www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

GP Emilia Romagna. Viñales gana y lidera el triplete español

GP Emilia Romagna. Viñales gana y lidera el triplete español
Ampliar
domingo 20 de septiembre de 2020, 23:48h
Hizo buena su 'pole' y récord del sábado para vencer. Le siguieron en el podio Joan Mir y Pol Espargaró.

Maverick Viñales empezaba ya a sentir la presión por ganar una carrera en 2020. Su cosecha de 'poles' esa remarcable, incluso firmó el récord del Gran Premio de Emilia Romagna este sábado. Pero debía dar coherencia a ese estupendo rendimiento en la lucha contra el crono este domingo. Y lo hizo, regalando una alegría a Yamaha y también al motociclismo español. Ganó, consiguió el primer triunfo nacional del año y estuvo acompañado en el podio por Joan Mir (Suzuki GSX RR) y de Pol Espargaró (KTM RC 16).

Espargaró, cabe remarcar, se beneficiaría de una sanción impuesta al francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) para acabar en el podio. Y Viñales, con su rendimiento ganador de esta fecha, se coloca a un punto de Andrea Dovizioso en la clasificación del Mundial. El italiano sólo alcanzó a colocar su Ducati en la octava plaza final en el trazado del circuito de Misano. Con lo que Maverick entra de lleno en la pelea por la gloria, ahora que Marc Márquez sigue en el dique seco y sin posibilidades de revalidar su título.

Quartararo, el nominado por los analistas como sucesor de la leyenda de Honda, volvió a fallar. El francés pilotó bien, pero cometería una infracción ciertamente infantil que le costó caro. Superó en varias ocasiones los límites del circuito y, por ello, le cayó una penalización de tres segundos en la clasificación de carrera por no cumplir con la sanción de vuelta larga.

El relato del triplete español dio comienzo con el intento de Jack Miller (Ducati Desmosedici GP20) de sorprender a Viñales en la salida. Sin embargo, el piloto de Yamaha recuperó el liderato unas curvas después y pasó a buscar la escapada, exprimiendo todo el ritmo disponible en si moto. Miller, el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP20), Quartararo, las dos KTM RC 16 de los españoles Pol Espargaró e Iker Lecuona y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) se pegarían a su estela.

En cambio, el icónico italiano, 'Il Dottore', se cayó en la curva cuatro. Su orgullo le empujó a no abandonar y a incorporarse de nuevo a la carrera desde la última plaza. Y en el desenlace comprendió que su esfuerzo estaba resultando fútil, con lo que decidió entrar en su taller y retirarse de una carrera que varía cómo Viñales tiraba y sólo era seguido de cerca por Bagnaia. Este último ha sido subrayado como uno de los que mejor ritmo ha tenido durante todo el fin de semana, al igual que Pol Espargaró, que se colocó tercero y seguido por Quartararo.

Dovizioso seguía compitiendo atrás, anhelando una remontada que salvara el liderato mundialista. Era undécimo cuando Bagnaia adelantó a Viñales -vuelta quinta-. Espargaró se asentaba en una cómoda tercera plaza a la que no podía pegarse Quartararo, siendo el francés puntero virtual en el Mundial a esas alturas de carrera. Entonces, Bagnaia se distanciaría de los dos españoles, marcando una velocidad impresionante en cabeza y Jack Miller se iría al taller en el octavo giro -debido a problemas de rendimiento en el tren trasero-.

El silente Alex Márquez, mientras tanto, sacaba todo el jugo a su pilotaje de la Honda rodando octavo, en su mejor día como piloto de MotoGP. Le rodeaban el portugués Miguel Oliveira y el italiano Andrea Dovizioso. Y a menos de siete vueltas para la conclusión se detonaría uno de los puntos de inflexión: el líder "Pecco" Bagnaia se fue al suelo en la curva seis. En consecuencia, Viñales asumió la condición de puntero y la defendería con una solvencia remarcable. Con Pol Espargaró y Fabio Quartararo peleando por la segunda posición.

El francés ya había recibido la primera advertencia de sanción por salirse de los límites del circuito y acabaría recibió también un segundo aviso. Por delante, Maverick no cometería ningún error, camino de su primera victoria del año -sexto ganador en siete carreras, tras los dos triunfos Quartararo y los de Brad Binder, Andrea Dovizioso, Miguel Oliveira y Franco Morbidelli-. Joan Mir, astuto, atacaría y adelantaría a Fabio y a Pol Espargaró. Y en la maniobra para recuperar lo perdido, el galo volvió a exceder los límites del trazado y a ser sancionado. Dibujando un podio plenamente español y un Mundial más interesante que nunca.

Por otro lado, en Moto2 ganó Enea "La Bestia" Bastianini (Kalex). En su tercer triunfo del año, el italiano fue el mejor en una jornada en la que se tuvieron que dar dos salidas por la irrupción de la lluvia. La reanudación dejaría sólo un tramo de diez vueltas y ahí Bastianini sorprendió a todos al cosechar un colchón en cabeza. El podio lo completarían Marco Bezzecchi (Kalex) y el inglés Sam Lowes (Estrella Galicia 0'0 Kalex). Luca Marini (Kalex), cuarto, sigue siendo el líder del Mundial, pero sólo con cinco puntos de margen.

Y en Moto3 alzaría los brazos otro italiano. Se trató de Romano Fenati (Husqvarna), un piloto que no ganaba desde 2017. Su rendimiento se elevó hasta el techo de la excelencia, pues se impuso en una traca final muy apretada, con Celestino Vietti (KTM) y el japonés Ai Ogura pegados. El español Albert Arenas (KTM) finalizó cuarto y logró mantener su primera plaza en la clasificación de pilotos, si bien sólo le quedan dos puntos de ventaja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios