www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GRAN ACIERTO DE DON FELIPE

sábado 23 de mayo de 2020, 17:59h
Los matrimonios de Estado no tienen razón de ser en el siglo XXI. El pueblo quiere que los príncipes se casen...

Con motivo del 16 aniversario de la boda de Don Felipe y Doña Letizia, Luis María Anson, académico de la Real Academia Española y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, publicó un artículo en el diario El Mundo que fue reproducido íntegramente por Google y comentado copiosamente en las redes sociales. El lector lo encontrará a continuación.

Los matrimonios de Estado no tienen razón de ser en el siglo XXI. El pueblo quiere que los príncipes se casen por amor. Don Felipe, el hijo de Juan Carlos I, el nieto de Juan III, lo sabía muy bien, y también que, además de casarse enamorado, su mujer debía reunir las cualidades necesarias para en su día desempeñar el papel de Reina de España.

Esta semana se cumplen los 16 años de la boda del entonces Príncipe de Asturias, tiempo suficiente para afirmar desde la objetividad que Don Felipe acertó. Como Princesa de Asturias y como Reina de España, Doña Letizia ha demostrado ejemplaridad. Es una mujer que se caracteriza por la solidaridad y la bondad. Siempre ha estado junto a los desfavorecidos. Siente el dolor de los demás. Tiende las manos a los que sufren y lo hace desde la sinceridad y el sentimiento profundo. Es, además, una mujer muy inteligente. Siempre ha estado pendiente de las manifestaciones culturales y ha participado a lo largo de su vida en infinidad de actos intelectuales. Su equipaje cultural es notable.

Don Felipe, en fin, se casó profundamente enamorado de una mujer que reunía las cualidades para ser Reina. Dieciséis años después, cuando, sin telarañas en los ojos, se hace balance de este matrimonio singular, habrá que convenir el acierto de Don Felipe. No era fácil para Doña Letizia permanecer serena ante el alud de cortesanismos con que ciertos lamerrabeles inciensan a las personas reales. Tampoco era fácil soportar las calumnias, las insidias, los odios africanos de algunos contra su persona. Doña Letizia ha permanecido siempre en su sitio, sin un aspaviente ni una intemperancia.

En los años 50 del siglo pasado, los falangistas valerosos se divertían propagando esta frase: “En el año 2000 solo quedarán cinco Reyes; el de Inglaterra y los cuatro de la baraja”. Según la última clasificación de la ONU, entre los 10 países del mundo más libres y desarrollados, figuran 7 Monarquías parlamentarias. A Don Juan Carlos los falangistas le llamaban Juanito el breve. Cuando ascendió al Trono, Mitterrand escribió: “Bonitas piernas para un cojo que corre hacia el vacío”. Reinó cerca de 40 años y su reinado figura, junto a los de Carlos I, Felipe II y Carlos III, como uno de los 4 grandes de la Historia de España. Los agoreros, en fin, pronosticaron que la boda de Don Felipe no duraría ni 3 años y que Doña Letizia nunca llegaría a ser Reina.