www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC 253. Adesanya destierra a Costa y propulsa su etiqueta de leyenda

UFC 253. Adesanya destierra a Costa y propulsa su etiqueta de leyenda
Ampliar
domingo 27 de septiembre de 2020, 15:08h
Además, Blachowicz noqueó a Reyes para suceder a Jon Jones. Y el español Juan Espino se exhibió en su vuelta a la jaula en los pesos pesados.

Dana White hizo que su espectáculo volviera a la joya de la corona, al proyecto que ha permitido a su compañía liderar el crecimiento de los eventos deportivos en este complicado 2020. Decidió el magnate de las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) que el UFC 253 se celebrara en la conocida Fight Island, ese trozo de la isla Yas -en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos- que ha conseguido para que el coronavirus no frenase la explosión de beneficios en que viaja. No se competía en el Flash Forum desde el 26 de julio. Ya era hora de regresar a su idea más rocambolesca para presumir.

Reservó el empresario para este domingo dos duelos por el título. En la cima de todo se encontraba el enfrentamiento entre Israel Adesanya y Paulo Costa por el cinturón del peso medio. La confrontación entre el nigeriano, aspirante a leyenda absoluta, y el brasileño, candidato a desbancar al favorito. Se medían dos invictos (19-0 vs 13-0) en una de las peleas subrayadas de esta temporada. Se trataba del pronosticado combate más complicado que se había atravesado en el camino del africano. En definitiva, se ponía en discusión si podían más los músculos o la técnica.

En el Golfo Pérsico se detonaría el esperado cruce de una de las rivalidades del momento. El careo del sábado, con el lanzamiento del cinturón blanco de jiu-jitsu certificado como el vídeo más compartido y visto, jamás, sobre MMA y en la era de las redes sociales (más de un millón de visitas superior al de Khabib vs McGegor), atestiguó la dimensión del evento. Y en la jaula destacaría la gigantesca anatomía carioca hasta que el ábitro dio comienzo al ajedrez. Adesanya mantendría la distancia y cortaría el aguante de las piernas de Costa por medio de patadas duras y precisas, al tiempo que el americano encañonaba latigazos al cuerpo contrincante.

La estrategia del nacionalizado neozelandés funcionaba a la perfección. 'Taló el árbol' tanto que a mitad del segundo asalto había atizado 20 veces el gemelo zurdo de un brasileño que empezaba a cojear. Desde ese punto de partida, constriñó al aspirante a estrechar la distancia con cierta sensación de urgencia y le cazó. Enchufó manos quirúrgicas, dibujó una patada a la sien y puso la guinda con un contraataque que noqueó a Costa. En menos de nueve minutos y ni siquiera en la mitad del desafío.

Selló la segunda defensa consecutiva de su cinturón, dio carpetazo al humo que subió al latinoamericano a esta altura y prosiguió su voluntad de trabajarse la reputación de icono entre los iconos en esta disciplina deportiva. Correspondiendo con la etiqueta que le puso Dana White, cuando derrotó a Anderson Silva, como estrella emergente. Es ya una de las caras de la empresa y de la élite de las artes marciales mixtas. Y tiene cerca la posibilidad de barrer su división como campeón. No se le ve techo.

Por otro lado, y como ilustre segundo plato del menú, comparecían Dominick Reyes y Jan Blachowicz. Los dos se metieron en el octágono para proclamarse sucesor de Jon 'Bones' Jones como campeón del peso semipesado. El astro lo dejó vacante, tras haber salido vivo de milagro de su encuentro con el estadounidense de origen latino. Reyes (13-1) repetía intento, en consecuencia, ante otro rival más asequible. Mas, el polaco (26-8) se había preparado a conciencia para la ocasión y no iba a regalar nada. La gloria estaba demasiado cerca y ninguno de estos luchadores la había probado nunca.

Las patadas del europeo mandaron en el primer asalto, erosionado las piernas rivales y golpeando sobre las costillas. El californiano se tomó un tiempo de estudio y quiso aumentar su ambición, pero no saldría de la exhibición de buenas defensas. El polaco haría historia para su país -ningún compatriota se había proclamado campeón en la UFC- filtrando combinaciones y amortizando el momento en el que Reyes se abrió al cuerpeo. Ahí, en el segundo round, embocó un zurdazo al mentón ajeno que autografió el KO que estrenaría nuevo patrón de la división.

Por último, España tuvo su lugar en este UFC 253, en la afamada y pomposa Fight Island. Juan Espino reaparecía en la UFC tras dos años de recuperación por una compleja lesión. 'El Guapo', de 39 años, sufrió además el aplazamiento de su pelea provocado por la pandemia pero al fin le llegó el momento. Así pues, en su segunda pelea dentro de la compañía de White, en el peso pesado, hubo de chocar ante el estadounidense Jeff Hughes y el canario ganaría por una sumisión de complicada ejecución. Dominó por completo, llevando al suelo la lucha con cinco derribos y aplicando una presión sobresaliente. Para culminar el KO técnico con un triángulo de brazo en el minuto 3:48 del asalto inicial. Una presentación imperial y un récord de 10-1.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios