www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXCELENTE INTERVENCIÓN DE EDMUNDO BAL

miércoles 20 de mayo de 2020, 14:14h
Se comprende la pretensión de Pedro Sánchez de prorrogar el estado de alarma más de un mes para demorar...

Se comprende la pretensión de Pedro Sánchez de prorrogar el estado de alarma más de un mes para demorar el control parlamentario hasta el próximo septiembre. De nuevo Pablo Casado, que estuvo magnífico, desbarató la argumentación del presidente del Gobierno, denunció su política cesarista y le arrolló dialécticamente. “Usted, señor Sánchez, ha planteado un falso dilema: o yo o el caos. No se puede elegir porque usted es el caos”, dijo el presidente del Partido Popular ante un Pedro Sánchez cada día más atribulado, cada día más acorralado.

Dispuesto a otorgar lo que los partidos le pidieran para salvar el estado de alarma y sus plenos poderes, Pedro Sánchez llegó a la conclusión de que le sale más barato políticamente el acuerdo con Ciudadanos. Así es que se envainó su propósito de prolongar la situación al menos cinco semanas y además aceptó controles parlamentarios durante el mes de julio. Ciudadanos ha jugado hábilmente sus cartas y aunque se enfrentará a descalificaciones radicales, ha conseguido compromisos relevantes de Pedro Sánchez.

Lo más destacado del debate en el Pleno fue, a mi manera de ver, el espléndido discurso pronunciado por Edmundo Bal. No lo tenía fácil porque Pedro Sánchez ha cometido gravísimos errores y apoyarle en la prórroga del estado de alarma, aunque restringido a quince días, se antojaba a muchos tarea imposible. Edmundo Bal habló con seguridad y de forma convincente, y sacó a Ciudadanos del atolladero y a Pedro Sánchez de hacer concesiones anticonstitucionales a ERC, cosa que, por cierto, habría hecho con grave perjuicio para España y los españoles.

El aplauso a Edmundo Bal no significa por mi parte estar de acuerdo con lo que Ciudadanos ha decidido, sino reconocer la calidad política y oratoria de la intervención del representante del partido de Inés Arrimadas. La objetividad periodística así lo exige.