www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Friedrich Dürrenmatt: La avería

domingo 30 de agosto de 2020, 20:17h
Friedrich Dürrenmatt: La avería

Durante el mes de agosto, Los Lunes de El Imparcial recuperan algunas de las críticas de libros destacados.Traducción de Jorge Seca. Periférica. Cáceres. 2020. 112 páginas. 9 €.

Por Federico Aguilar

Hace unos años pudimos ver en nuestros escenarios, de la mano de Blanca Portillo, la versión teatral de La avería, del escritor suizo en lengua alemana Friedrich Dürrenmatt (1921-1990). Ahora, la editorial Periférica recupera esta nouvelle de un autor que merece no olvidarse. Galardonado el Premio Schiller (1960), el de Literatura Europea del gobierno austriaco (1983), el Büchner (1986) y el Ernst Robert Curtius (1989), entre otros, cultivó todos los géneros, incluido el teatral, en el que realizó su debut literario con Está escrito, llevada a las tablas con éxito pero también con escándalo. Porque Durrenmatt no es un autor complaciente con lo establecido y pone el dedo en la llaga en decisivas cuestiones. Su producción abarca más de treinta apretados volúmenes. Destacó también como dibujante y artista gráfico.

El planteamiento de La avería es tan sencillo como eficaz: el viajante de comercio Alfredo Traps tiene una avería en su nuevo coche, un flamante deportivo Studebaker. Ante la imposibilidad de solucionarla rápidamente, se ve obligado a pasar la noche en un pueblo bastante perdido, donde debe hacerlo en una casa habitada por un juez y su sirvienta.. Como un “inocente” entretenimiento le plantea un juego en el que se celebrará un juicio, con sus correspondientes abogado y fiscal, personajes que se unirán a la trama, y Traps será el acusado. Aunque al principio manifiesta cierta reticencia, finalmente accede, sin ser nada consciente de en lo que se mete.

Con el fin de preparar la acusación, le interrogan sobre su vida y resulta que, bajo su apariencia de normalidad, van saliendo numerosos trapos sucios a los que Traps parecía no dar importancia. Como el affaire que mantuvo con la mujer de su jefe, recientemente fallecido y con el que la relación no era precisamente buena, y cuya muerte le ha favorecido en su carrera. Los anfitriones de la extraña casa en la que, tras la avería, ha recalado, le acusan de ser el “asesino” de su jefe, aunque este haya muerto de una enfermedad del corazón.

La avería, que nos absorbe como si de una novela policiaca se tratara -género en el que Durrenmatt descolló- pone en su centro una de las grandes preocupaciones del autor suizo: la diferencia, y conflicto, entre la ley y la justicia. Una historia ácida e inquietante, con toques trágicos y grotescos en un sabroso cóctel de sorprendente final.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios