www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Reino Unido frena la desescalada: endurece las restricciones a más de 4 millones de personas

Reino Unido frena la desescalada: endurece las restricciones a más de 4 millones de personas
Ampliar
viernes 31 de julio de 2020, 23:51h
El Gobierno birtánico considera que se ha llegado al límite en el aumento de contagios.

Las autoridades británicas han dicho basta. El diagnóstico emitido por la Organización Mundial de Salud, que afeaba la mala actitud de los ciudadanos isleños con respecto al coronavirus, ha terminado por congelar la desescalada en el norte de Inglaterra. Además, el aumento en el número de contagios que se ha experimentado en estas semanas ha redondeado un balance de situación que ha llevado al Gobierno a tomar una decisión abrupta.

Boris Johnson anunció este viernes que el aumento de la "prevalencia del Covid-19 en la comunidad" va a evitar que el mencionado país del Reino Unido vaya a acceder a la siguiente fase del desbloqueo, como poco, hasta el 15 de agosto. Asimismo, el primer ministro ha aclarado que amén de la "pausa" en la reapertura de la economía se va a ejecutar una restricción de movimiento que implicará que en torno a cuatro millones de personas no puedan visitar a nadie a viviendas ajenas.

Londres tiene claro que no quieres arriesgar nada. Así lo especificó cuando impuso cuarentena de 14 días a los viajeros procedentes de ciertos países, entre ellos España. Por ello, se aleja la posibilidad de que las autoridades eliminen la restricción de viajar a las islas Canarias o las Baleares, destinos vacacionales muy populares entre los británicos. Y es que la preocupación es alta. De hecho, Johnson ha cambiado su tono con respecto al de hace dos semanas, cuando expresaba un optimismo que fijaba la llegada del Gran Bretana y su economía a la nueva normalidad en noviembre.

Esos cálculos se han desterrado. Los expertos que aconsejan al primer ministro han avanzado que, en base a la evolución de los contagios, no es posible proseguir con la desescalada en el norte de Inglaterra. En la región más poblada del Reino Unido, que cobija a 56 de sus 66,6 millones de habitantes. "Probablemente, hemos alcanzado o estamos cerca de los límites de lo que podemos hacer para reabrir la sociedad. La idea de que podemos reabrir todo y mantener el virus bajo control no es correcta", expuso el asesor médico del Gobierno para Inglaterra, Chris Whitty.

El líder conservador, por ende, habló de la necesidad de actuar ya. La Oficina nacional de estadísticas (ONS) había registrado un repunte de coronavirus "en la comunidad", con una prevalencia de 1 contagio por cada 1.500 personas. Todo ello sin contar con la situación que se vive en residencias de ancianos y hospitales. "Esta es una luz de alerta que el Gobierno no puede ignorar", aseguró Johnson, quien afirmaría que el virus "avanza rápidamente en Asia y Latinoamérica y algunos de nuestros amigos europeos tienen dificultades para controlarlo".

El mandatario argumentó que además de "poner en pausa" la reapertura de lugares "de riesgo", impondrá el uso obligatorio de mascarillas en recintos cerrados (cines, museos, iglesias y tiendas) a partir del 8 de agosto. El Ejecutivo se quiere poner serio y el ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha desarrollado el razonamiento así: "La mayor parte de los contagios se está dando entre hogares que se visitan entre sí y gente que visita a parientes y amigos". Entonces, urbes como Manchester y su área metropolitana y los condados de East Lancashire y parte de West Yorkshire volverán a cierto confinamiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios