www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

El Real Madrid, campeón de la Liga del coronavirus por 34ª vez en su historia

El Real Madrid, campeón de la Liga del coronavirus por 34ª vez en su historia
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
jueves 16 de julio de 2020, 23:42h
La victoria por 2-1 ante el Villarreal permitió al conjunto blanco cantar el alirón sobre el Alfredo di Stéfano. Por Javier Nuez

El Real Madrid se proclamó este jueves, 16 de julio, campeón de Liga por 34ª vez en su historia. Lo hizo derrotando al Villarreal por 2-1 en la penúltima jornada de un atípico campeonato liguero marcado, como todo en estos últimos meses, por la pandemia del coronavirus.

El equipo blanco cedió el liderato conseguido en el Santiago Bernabéu ante el FC Barcelona una semana después cayendo ante el Betis en la última jornada que se disputó en la antigua normalidad. El Barcelona entraba en la cuarentena como líder e hipotético campeón.

LaLiga logró sobreponerse a la situación y organizó las 11 jornadas que quedaban por disputarse desde el 11 de junio hasta el 19 de julio. Una maratón futbolística con partidos todos y cada uno de esos días salvo este último martes y miércoles debido a la unificación de las dos últimas jornadas. Un esfuerzo al que se han tenido que adaptar desde los jugadores hasta los organismos que rigen el deporte, modificando normas como ampliar a cinco los cambios y permitir pausas de hidratación para hacer más llevadero el esfuerzo físico.

Una adaptación difícil para todos pero en el que ha sobresalido un equipo de manera clara: el Real Madrid.

Diez victorias en los diez partidos disputados hasta ahora. Un pleno único en el fútbol español y que ha valido al conjunto entrenador por Zinedine Zidane no sólo para recuperar el liderato perdido sino para asegurar el título en la penúltima jornada.

Un trabajo del francés cimentado en las rotaciones y en dar un papel destacado a todos. Si bien ha destacado una columna vertebral clara: Courtois, que se lleva el primer Zamora para el Madrid desde la época de Casillas; Ramos, al quite tanto en el área propia como ajena; Kroos, vital a la hora de marcar el tempo del equipo; y Karim Benzema, titular en todos los partidos del regreso, goleador y creador de jugadas que acabaron en tantos y dando exhibiciones en esta segunda juventud del francés a sus 32 años.

Entretanto, el regreso de Asensio tras casi un año lesionado, la adaptación de Mendy al lateral derecho, el abanico de compañeros de ataque para Benzema con el nombrado Asensio, Rodrygo, Vinicius o Hazard -con destellos en lo poco que las lesiones le han dejado participar y los últimos destellos del mejor Modric.

Un Modric que capitaneó este jueves a un Real Madrid que se lanzó pronto a por la victoria que asegurara el título liguero. Salió dominante y llegador el equipo blanco, sin embargo, no terminaba de generar ocasiones claras ante un Villarreal que se dejaba hacer, luciendo más la versión inofensiva que ya mostró ante el Barcelona que la que le ha catapultado hasta el quinto puesto liguero que ocupaba hasta este jueves.

En una jornada de transistores, iban llegando las noticias del Camp Nou, como el tanto de Osasuna para el 0-1. El Madrid ya estaba en situación de cantar el alirón.

Pero no quería el Real Madrid dejar en manos de otros la consecución del título. Al borde la media hora, un error de Chakla en el mediocampo permitió a Casemiro recuperar la pelota y montar un contraataque fulminante. Modric tomó el balón y conectó con Benzema, que ya estaba dentro del área. Y en un ejercicio de justicia poética, el mejor del Real Madrid esta temporada fue el encargado de poner la firma al gol que supone el título liguero. El transistor se podía apagar. Poco importaban ya las noticias que llegaran de Barcelona.

Tras el paso por vestuarios, y ante la falta de balón y peligro, Javi Calleja optó por buscar más toque para el Villarreal con un doble cambio, dando entrada a Bruno Soriano y Ontiveros en lugar de Rubén Peña y Chukwueze.

Las sustituciones, más la relativa tranquilidad que se toma el Real Madrid con el marcador a favor, propiciaron que el Villarreal se asomara al balcón del área de Courtois algo más que en la primera mitad aunque seguía sin resultar incisivo.

Por parte local, una subida de Carvajal acompañando a un Modric de dulce estuvo apunto de resultar en el 2-0 obra de una jugada del lateral dentro del área, pero despejó bien Asenjo y la zaga encerró a Hazard con el rechazo.

Zidane buscó dar más chispa al ataque relevando a Rodrygo y Hazard por Asensio y Vinicius con media hora para la conclusión. A la vez, Cazorla hacía su entrada en lugar de Morlanes. Y de fondo, ecos desde el Camp Nou con el empate del Barcelona.

Tic, tac, tic, tac… los minutos hasta el pitido final se iban acortando con total tranquilidad sobre el césped del Alfredo di Stéfano. Pero un nuevo error del Villarreal otorgó el momento de brillo a Ramos, que robó la pelota y se lanzó hacia al área con decisión hasta que fue derribado.

Más guiños a lo que ha ido siendo noticia a lo largo de estos últimos partidos. Penalti con el VAR confirmándolo. Y esta vez con un sainete obra y gracia de Ramos y Benzema.

El andaluz se dispuso a lanzarlo aún con Benzema inmerso en la lucha por el Pichichi con Messi. Pero había truco. Emulando al Ajax, Ramos dio un leve toque a la derecha para que Benzema se lanzara a por la pelota y chutara a gol. Y rizando el rizo, el árbitro lo anuló ya que el francés había entrado antes de tiempo en el área… con doble tirabuzón ya que mandó repetirlo ante la incredulidad del Villarreal al considerar que un error de los lanzadores no se debe premiar con la repetición. Pero lo cierto es que en el engaño de Ramos cayó también Ontiveros, lo que otorgó la potestad de repetirlo. Ahora sin medias tintas, con Benzema en los once metros para convertirlo. 2-0.

Parecía que el Real Madrid lograba así ahorrarse un susto en el día grande. Pero Iborra en el 83 quiso añadir picante con un remate de cabeza que hacía el 2-1. Siete minutos más el descuento de por medio, que con el empate que seguía en el Camp Nou se hacían menos agobiantes pero no menos intensos. Courtois salvó bajo palos el empate en un descuento que acabó con un Asensio anotando un gol anulado. Y a la vez, por si hubiera dudas, el Osasuna anotaba el 1-2 definitivo en el Camp Nou.

El doblete de Benzema dejaba puesta la alfombra sobre el césped del Alfredo di Stéfano hacia el 34º título liguero. Con 86 puntos, 26 victorias, 8 empates y 3 derrotas; 68 goles a favor y 23 en contra, el Real Madrid se proclamaba campeón de la Liga del coronavirus.

. Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Courtois; Carvajal (Lucas Vázquez, m.84), Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos (Isco, m.84), Modric (Fede Valverde, m.84); Rodrygo (Marco Asensio, m.62), Hazard (Vinicius, m.62) y Benzema.

1 - Villarreal: Asenjo; Mario, Pau Torres, Sofian, Quintillà: Anguissa (Manu Trigueros, m.82), Moi Gómez (Santi Cazorla, m.62), Rubén Peña (Bruno Soriano, m.46), Morlanes (Iborra, m.62), Samu Chukwueze (Ontiveros, m.46)y Gerard Moreno.

Goles: 1-0, m.29: Benzema. 2-0, m.77: Benzema, de penalti. 2-1, m.83: Iborra.

Árbitro: Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a Carvajal (54), Modric (61) e Isco (86), por el Real Madrid; y a Sofian (18) y a Quintillà (67), por el Villarreal.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 37a jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios