado. Se ha intentado reducir la burocracia que habitualmente ahoga las consultas de AP, notificando de forma telemática las bajas a las empresas y así evitar los desplazamientos de los pacientes a por el "papelito".

Se han organizado circuitos separados para evitar atender a pacientes sospechosos de covid cerca de pacientes con otras patologías. Se ha habilitado un triaje en los centros de salud para conocer la patología del paciente y poder atenderle mejor y con menos riesgos para todos.

¿Y qué se hace mal y se podría evitar?

Puffff, menuda lista hay. Podría empezar por decir que se tardó muchísimo en ver la verdadera magnitud del problema. Cuando se vio y se comprobó lo que se venía encima, se reaccionó tarde, los protocolos llegaron a los centros de salud cuando ya nos habíamos organizado y luego eso, nos inundaron a actualizaciones de las actualizaciones.

No se dotaron a los centros de material adecuado de protección (ni unas tristes mascarillas), no nos han proporcionado test de PCR para detección precoz de la infección, tampoco nos los han hecho a los sanitarios de forma sistemática. Los sanitarios expuestos o con síntomas hemos tenido poco menos que "mendigar" que nos hicieran el test. Los protocolos de actuación cambiaban tanto que se han dado casos de sanitarios que, según el día de la semana que le hicieran el test, variaba la conducta a seguir, como no trabajar hasta tener una PCR negativa o ve a trabajar si los síntomas son leves o no hace falta repetir PCR...

¿Y qué hacer para mejorar eso? Entiendo que las primeras semanas fueron desconcertantes para todos, pero oye, los gestores sanitarios son ellos, ¿no? Si simplemente hubieran escuchado lo que opinábamos los profesionales que estábamos al pie del cañón a diario....

¿Cuál ha sido el peor momento y por qué?

El peor momento, sin duda, ha sido cada día al llegar al centro y comprobar angustiada la lista de pacientes hospitalizados graves, la de fallecidos, las llamadas de familiares que te contaban que su familiar estaba mal... El miedo por tus propios familiares al llegar a casa y no saber si tu ibas a ser transmisora del virus, quitarte la ropa en la entrada, lavarla, ducharte antes de nada...

¿Qué le parece que los equipos de fútbol profesional tengan ya todos un protocolo para realizar test a los jugadores y los sanitarios continúen con pruebas poco fiables?

Una burla, un desprecio, una tomadura de pelo. Aunque ya sabemos el dinero que mueve el fútbol en este país.

¿A quién dedica una doctora de Atención Primaria en ‘Fuenla’ sus aplausos de las 20:00 horas?

A todos mis compañeros, los cercanos y los lejanos. Pero también aplaudo cada día al personal de los supermercados, gracias a los cales no ha habido desabastecimientos; al personal de funerarias, que han vivido situaciones terribles; a los taxistas que gratuitamente nos han llevado a ver pacientes en sus domicilios; al panadero de al lado del centro que nos trae pan o magdalenas para desayunar...

¿Estamos remando todos (políticos, sanitarios y ciudadanía) en la misma dirección?

Ni mucho menos. Hubiera sido lo deseable. La ciudadanía ha tenido un comportamiento ejemplar. Les hemos pedido que se quedaran en casa, que confiaran en nosotros, en nuestro criterio, les hemos pedido que se conformaran con nuestras llamadas y lo han aceptado. Han pospuesto sin ningún reproche revisiones, pruebas, etc. Han entendido que ahora tocaba esperar y ser comprensivos.

Los políticos, sin embargo, han ido a lo suyo, a hacer sus grandes anuncios mucho antes de que lo que anunciaban fuera real (“vamos a comprar mascarillas, EPIS, vamos a hacer test, vamos a hacer un estudio...”), a imponer su criterio frente a la oposición, a pelearse entre ellos, a ser los primeros en la lista para hacerse test...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios