www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÓRMULA UNO

GP Bélgica. Gloria para Hamilton, horror para Sainz y vergüenza para Ferrari

GP Bélgica. Gloria para Hamilton, horror para Sainz y vergüenza para Ferrari
Ampliar
domingo 30 de agosto de 2020, 16:47h
El piloto español no pudo ni tomar la salida por una avería en su McLaren.

Lewis Hamilton se impuso este domingo en el Gran Premio de Bélgica de Fórmula Uno. Lo hizo luciendo una superioridad que aliñó con la gestión inteligente de los neumáticos en el exigente circuito de Spa-Francorchamps. Como resultado, le ganó la partida a su compañero finlandés Valtteri Bottas y al neerlandés Max Verstappen (Red Bull).

El piloto británico reforzó su liderato del Mundial, se apuntó su quinta victoria del año -la 89 a lo largo de toda su trayectoria, quedando a dos de la plusmarca registrada por Michael Schumacher- y alzó por cuarta vez el trofeo de Spa. No tiene más rival que lo que puede ofrecer su par en Mercedes. El imperio de la escudería británica sigue asentándose como histórico. Y no se estancan: siguen presentando mejoras e intentos de innovar.

"Estaba algo nervioso porque el neumático delantero no aguantase, como en Silverstone, pero al final todo salió bien. La salida tampoco fue fácil, aquí es casi como una pesadilla, porque hay muy poco espacio entre la línea de salida y la primera curva. Luego, en la quinta curva noté vibraciones y pensé que Valtteri me podía pasar, pero lo aguanté, afortunadamente", reflexionó. Y analizó de este modo lo siguiente: "Al final notaba que iba desgastando los neumáticos y también estaba algo nervioso, pensando que igual podía volver a pasar lo de Silverstone con el delantero derecho; pero al final todo ha ido bien".

Hamilton, pletórico, declaró que "al final, otra victoria más; y puede que esto no sea lo que todo el mundo quiere, que siempre gane Mercedes. Pero ahora mismo bajaremos de nuevo nuestras cabezas y seguiremos trabajando. Y evolucionando". "Tenemos que seguir desarrollándonos, aprendiendo del coche, mejorándolo y mejorando nosotros con él. Yo tengo 35 años, casi 36, ya; y me siento mejor que nunca. Quiero darle de nuevo las gracias a todo el mundo en este equipo", sentenció.

En el entretanto, Carlos Sainz sufrió uno de los palos más retorcidos en lo que va de su complicada temporada en McLaren. Antes de tomar la salida abandonó. El motivo fue un problema en los escapes de su monoplaza. Al madrileño cada vez le quedan menos argumentos para defender al que es todavía su equipo, antes de que haga las maletas y salga huyendo hacia Ferrari.

"Os podéis imaginar lo poco contento y lo frustrado que estoy. En la segunda vuelta a parrilla empezaba a oler algo fatal en el coche; he mirado por el retrovisor y vi que el escape echaba mucho humo. Luego empezó a sonar como si el escape estuviese roto; y efectivamente, lo estaba. Pero creemos que el problema lo ha generado un problema en el motor" explicó, resignado. "Es el segundo año consecutivo que no siquiera empiezo mi carrera en Spa, el tercero que no salgo aquí, porque también me pasó esto en 2015 (con Toro Rosso). Así que os podéis imaginar que en uno de mis circuitos favoritos por no decir que mi favorito, el no poder empezar la carrera es algo muy frustrante. Es curioso, porque este motor iba bien, pero es la segunda carrera y no parece que vaya a durar mucho", zanjó el español.

Se la pegaría también Ferrari. Los pilotos de la escudería italiana, que fueron sonrojados en la clasificación del sábado, no pudieron mejorar las sensaciones y aliviar el orgullo herido de su afamada hinchada. Ni Charles Leclerc ni Sebastian Vettel entraron en los puntos. El equipo más laureado de la historia finalizó decimotercero y decimocuarto. Fueron superados de largo por nombres como Sergio Pérez (Racing Point), Daniel Ricciardo (Renault) -que marcó la vuelta rápida-, Esteban Ocon, Alex Albon (Red Bull), Lando Norris (McLaren), Pierre Gasly (Alpha Tauri) o Lance Stroll (Racing Point).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios