www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

Ayuso pone contra las cuerdas a Sánchez por "discriminar a Madrid"

Ayuso pone contra las cuerdas a Sánchez por 'discriminar a Madrid'
Ampliar
domingo 17 de mayo de 2020, 17:41h
El presidente, incapaz de contestar a las acusaciones de la regidora madrileña sobre la imposición de la fase 0.5.

La décima videoconferencia de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos ha enfocado la atención sobre las disputas que mantiene Moncloa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. En la reunión en la que se debía poner sobre la mesa la prórroga mensual del estado de alarma y otras medidas a consensuar, ha terminado por sobresalir una rivalidad de la que la mandataria madrileña ha salido victoriosa.

Díaz Ayuso se ha mostrado vehemente en sus reclamos al Ejecutivo. Considera que no hay razones técnicas para que su región no haya accedido a la fase 1 de la desescalada y así se lo ha hecho saber a Sánchez. De hecho, dos han sido sus líneas de reproche y con eso ha bastado para que se evidenciara la ausencia de respuesta por parte del equipo gubernamental presente.

La dirigente de la CAM ha exigido al líder del Gobierno de coalición que forman PSOE y Podemos que se publiquen los informes que han permitido el paso a la fase 1 de otras autonomías y que se especifique quiénes han sido los responsables encargados de tomar la decisión de congelar a Madrid, dejando su economía paralizada en base a unos criterios rebatidos por los consejeros capitalinos.

Ha denunciado Díaz Ayuso, al término de la charla, lo siguiente: "Jamás me ha contestado a una sola pregunta y estoy preocupada con lo que está sucediendo porque tengo la responsabilidad de administrar la vida y obra de 7 millones de personas". "Sigo sin saber qué expertos deciden que la Comunidad de Madrid no pase de fase. Están dando una imagen falsa de la sanidad madrileña", ha proclamado.

"Se está trasladando a la opinión pública que la sanidad de Madrid es del tercer mundo", ha afeado al hacer referencia al diagnóstico compartido por Sanidad que subraya que la Atención Primaria los centros de salud "fallan" en la capacidad para efectuar la labor encomendada de detección precoz y seguimiento de los contagios. El informe hecho público este viernes explica que la CAM no tiene fortaleza sanitaria como para cubrir un rebrote todavía.

Es por ello que Ayuso ha exigido "transparencia". Al contar con el silencio de Sánchez por respuesta, ha repetido la voluntad de conocer los informes que han avalado el acceso a la fase 1 de otras autonomías. "Es para entender qué vara de medir hay y se cambian los criterios cada semana", ha señalado la presidenta madrileña, quien, visiblemente indignada, se ha preguntado el motivo por el que esta semana se ha publicado el informe correspondiente a su región pero no fue así en la semana precedente.

Asimismo, ha censurado que se filtrara a los medios de comunicación el mencionado informe técnico del Ministerio de Sanidad en el que se rechazaba, por segunda vez, la superación madrileña de la fase 0. "No entendemos qué ha sucedido en las últimas 48 horas. No es una forma de trabajar, no creo que se procedente y no es de recibo que sean los medios los que nos tengan que comunicar las decisiones", criticó.

"Creo que estamos demostrando la capacidad que hemos tenido para triplicar las camas, las UCI, medicalizar hoteles", ha sentenciado, para despedirse alegando que el Gobierno "va a arruinar" a la Comunidad de Madrid "si no permiten a las economías más vulnerables y a las clases medias salir a la calle y reactivarse" porque cada semana se pierden 18.000 empleos en la región.

Salvador Illa, titular de Sanidad, ha sido el encargado de responder a Ayuso en la rueda de prensa posterior a la reunión del líder del Ejecutivo con los dirigentes autonómicos. El ministro, que ha comparecido junto a la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha aclarado que cuando todos los territorios pase de fase es el momento en el que se publicarán, a la vez, todos los informes. "No queremos alimentar una carrera contraproducente entre comunidades", arguye Illa, volviendo a intentar pasar por encima de la polémica.

Montero, en cambio, ha lanzado un dardo a Díaz Ayuso en el inicio de su intervención. "Tenemos que mantener la cautela y prudencia necesaria; hemos avanzado muchísimo, pero no hemos llegado final del camino. Ni las prisas, ni las presiones, ni los discursos que alimentan los agravios son buenos consejeros en esta situación", ha sintetizado la portavoz, para, acto y seguido, poner en valor las virtudes del estado de alarma, del mando único y del confinamiento.

En lo que sí se han mojado más los ministros socialistas es en el anuncio del consenso en varias medidas. Comenzando por la publicación de la intención de aprobar en los próximos días el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos. La ministra e Illa han hecho hincapié en que se ha disfrutado de unanimidad con sus interlocutores en este sentido. Pero no se han compartido más datos concretos, más allá del reforzamiento previsto y de que será inminente la concreción del decreto pertinente.

Por último, toda vez que se ha remarcado que el estado de alarma no puede restringir el derecho a las manifestaciones -siempre y cuando se cumplan las recomendaciones de precaución relativas al coronavirus-, se ha desgranado que el Gobierno eliminará las franjas horarias para realizar determinadas actividades en los núcleos de población de hasta 10.000 habitantes, como viene ocurriendo en los que tienen 5.000 o menos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

1 comentarios