www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Un terreno de juego nivelado

Juan Carlos Barros
lunes 31 de agosto de 2020, 20:03h

Michel Barnier, el encargado por la Unión Europea para llegar a un acuerdo con el Reino Unido una vez que se ha ido, ha sacado un comunicado haciendo algunas precisiones tras haber mantenido ya la séptima ronda de negociaciones donde se muestra preocupado y decepcionado del poco progreso del proceso que se ha alcanzado y ha vuelto a repetir que quiere conseguir unas futuras relaciones que sean justas para ambos, lo que ha identificado como un terreno de juego nivelado.

Barnier ha recordado que el futuro acuerdo debe englobar un fuerte compromiso para prevenir distorsiones del comercio y ventajas competitivas injustas (..) debemos mantener los altos standards comunes aplicables en la Unión y el Reino Unido al final del periodo transitorio en cuanto a ayudas estatales, libre competencia, standards sociales y de empleo, medio ambiente, cambio climático y asuntos fiscales relevantes.”

Según él, una política moderna de comercio no consiste solo en bajar las tarifas o eliminar los contingentes arancelarios y ha precisado que “nunca ningún acuerdo internacional se ha conseguido sin que las partes acordarán reglas comunes.”

La expresión terreno de juego nivelado (a level playing field) que Barnier ha usado procede del deporte y significa que el lugar donde se juega no puede estar inclinado porque entonces uno atacaría cuesta abajo y defendería cuesta arriba y el otro atacaría cuesta arriba y defendería cuesta abajo. Eso, no obstante, deportivamente se soluciona fácilmente, no hay más que cambiar de lado a mitad del partido para que nadie quede perjudicado.

Nosotros ahora, entonces, para ser justos y equilibrados nos vamos a poner también del otro lado y pasamos de la crónica a la ficción y así veremos lo que ha pasado cuando Alicia se encontró que había caído en una piscina que se había formado de tanto que había llorado y dijo: “Supongo que esto es un castigo y que me ahogare en mis propias lágrimas”.

Al poco rato se encontró con que la piscina estaba llena de animales y pájaros muy variados, quienes a nado llegaron hasta la orilla y así reflexionaron sobre su estado:

“Lo primero es secarnos” dijo el ratón que parecía tener allí cierto mando, mientras los demás formaban un semicírculo con él en el medio como si fuera el mar Mediterráneo. Alicia, por su parte, pensaba que cogería un resfriado si no se quitaba pronto la ropa con la que había llegado y se ponía otro vestido nuevo de inmediato.

!Ejem! - dijo el ratón- esto es lo que se me ocurre para dejaros secos ¿estáis preparados? pues allá vamos:

Guillermo El Conquistador, cuya causa tenía el apoyo del Papa, pronto fue aceptado por los ingleses que buscaban un líder y que estaban acostumbrados desde hacía mucho tiempo a la usurpación y la conquista. Edwin y Morcar, condes de Mercia y Northumbria y paró un instante para ver el resultado…

- ¡Achoo!, estornudó el loro.

- “ Esto mucho no mejora, mejor sigo otro rato” -dijo a continuación el ratón- “decía que Edwin y Morcar, condes de Mercia y Northumbria, se pusieron de su lado e incluso Stigand, el patriótico arzobispo de Canterbury, encontró aconsejable…”

¿Encontró qué? dijo el pato.

.. no encontró nada solo quería decir que le parecía bueno -remarcó el ratón gramaticalmente contrariado- ir con Edgar Atheling a reunirse con Guillermo y ofrecerle la corona. La conducta de Guillermo al principio fue de moderación, pero la insolencia de sus normandos…

- ¿Cómo va eso, Alicia? preguntó el ratón interesado por el efecto que sobre la joven había tenido el discurso que había echado.

- “No sé si será cuestión de narración o qué, pero yo no me he secado.”

En ese caso propongo la adopción de medidas más enérgicas… Todo el mundo a correr que vamos cuesta abajo.

Juan Carlos Barros

Abogado, consultor europeo y periodista

JUAN CARLOS BARROS es abogado, consultor europeo y periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios