www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GEORGE FLOYD

Nueva York, aterrorizada por un posible repunte del Covid-19 debido a las protestas antirracistas

Nueva York, aterrorizada por un posible repunte del Covid-19 debido a las protestas antirracistas
Ampliar
miércoles 03 de junio de 2020, 01:11h
La urbe estaba logrando salir a flote tras la terrible crisis sanitaria sufrida en estos meses.

Las algaradas que dieron comienzo en Mineápolis (Minesota) tras el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de la Policía se han extendido por todo Estados Unidos con virulencia dispar. Donald Trump ha llegado a amenazar con activar al Ejército para que solucione las revueltas, abortando los episodios de saqueos con "tiroteos", llegó a escribir en su red social preferida. Varias regiones y ciudades han impuesto el toque de queda, pero las protestas no aminoran.

Una de las urbes que más están sufriendo el apartado violento de estas manifestaciones antirracistas y contra la brutalidad policial es, sin duda, Nueva York. Algunos de sus comercios han quedado devastados con el paso de lo que el presidente de la nación denomina como representantes del movimiento Antifa, aquel que se hizo fuerte en las maniobras que pretendían ocupar Wall Street durante la crisis financiera de 2008.

Las protestas diurnas se desarrollan en un ambiente reivindicativo pero pacífico, mientras que cuando cae la noche la escena se complica y los enfrentamientos con las fuerzas policiales se multiplican, quedando escaparates y mobiliario urbano como testimonio de lo ocurrido.

Este martes se ha vuelto a vivir una ola de protestas ciudadanas reclamando justicia y en contra del racismo, aunque el alcalde, Bill de Blasio, haya extendido el toque de queda -hasta el próximo domingo- tras comprobar que los saqueos en Manhattan no decaen. Hacía casi 80 años que la Gran Manzana no quedaba bajo la orden del toque de queda, que se ha adelantado a las 8 de la tarde. Pero los establecimientos de lujo se temen lo peor cuando abran su cierre el miércoles por la mañana. Un total de 700 arrestos se han practicado, más no hay disuasión que valga para los pacíficos ni para los violentos. La muerte de Floyd sigue sacando a la gente de sus casas.

El brete es tal que ya se ha detectado una escaramuza política entre de Blasio y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. A pesar de que ambos son miembros del Partido Demócrata. El primero aseguró apoyar las protestas pacíficas, asegurando que "oímos las preocupaciones de los manifestantes pacíficos y legítimos que quieren ver cambios en la relación entre la Policía y la comunidad”. "Creo que el alcalde subestimó el tamaño del problema. Lo que ocurrió en la ciudad de Nueva York fue inexcusable", denunció Cuomo, quien exigió el despliegue de más agentes (este lunes trabajaron sobre el terreno 8.000) y de la Guardia Nacional.

Este martes, Bryant Park, en Brooklyn, Queens, Stanen Island y Yonkers volvieron a estar poblados de personas que alimentan el movimiento Black Lives Matter ('Las vidas de los negros importan'). Pero hay un problema que no se está teniendo en cuenta por parte de los manifestantes: el coronavirus.

Cuomo fue claro en su declaración al respecto: “Expresen su indignación, pero sean responsables, porque lo último que queremos es ver un aumento del número de casos de Covid-19”. Él fue uno de los gestores que ha hecho frente a la terrible crisis sanitaria que ha sufrido la ciudad y el estado, incluso siendo empujado a batallar contra las políticas negacionistas de Trump. Por ello confesó, con contundencia, el temor que se le tiene a que la negación de la distancia social de seguridad pautada por los sanitarios resucite los fantasmas de la pandemia.

"El mensaje de las protestas es muy importante y la rabia está justificada. Pero recuerden que estamos todavía en medio de la pandemia del Covid-19. Por favor, cooperen para poder seguir dando buenas noticias (sobre el control del virus)", arguyó. Y es que, en su repaso diario, el gobernador incidió en que siguen bajando las hospitalizaciones y los contagios nuevos -154 positivos en el último día-. El lunes, además, se registró una de las cifras más bajas de fallecidos por coronavirus desde que comenzó a pandemia -58-. En total, han fallecido en esa región 29.917 personas.

El alcalde de Blasio, en su caso, subrayó la preocupación por un posible “resurgimiento” de la enfermedad “a causa de las protestas”. “Creo que la gente ha dejado clara su posición, el cambio viene, y desearía que ahora se den cuenta de que, en nombre de la salud de todos los neoyorquinos, es hora de volver, estar en casa y pasar página. Y los que son criminales y violentos deben irse”, esgrimió, recordando que el jueves pasado la ciudad todavía estaba enfocada en “luchar” contra el virus e ir implementando la desescalada. "Ves a una nación entera simultáneamente enfrentando una crisis extraordinaria, basada en 400 años de racismo en Estados Unidos. Es un momento histórico, poderoso y doloroso", pero también hay una pandemia que ha asolado a la ciudadanía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios