www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Koeman: "No sé si tengo que convencer a Messi"

Koeman: 'No sé si tengo que convencer a Messi'
Ampliar
(Foto: Efe)
miércoles 19 de agosto de 2020, 18:58h
El presidente del Barcelona corrobora la crisis deportiva pero no la institucional.

El FC Barcelona y Ronald Koeman han llegado a un acuerdo para su incorporación como entrenador del primer equipo de fútbol hasta el 30 de junio de 2022, según anunció este miércoles la entidad azulgrana.

El neerlandés, en su presentación oficial este miércoles, aseguró que cuenta con Messi para una próxima temporada en la que la confección de la plantilla está pendiente de una planificación que ha de contar con un entrenador y un secretario técnico que se han incorporado esta semana. "Me encantaría trabajar con Messi, porque Messi te gana partidos. Es el mejor del mundo y lo quieres tener en tu equipo, no en el equipo contrario", señaló Koeman.

En ese sentido, Koeman reconoció que tiene una conversación pendiente con el argentino para conocer de primera mano "qué piensa del club y cómo quiere seguir". Además, apuntó que no sabe aún si tiene que "convencer" a Messi. "Si quiere quedarse, yo estaré contentísimo, pero aún le queda un año de contrato. Así que es jugador del Barça", aseguró.

Respecto al resto de la plantilla, Koeman fue claro: "Sólo quiero trabajar con gente que quiere estar aquí y dar al máximo para el Barcelona". "Sé que hay jugadores de cierta edad sobre los que se pueden tener dudas por su rendimiento, pero hay que respetarlos a todos. Un jugador con 31 o 32 años no está acabado. Depende del hambre que tenga todavía de estar aquí", indicó.

Lo que tiene claro Koeman es que va a tener que tomar "decisiones" en los próximos días. "Hay que trabajar mucho para recuperar el prestigio. Hay que hacer cambios. La imagen del otro día (el 2-8 de Lisboa, ante el Bayern de Múnich, en los cuartos de final de la Liga de Campeones) no es la imagen que nosotros queremos", subrayó.

Bartomeu: "Tenemos una crisis deportiva, no institucional"

Josep Maria Bartomeu anunció una junta directiva urgente para este lunes. Pero las medidas "ya pensadas" se redujeron a la expulsión del entrenador Quique Setién. Nada más. Se habló de una "profunda reconstrucción" de la plantilla del primer equipo y se mantuvo en el cargo de director deportivo a Eric Abidal. Nada de elecciones anticipadas ni del anuncio de medidas contundentes ante la crisis deportiva y económica que vive el club ni que más de un socio, futbolista y miembro de la junta esperaba. Para más inri, 20 horas después de ser ratificado, Abidal decidió rescindir su contrato. Tenía al vestuario en contra y parecía verlo solo él.

Así las cosas, el presidente azulgrana ha decidido dar explicaciones este martes. Lo ha hecho, a su manera, en los micrófonos de Barça TV. En esa larga charla ha proclamado, en primer lugar, que "si nada se tuerce, Ronald Koeman será el nuevo entrenador". "Koeman fue el primer candidato, nuestra primera opción en diciembre, pero en ese momento nos dijo que tenía una responsabilidad con la selección holandesa, ya que quería dirigirla en la próxima Eurocopa", arguyó.

"Ahora apostamos por él, porque conocemos basten bien cómo piensa y cómo le gusta que jueguen sus equipos y también por su experiencia. Formó parte del 'Dream Team' y encaja con nuestra filosofía", destacó sobre un técnico que aterrizó este mismo martes en la ciudad barcelonesa y que ya se habría desvinculado de su contrato como seleccionador de Países Bajos. Y quiso remarcar que "Leo Messi es el pilar del proyecto del nuevo técnico". Porque, a día de hoy, no sabe si 'La Pulga' se va o se queda.

En vilo tiene esa incertidumbre a Bartomeu y la masa social azulgrana. El dirigente defendió que "Messi tiene contrato con el Barça hasta 2021 y sabe que hay un proyecto nuevo con un nuevo entrenador que cuenta con él". Pero, claro, el múltiple ganador del Balón de Oro, a su edad, no está para revoluciones ni transiciones. Ahí radica el problema de la continuidad en el Barça para el argentino. Él quiere ganar ya y tiene a uno de sus mejores amigos, Luis Suárez, en el punto de mira. Si el uruguayo se va, Lionel perdería motivación para seguir. Al menos hasta la llegada de una nueva directiva en marzo del año próximo.

Sea como fuere, el dirigente ha explicado que tomará "las decisiones consensuadas" con el nuevo secretario técnico, Ramon Planes. Y ha hecho mención a lo ocurrido este martes con Abidal. "Nos ha comunicado hoy que quería dejar su cargo. Es una decisión personal y la tenemos que aceptar. Planes era el segundo de la secretaría técnica y pasa a ser ahora el primero", anunció el presidente, que alegó, también, que el club atraviesa una crisis deportiva y no institucional. Así se refleja, apuntó, en el 2-8 encajado ante el Bayern.

"El Barcelona está en una situación institucional, social y económica muy buena. Hemos tenido un resultado muy malo en la 'Champions' y tenemos una crisis deportiva, no institucional. No hay una crisis de club", repitió, antes de señalar que "todos somos responsables", si bien trató de asumir la mayor cuota de responsabilidad por ser el que toma las decisiones. En este sentido, asumió un posible error al no iniciar la "profunda renovación de la plantilla" tras la debacle de Anfield. "Siempre he dicho que hubo una decisión muy importante post Liverpool. Se planteó si el club tenía que hacer un cambio y yo pensé que era el momento de volver a confiar en estos jugadores que no los habían dado todo y en Valverde. Consultamos a los técnicos y también a los jugadores, pero fue una decisión mía", analizó. Los jugadores importantes, por tanto, no mandan, vino a repetir. Como en tantos otros episodios.

Y declaró que "ahora, este cambio de ciclo, esta renovación sí que toca hacer. Va haber cambios importantes, no sólo de futbolistas". "Hay jugadores con quienes no se cuenta y algunos ya lo saben. Se hablará con ellos y se tomarán las decisiones que se deban tomar. Hay jugadores legendarios que han dado mucho al club y deben irse con honores, pero se debe hablar con cada uno de forma individual", manifestó para, de inmediato, destacar como intransferibles a Messi, Marc-André ter Stegen, Osumane Dembelé, Frenkie De Jong, Antoine Griezmann, Nelson Semedo y Clement Lenglet. Vacas sagradas como Suárez, Piqué, Busquets o Jordi Alba estaría fuera de esa consideración y, por tanto, serían objeto de traspaso.

"La Masia tendrá más importancia durante la próxima temporada. El problema económico permitirá que jugadores como Monchu, Iñaki Peña o Ilaix tengan su oportunidad", comentó, avanzando un cambio a mejor en el uso de la cantera. Y Bartomeu, entonces, ejecutaría una férrea defensa de su amarre al cargo. "Lo fácil hubiera sido dimitir tras el desastre de Lisboa, pero no lo he hecho por responsabilidad. No queríamos avanzar las elecciones más allá, porque estamos en una situación de pandemia que está afectado mucho al club, y el tema económico es muy importante. El Barça necesita que haya gente detrás que tome decisiones", espetó.

Por último reconoció que el club ha dejado de ingresar 200 millones por el Covid-19, con lo que las cuentas van a complicarse. Su objetivo es cerrar el próximo ejercicio y presentar el nuevo presupuesto para hacer "una transición ordenada y responsable", pero ya dejado claro que no hay mucho margen para fichar y que la prioridad es vender para rebajar la impresionante masa salarial que arrastra la entidad por los contratos firmados en estos años, por esta directiva. Ahora toca remangarse y tragar esta temporada venidera como sea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios