www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Zidane se frota los ojos: Bale está negociando con el Tottenham

Zidane se frota los ojos: Bale está negociando con el Tottenham
Ampliar
miércoles 16 de septiembre de 2020, 07:03h
El representante del jugador galés ha confirmado las conversaciones y la voluntad del jugador de regresar al que fue su club.

Este martes se confirmó la noticia que Zinedine Zidane llevaba esperando desde que Gareth Bale se negó a viajar con el Real Madrid para competir en la vuelta de los octavos de final de la pasada Liga de Campeones, contra el Manchester City de Pep Guardiola. Desde entonces el técnico francés decidió, de forma definitiva, que no iba a contar más con el futbolista británico.

Atrás quedaron los varios intentos de rascar algo de compromiso consistente en la mentalidad del extremo zurdo. En agosto de 2019, el jugador nacido en Cardiff parecía estar ultimando su salida del Real Madrid. En aquel momento, por vez primera, Zidane explicitó su deseo que quitarse de encima a ese futbolista ausente para la lógica anímica del vestuario. Intrascendente sobre el césped y que pasó de ser transparente a corrosivo fuera de las canchas. "Cuanto antes se vaya, mejor", expresó el preparador merengue hace once meses.

Pero se quedó y trató de involucrarle en las rutinas diarias, con el anhelo de instalarle en la titularidad. Quiso el galo recuperarle, como hizo con Toni Kroos, Marcelo, Isco y algunos otros señalados de la debacle que acabó con Julen Lopetegui y Santiago Solari en cuestión de un pestañeo. Sin embargo, el posicionamiento del galés dejó mucho que desear en cuanto a profesionalidad -abandonando el estadio en partidos antes del final de los 90 minutos- y se alineó con James Rodríguez. Los dos fueron apartados de la dinámica. El colombiano ha juega para el Everton de Carlo Ancelotti. En cambio, Bale sigue en Valdebebas, recinto al que llegó con la rodilla tocada de sus compromisos con Gales.

En todo caso, algo cambió en el interior del futbolista. Porque por fin ofreció su versión, en público, sobre su situación en Madrid. El pasado 2 de septiembre, a un mes del cierre del mercado de fichajes, le dijo a Sky Sports lo siguiente: "Veremos qué pasa, pero creo que la decisión está en manos del Real Madrid. Ya traté de irme el año pasado, pero bloquearon todo en el último segundo. Ha habido otros casos en los que he intentado irme, pero el club no lo ha permitido o han acabado haciendo algo. Todo depende del club".

"Quiero jugar al fútbol, ​​todavía estoy motivado para jugar al fútbol, ​​así que supongo que mi futuro está en manos del club. Ellos tienen el control de todo. Tengo un contrato, todo lo que puedo hacer es seguir con lo que estoy haciendo y ojalá llegue algo. Sólo tengo 31 años, pero siento que todavía estoy en muy buena forma y siento que tengo mucho que dar. Veremos qué pasa. Está en las manos del club, pero para ser honesto, ponen las cosas muy difíciles", denunció. Sin completar el retrato del cuadro.

El paisaje se comprende del todo si se atiende a los 15 millones de euros netos anuales que cobra. Nadie, dicen desde Chamartín, ha puesto sobre la mesa nunca una oferta dispuesta a hacerse cargo del salario del galés para contratarle. Jamás. Esa es la gran frontera que tiró abajo todas las supuestas oportunidades de salida que Bale y su agente, Jonathan Barnett, han aireado -desdiciendo la versión del palco de Concha Espina, que narra más bien una situación contraria-. Lo cierto es que las lesiones, la ausencia de un rendimiento estelar y su actitud han depreciado su valor. Y no cabe negocio imaginable que incluya semejante salario.

El relato de lo acontecido descubre al Real Madrid enseñando la puerta de salida a Bale con contundencia hace días. El pasado miércoles The Telegraph publicaba que la directiva de Florentino Pérez habría aceptado pagar la mitad del sueldo del atacante para facilitar su vuelta a la Premier League. Porque hay vigente un contrato hasta 2022 que le costaría a las debilitadas arcas madridistas 30 millones anuales, para un total de 60. Un desembolso terrible si se contempla que el jugador ya no cuenta para nadie dentro de la entidad española. Ni para la presidencia que con tanta determinación defendió el pago de casi 100 millones de euros para contratarle hace seis años.

Esta apertura del club capitalino ha acelerado los acontecimientos. Este lunes The Times publicaba que Bale habría accedido a irse cedido al Manchester United. Los 'Red Devils' fallaron en la intención de fichar a la perla inglesa Jadon Sancho y pensaron en el galés como recambio de la pieza exterior y desbordante que necesitan. Eso sí, Barnett y su cliente no personarían ni un céntimo del suelto estipulado. Ni mucho menos. Habría que preguntarse, entonces, quién "bloquea todo en el último segundo" en este y otros casos.

Al fin, este martes se ha sabido que Barnett está negociando la salida de su cliente hacia el Tottenham, para alivio de Zinedine Zidane, de la economía merengue y del bienestar mental del madridismo. Barrer del vestuario a un miembro tan tóxico era una condición obligada y parecería que se están dando los primeros pasos. "Gareth todavía ama a los 'Spurs'. Estamos hablando. Es donde quiere estar", le ha dicho el representante a la edición galesa de BBC Sport. Luka Modric, el mentor de Bale en España cuando aterrizó en Madrid, le instó a tomar una decisión para el bien de todos. Actuando como capitán oficioso.

"Hemos jugado juntos durante casi 12 años y esta es una situación complicada tanto para él como para el club. Gareth necesita saber lo que quiere hacer. Es un hombre adulto y necesita decidir qué es lo mejor para él", analizó Modric para The Times hace días. Si no es ahora, que está atrincherado en el gimnasio de Valdebebas, lejos de las recurrentes lesiones, ¿cuándo va a tener cartel estelar en el Reino Unido para regresar con toda la pompa y cobrar como él que cree que todavía merece? Barnett y él parecerían haber comprendido cómo están las cosas para el que, todavía en la celebración de la Decimotercera, reclamó tener los galones pertinentes como heredero de Cristiano Ronaldo. Con el resultado por todos conocido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios