www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MASCARILLA CON 6 AÑOS

La 'vuelta al cole' será presencial al menos hasta 2º de la ESO

El ministro de Educación, Salvador Illa, y la ministra de Educación, Isabel Celaá.
Ampliar
El ministro de Educación, Salvador Illa, y la ministra de Educación, Isabel Celaá. (Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
jueves 27 de agosto de 2020, 14:54h
Las comunidades deberán pedir permiso a Sanidad para poder cerrar colegios, que solo suspenderán su actividad en "situaciones excepcionales".

La ministra de Educación ha dicho este jueves que es "seguro" llevar al colegio a los hijos, a pesar de que no haya "riesgo cero" con la pandemia del coronavirus: "Estamos trabajando por un entorno seguro, muy controlado. No existe el riesgo cero en ningún ámbito social, pero la escuela en este momento, como se está preparando, es más segura que otros entornos".

Por esto y porque, como también ha dicho, "los beneficios de la educación son muy superiores al riesgo en una aula", ha insistido en la importancia de que la actividad sea de forma presencial. Por si alguien no lo sabe, ha reiterado que es obligatoria la escolarización desde los 6 a los 16 años.

En el borrador que habían presentado los ministros de Educación y Sanidad, Isabel Celaá y Salvador Illa, respectivamente, a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial mixta para debatir el inicio del curso escolar, se decía que "con carácter general, la actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta el 4º curso de la ESO". En la rueda de prensa posterior al encuentro, la titular de Educación ha confirmado que será hasta, al menos, 2º de la ESO.

Esta Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente al COVID-19 para los centros educativos durante el curso 2020-2021 presenta en total 29 medidas y 5 recomendaciones para su aplicación por las administraciones competentes. Es una obviedad, pero se recuerda que las personas que tengan síntomas compatibles con COVID19 no acudirán al centro, ya sean parte del alumnado, profesorado u otro personal.

En este sentido, Illa ha dicho no concebir que unos padres lleven a sus hijos a clase a sabiendas de que no están en las condiciones sanitarias para ello y "poniendo en riesgo la salud de su hijo y del resto" de la comunidad educativa: "No concibo que esto ocurra, seamos todos un poco serios porque, si no, esto no tiene solución".

Celaá avanzó que el Gobierno pedirá a las comunidades mascarillas obligatorias a partir de los 6 años con independencia de la distancia interpersonal y la toma de temperatura a la entrada del colegio o en las aulas al inicio de la jornada. El documento insiste en que este uso será obligatorio "con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal".

Aunque se contempla que se mantenga una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, está previsto que los niños de Infantil y el Primer Ciclo de Primaria estén en "grupos de convivencia estable" (lo ideal es que sean de 15 alumnos) en los que no habrá esta limitación. El personal docente permanecerá en el centro el tiempo "imprescindible", es decir, solo el estrictamente necesario.

Igualmente, la toma de temperatura a todos los alumnos y personal de los centros de educación ha de ser "de forma previa al inicio de la jornada", pero se da la libertad a los propios centros de hacerlo en la forma que crean conveniente para evitar las aglomeraciones.

En cualquier caso, los niños deberán extremar las medidas de higiene y tienen que lavarse las manos como mínimo cinco veces al día: a la entrada y salida del colegio, antes y después del patio, antes y después de comer y siempre después de ir al baño. Se ventilarán las estancias periódicamente.

El cierre del colegio: excepcional

El protocolo apunta que solo se podrá suspender de forma generalizada la actividad presencial ante "situaciones excepcionales", previa comunicación al Ministerio de Sanidad y previo acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Aunque "el cierre de los centros educativos como medida para controlar la transmisión ha demostrado ser poco efectivo y tener un impacto negativo a nivel de desarrollo y educación de la población en etapa de aprendizaje", según apunta el texto no se descarta el cierre: "Ante los diferentes escenarios que puedan darse, se debe organizar una pronta respuesta que permita controlar un posible brote. Esto incluye la posibilidad de que se indique el cierre transitorio de una o varias aulas, junto con diferentes escalones de medidas que considere salud pública a través de la evaluación del riesgo, siendo el último recurso el cierre del centro educativo".

Comedor y transporte

En los comedores, salvo en el caso de los grupos de convivencia estable, entre el resto del alumnado deberá haber una distancia interpersonal de 1,5 metros. Para el transporte, recuerdan que el uso de las mascarillas es obligatorio desde los 6 años y también las recomiendan para los niños de tres a cinco años. Asimismo, prevén que se asignen asientos fijos.

En cuanto a las recomendaciones dirigidas a los centros, el Gobierno prioriza los espacios al aire libre y la comunicación con las familias por teléfono. Así, las competiciones deportivas o celebraciones se llevarán a cabo sin la asistencia de público, recoge el documento presentado por Educación y Sanidad.

¿Si hay un brote?

Ante algún caso positivo o brote, el documento establece varias actuaciones coordinadas por la Comunidad Autónoma en el colegio con tres escenarios diferentes:

Brotes controlados o casos esporádicos. "Se indicarán actuaciones de control específicas para cada uno de ellos mediante la implementación de las medidas de control habituales: aislamiento de los casos e identificación y cuarentena de los contactos de cada grupo o clase independiente".

Brotes complejos o transmisión comunitaria esporádica. "Esta situación responde a la detección de casos en varios grupos o clases con un cierto grado de transmisión entre distintos grupos independientemente de la forma de introducción del virus en el centro escolar. En este caso se estudiarán la relación existente entre los casos y se valorará la adopción de medidas adicionales como la ampliación del grupo/s que debe guardar cuarentena, cierre de clases o líneas".

Transmisión comunitaria no controlada. "Si se considera que se da una transmisión no controlada en el centro educativo con un número elevado de casos. Los servicios de salud pública de las comunidades autónomas realizarán una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo. La implementación de las medidas para el control de estos brotes se realizará de forma proporcional al nivel de riesgo definido por el tipo de brote definido anteriormente".

Los alumnos que resulten contagiados deberán permanecer en aislamiento domiciliario. Se procederá a identificar los contactos para que guarden cuarentena.

Próximo encuentro: 4 de septiembre

Por la importancia de este encuentro para alcanzar un "marco compartido" entre las comunidades, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha anunciado que la próxima Conferencia de Presidentes autonómicos, previa al inicio del curso escolar y para abordar la evolución de la pandemia, será el próximo 4 de septiembre y se hará de manera telemática.

Darias ha explicado que la sectorial de este jueves ha servido de preparación para la próxima Conferencia de Presidentes, pero ella misma tendrá contactos previos con los dirigentes autonómicos de cara a establecer las bases para este encuentro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
1 comentarios