www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 17

Tour de Francia. Gesta de 'Supermán' López en los Alpes y golpe de Roglic

Tour de Francia. Gesta de 'Supermán' López en los Alpes y golpe de Roglic
Ampliar
miércoles 16 de septiembre de 2020, 17:25h
El Bahrain erosionó a todos pero eliminó a su líder, Mikel Landa. Pogacar mostró debilidad en el día en que se retiró Bernal. Clasificaciones

El estado de forma del grupo de favoritos para la victoria en el Tour de Francia estaba dibujando un horizonte terrible desde el prisma del espectáculo: los aficionados habrían de contentarse con ver ataques en el último kilómetro. El ritmo impuesto por el Jumbo Visma y el Ineos estaba mutilando los acelerones, excepción hecha con Tadej Pogacar, el patrón único del interés en estas tres semanas de competición. Incluso este martes desaprovecharon los aspirantes a desbancar a Primoz Roglic del liderato una buena jornada alpina.

Sin embargo, en la etapa decimoséptima, considerada como la reina de esta edición de la Grande Boucle, al fin se detonó el caos agónico que tanto enamora de este deporte. Con triunfo para Miguel Ángel "Supermán" López (Astana), que llegó en solitario a la meta. Cruzó el colombiano la cima del Col de Loze para saltar a la tercera plaza del podio y poner muy caro ese peldaño para el resto de candidatos.

El escalador de 26 años, que debuta en la ronda francesa, estrenó su palmarés en esta competición del mejor modo. Se reivindicó como el más fuerte entre los mejores y lanzó un ataque terrorífico a tres kilómetros del final. Su despliegue dejó atrás a todos y metió 15 segundos a un Roglic que alcanzó a vislumbrar la debilidad de Pogacar. La perla eslovena cedería cinco segundos al pagar haberse quedado sin compañeros. Sepp Kuss, gregario de lujo del maillot amarillo, le trituró en las rampas más ásperas.

El Bahrain-McLaren se llevó el reconocimiento de todos. Porque el equipo de Mikel Landa robó el protagonismo al Ineos -que quedó mutilado tras el abandono de Egan Bernal- y al Jumbo Visma. Avisó el corredor español en la previa que iría "a por todo pero sin perderlo todo". Pues bien, le salió sólo la primera parte de esa aseveración. Puso a todos sus colegas a trabajar para generar una erosión sobresaliente en los dos últimos puertos del día. Con Pello Bilbao como estilete destacado. Pero en el momento clave Landa falló. No remató y perdió 1:20 en meta. Le adelantarían incluso Richie Porte (59 segundos perdidos) y Enric Mas (1:12 concedido).

En la épica Rigoberto Urán perdió su puesto de podio al ceder 1:59 y Alejandro Valverde, incalificable, entró en el Top 10 con 40 años. Se dejó 2:48 pero le valió para estar en tan buena colocación y, además, asentar al joven jefe de filas del Movistar en la élite. Enric Mas se defendió y viaja en una meritoria octava plaza. Confirmando que está acabando el Tour con muy buenas sensaciones y desterrando el pesimismo que le dejó su paso por la Dauphiné. Eso sí, todavía ha de contrastar su estatus en lo que queda. Y queda mucho.

El relato de la jornada presentaba un recorrido de 170 kilómetros entre Grenoble y el Col de la Loze, con un desnivel acumulado importante y una meta colocada a una altitud de 2.300 metros. Por si fuera poca la exigencia del terreno -subida al mítico Col de la Madeleine y final en alto- y el cansancio acumulado, la batalla por la gestación de la fuga del día fue tremenda. Gorka Izagirre, Richard Carapaz, Dan Martin, Alaphilippe y Kämna se lograron filtrar y serían los nombres más importantes de la aventura que desafiaría al pelotón en la etapa de los "dosmiles".

El Jumbo pastorearía detrás, dejando hasta cinco minutos de margen a los escapados antes de afrontar los 17 kilómetros de La Madeleine. En esa ascensión se quedaría el ganador de este martes, Kämna, y también se hundiría Nairo Quintana. El colombiano, afectado por las caídas previas, perdería 25 minutos y comprobó, del todo, que su primer año fuera del Movistar no le va a traer el éxito anhelado en el Tour. Asimismo, en las rampas de esta emblemática cota empezaría su valiente labor el Bahrain de Landa.

El equipo de Roglic cedió ante el empuje del tren conformado en este tramo por Colbrelli, Poels y Caruso. Su trabajo provocó la retirada de Mikel Nieve (Mitchelton-Scott), un ciclista español que nunca había abandona una gran vuelta -y eso que ha participado en 19-. Al tiempo, delante atacaba Alaphilippe, seleccionando y soltando a los únicos que le persiguieron con garantías, Carapaz y Gorka Izagirre. Mas en el descenso y durante el valle hacia la ascensión postrera le cogerían. Ya con sólo dos minutos de colchón con respecto al pelotón.

Por delante quedaban los 21 kilómetros del Col de la Loze, la gran novedad del Tour. Se trata de un puerto más parecido al estilo de La Vuelta, pues contiene desniveles mareantes y verdaderamente explosivos. Con intervalos que discurren por pistas forestales asfaltadas en una cota de Categoría Especial que venía precedida de La Madeleine. Casi nada. Mas, con todo, Carapaz intentó la machada. Atacó y se fue sin compañía. El ecuatoriano se vació en busca de la gloria, pero sería capturado a 3 kilómetros de meta.

Y en el grupo de favoritos, tras la labor de Bilbao asomó Pogacar para examinar cómo iban las fuerzas. Y el propio Landa flaqueó ante el empuje del esloveno. Tampoco reaccionaron Urán, Adam Yates, Tom Dumoulin. Roglic quedó sin más compañía que la de Kuus, pero sería indispensable. El estadounidense, sobrado de fuerzas, llegó a atacar, haciendo de rampa de lanzamiento para un 'Supermán' López que ya no miraría atrás. El gregario del Jumbo lanzaría también al cambio de ritmo final de Roglic. El esloveno se quedó sin triunfo de etapa, pero distanció a Pogacar a 57 segundos. Con cinco puertos alpinos preparados para este jueves.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios