www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE TEME QUE LA ENFERMEDAD PUEDA AFECTAR A LA PARTICIPACIÓN

Gallegos y vascos votan este domingo en unas elecciones marcadas por el coronavirus

Gallegos y vascos votan este domingo en unas elecciones marcadas por el coronavirus
Ampliar
sábado 11 de julio de 2020, 13:31h
Alberto Núñez Feijóo es el gran favorito en Galicia e Íñigo Urkullu en el País Vasco, aunque se espera que necesite a los socialistas para gobernar.
Fin de semana de elecciones gallegas y vascas en las que todo indica que se van a revalidar los mandatos de Alberto Núñez Feijóo y de Íñigo Urkullu al frente de sus respectivos gobiernos. Sin embargo, las elecciones están marcadas por la incidencia del coronavirus, que ha enrarecido el ambiente en la recta final de la campaña y añade incertidumbre sobre los resultados finales.

Los consejeros de salud de ambas comunidades autónomas han insistido en que los infectados por coronavirus no podrán votar, siguiendo las indicaciones de las juntas electorales, con directrices de la Junta Electoral Central.

La Junta Electoral del País Vasco se reafirmaba este sábado en que se puede votar con todas la garantías ya que las medidas sanitarias son suficientes y tan sólo estaría afectado un pequeño segmento de la población que no podría votar por estar infectado de Covid-19.

A pesar de haber garantizado una votación segura, la enfermedad será una de las incógnitas para la votación. En Galicia sigue activo un importante brote de coronavirus en A Mariña, Lugo, que ha obligado a aislar durante cinco días a unas 70.000 personas.

El candidato del Partido Popular y favorito para ganar las elecciones, Alberto Núñez Feijóo, insistía en que hay interés para propagar el miedo a la votación en el último día de campaña. Feijóo instaba a los votantes a dar una “lección de democracia” a los partidos que quieren “meter miedo” para que la gente no ejerza su derecho democrático.

Hace referencia Feijóo a los principales partidos de la oposición que han solicitado el aplazamiento de las elecciones en A Mariña, en contra del criterio de la Junta Electoral Central.

Además del coronavirus, otros factores como las temperaturas, con los termómetros por encima de los 30 grados pueden favorecer la abstención en una votación atípica, ya que las últimas elecciones gallegas se han celebrado en otoño.

En cuanto a las medidas de higiene sanitaria, será obligado el uso de mascarilla y geles hidroalcohólicos en los colegios electorales. Los centros de votación se encuentran revisados por técnicos que se han asegurado de que los locales cumplen con todos los requisitos necesarios y hay un estricto protocolo para votar de forma segura.

Similar será la situación en el País Vasco, donde el PNV es favorito para ganar las elecciones, a pesar de que algunas encuestas muestran que necesitarán del apoyo de los socialistas del PSE para poder gobernar.

Sin embargo, los nacionalistas mejorarían el resultado de hace cuatro años por encima de los 28 escaños, si bien se prevé que reediten su pacto con los socialistas, que también esperan mejorar sus 9 escaños actuales.

El espacio tradicional de centroderecha constitucionalista en el País Vasco se presenta a las eleccinoes mediante una coalición entre PP y Ciudadanos. La irrupción de la formación naranja fue determinante en los resultados electorales del PP en 2016, cuando a pesar de los 21.477 sufragios obtenidos, los populares quedaron sin escaños. Ahora, ambas formaciones suman fuerzas, con la presión añadida de la candidatura de Vox.

La formación liderada por el alavés Santiago Abascal se presenta por primera vez en los tres territorios que conforman el País Vasco.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios