www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ, EN LA PICOTA POR UN INFORME DEL DOCTOR SIMÓN

martes 19 de mayo de 2020, 16:23h
El pasado 10 de febrero, Fernando Simón firmó un informe elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y...

El pasado 10 de febrero, Fernando Simón firmó un informe elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, en el que se anticipaba todo lo que iba a ocurrir si no se tomaban las medidas adecuadas contra el coronavirus. Aunque el documento ha sido borrado de la web del Ministerio de Sanidad, está en poder de varias Comunidades Autónomas y se ha hecho incontrovertible.

El 10 de febrero, en el informe en cuestión se afirmaba que no se trataba de una gripe, sino de un virus muy contagioso y con alta tasa de letalidad. Se alertaba en el texto firmado por el Dr. Simón de que bastaba situarse a menos de dos metros de distancia para que el virus se contagiara. Se aseguraba, además, que se podía producir un alto número de contagios entre el personal sanitario.

No solo, pues, la OMS y otros organismos internacionales advirtieron al Gobierno español de lo que podía ocurrir. También lo hizo el 10 de febrero la comunicación de las autoridades del Ministerio de Sanidad, pero Pedro Sánchez no quiso atender las advertencias. Como había recibido apoyo electoral de las mujeres, decidió que no estaba dispuesto a suspender las manifestaciones masivas del 8 de marzo. Transcurrió un mes sin tomar medidas y autorizó esas manifestaciones multitudinarias en toda España la primera semana de marzo, contribuyendo a la desmesurada expansión de la pandemia. Esta es la realidad. En cualquier democracia seria, Pedro Sánchez se hubiera visto obligado a presentar la dimisión. Pero él ha galleado de forma incesante y ha actuado como el César y no como el presidente de una nación democrática.

El Dr. Simón, como el ministro Illa, como varios de los nombres del comité de expertos científicos, están a las órdenes de Pedro Sánchez. Difícil saber lo que dirán ahora. Pero se ha descubierto el pastel y le va a costar a Pedro Sánchez muchas acrobacias políticas para eludir la responsabilidad que se deriva de lo que ahora se ha quedado en evidencia.