www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Pilar Romera: Los impostores

domingo 09 de agosto de 2020, 21:41h
Pilar Romera: Los impostores

Durante el mes de agosto, Los Lunes de El Imparcial recuperan algunas de las críticas de libros destacados.Destino. Barcelona, 2019. 380 páginas. 19,50 euros. Libro electrónico:9,99 euros

Por Miguel Suárez

La escritora catalana Pilar Romera (Ribarroja de Ebro, 1968) se licenció en Historia por la Universidad de Barcelona, y cursó un Máster en guion televisivo y cinematográfico. Se dio a conocer literariamente en 1993 con El espíritu de cristal, que se alzó con el premio Ribera del Ebro de Narrativa. Posteriormente publicó Dentro de la niebla (1997) y La llamaban Lola (2017), títulos a los que ahora se suma Los impostores.

Los impostores se ambienta en 1949, cuando una visita secreta del general Franco a Barcelona desencadena el nerviosismo ante un posible atentado y la Brigada Político-Social procede a detener a habituales sospechosos. Entre ellos, se encuentra Albert, que trabaja en una imprenta, y que recluido en la comisaria de Vía Layetana -donde es torturado-, bajo la acusación de colaborar con universitarios en la difusión de propaganda contra el régimen.

Y, junto a Albert, conocemos a Dora, su hermana y a su antiguo amante, que se encuentran casualmente con el resultado de unas consecuencias imprevisibles. Además de ese escenario, está el recuerdo del campo de concentración de Argelès, en el que tuvieron lugar diez años atrás unos acontecimientos que marcarán el presente.

Muchos son los personajes que transitan por las páginas de la tercera obra de Pilar Romera, destacando Dora Colom, Miquel Alberich y Bonaventura Puig. Sin olvidar al corrupto comisario Fuentes, “hombre corpulento y barrigón, de abundante bigote y cabeza grande, esférica y pelada”, y a Paco, transformista del cabaret La Criolla.

Los impostores, como bien ha explicado su autora, retrata a unos personajes que vivieron la República y la Guerra Civil y tras esta no se marcharon al exilio, sino que vivieron la postguerra, una época que, ha señalado Romera, no ha de olvidarse y a ello quiere contribuir con su novela. Sus personajes son perdedores de la contienda. Y también unos supervivientes. No en vano Los impostores se abre con el poema Si, de Rudyard Kipling, donde va señalando una serie de condiciones: “Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor /pierde la suya y te culpan por ello; si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti, /pero admites también sus dudas; [...] Tuya es la Tierra y todo lo que contiene, / y-lo que es más- ¡serás un Hombre, hijo mío!”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios