www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ligas europeas. Bayern y City son aplastados y Bale vuelve a la grada... en Londres

Ligas europeas. Bayern y City son aplastados y Bale vuelve a la grada... en Londres
Ampliar
domingo 27 de septiembre de 2020, 21:40h
Además, el Nápoles anotó seis goles y Brahim marcó su primer tanto con el Milan.

La sesión dominical de la Premier inglesa ofreció la mejor versión del Leicester, un rodillo en el Etihad, donde, al amparo de un triplete de Jamie Vardy, apabulló al Manchester City, la eficacia del Leeds para vencer en el feudo del Sheffield United y otro penalti polémico por mano, decretado tras acudir al árbitro al vídeo, que impidió la victoria del Tottenham sobre el Newcastle.

El conjunto del español Pep Guardiola se las prometía muy felices cuando el argelino Riyad Mahrez abrió el marcador para los 'sky blues'. Todo un espejismo. Vardy se volvió a convertir en su verdugo. Por segunda vez en su carrera logró un triplete ante el City del catalán (dos de sus goles de penalti). Antes de la hora de partido el Leicester ya mandaba por 1-3. Guardiola hizo debutar en la Premier al joven Liam Delap y dio entrada al también joven español Ferrán Torres. No encontró soluciones. James Maddison elevó el 1-4 y aunque el zaguero neerlandés Nathan Ake pareció maquillar algo el resultado, el belga Youri Tielemans, de nuevo de pena máxima, firmó el definitivo 2-5.

El conjunto de Brendan Rodgers se sitúa en cabeza de la Premier por diferencia de goles (12 a favor y 4 en contra), igualado con 9 puntos con el Everton del italiano Carlo Ancelotti y el colombiano James Rodríguez. El City cede su primera derrota y además de forma contundente. No encajaba cinco goles en casa desde febrero de 2003 ante el Arsenal. Para Pep es la primera vez que le ocurre en sus 686 partidos como entrenador.

Además, el Leeds de Bielsa demostró que no está en la Premier de paso. Tras dos encuentros locos ante el Liverpool y el Fulham, mostró su versión más sobria para, con un tanto a poco del final de Patrick Bamford, llevarse los puntos de Bramall Lane (0-1). Bramford, que se convierte en el primer jugador de la historia del Leeds en marcar en sus primeros tres partidos de la Premier, resolvió el derbi de Yorkshire para sumar su segunda victoria seguida y dejar a su rival en el sótano de la tabla.

Y el Tottenham, ante la mirada desde la grada del galés Gareth Bale, que ha llegado al conjunto del luso Jose Mourinho cedido por el Real Madrid, firmó un empate ante el Newcastle (1-1), que igualó el encuentro gracias a un penalti en el periodo de prolongación al decretar el colegiado -tras acudir al vídeo- mano de Eric Dier. Parecía que el conjunto londinense tenía en su mano su segunda victoria seguida gracias a un tanto del brasileño Lucas Moura (m.25), que remachó una nueva asistencia del goleador Harry Kane, que ha comenzado esta campaña con los papeles cambiados y está brillando como gran pasador.

Pero no remachó el triunfo el cuadro de Jose Mourinho, que dominó y tuvo claras ocasiones y las 'urracas', gracias a una pena máxima decretada por el colegiado tras acudir al VAR que materializó Callum Wilson, arañaron un punto muy valioso. Gareth Bale, que llegó al Tottenham lesionado en una rodilla, fue una de las bajas que tuvo Mourinho, mientras que el lateral zurdo internacional español Sergio Reguilón, traspasado por el Real Madrid, formó parte de la convocatoria pero aún no tuvo la opción de debutar con su nueva camiseta. Mourinho se mordió la lengua tras el partido, aunque dejó un mensaje: "Prefiero darle dinero a asociaciones de caridad que a la Federación luego de que me sancionen, entonces no daré mi opinión", indicó tras el encuentro a Sky Sports.

El Hoffenheim acaba con la racha del Bayern con goleada


Por otro lado, Tres días después de conquistar la Supercopa de Europa -su cuarto título del año-, el Bayern cedió sus primeros puntos en la Bundesliga, al perder por 4-1 contra el Hoffenheim, el único equipo que ha sido capaz de derrotar a los bávaros desde el 7 de diciembre. La goleada pudo haber sido algo exagerada pero la victoria del Hoffenheim -que se convirtió en líder de la Bundesliga tras la segunda jornada- fue justa y fruto de un partido inteligente e intenso en el que el Bayern acusó el desgaste de los 120 minutos de la Supercopa contra el Sevilla.

El entrenador del Bayern, Hansi Flick, echó mano de las rotaciones tras el duelo ante el Sevilla y de cara a la Supercopa alemana del próximo miércoles frente el Borussia Dortmund. Flick, incluso, corrió el riesgo de empezar sin Robert Lewandowski, en cuya posición empezó jugando Joshua Zirkzee. Además, Jerome Boateng entró por Niklas Süle, Alphonso Davies por Lucas Hernández y Corentin Tolisso por Leon Goretzka.

El Bayern se apropió de la pelota desde el comienzo ante un Hoffenheim que defendía de forma disciplinada y agresiva y que cuando recuperaba el balón lanzaba ataques rápidos y peligrosos. El gol de la ventaja para el Hoffenheim, sin embargo, no llegó directamente en un contragolpe sino en un saque de esquina, en el minuto 16, que Bicarrzik prolongó de cabeza al segundo poste dejando sin opción a Manuel Neuer.

El Bayern, pese a tener la pelota, tenía también dificultades para llegar a puerta. El Hoffenheim, con el gol, tomó confianza y sus contragolpes se hicieron más frecuentes y más peligrosos. El segundo llegó en uno de ellos en el minuto 24. Un rebote, tras un duelo cerca de la línea central entre Benjamin Pavard y André Kramaric, le cayó a Dabbur que se encontró con el camino libre para llegar al área y marcar. El Bayern se volcó por completo al ataque tras el 2-0 y con ello aumentó el riesgo de ser sorprendido por los contragolpes del Hoffenheim.

Los bávaros lograban llevar el balón hasta el área, donde normalmente parecía rebotar contra un muro plantado por el Hoffenheim. Los remates a puerta tardaron en llegar. En el 34, un disparo de Thomas Müller se marcó desviado, tras pegar en Leroy Sané. Sané cabeceó, en el 35, al lado de la portería. El descuento llegó en el 36, con un gran remate desde fuera del área de Joshua Kimmich. La jugada empezó con un cambio de frente de Sané desde la izquierda que recibió Serge Gnabry en el costado derecho del área. Müller, al final sacó el balón del área, donde no había espacios, para que Kimmich definiera desde fuera. Y antes del final de la primera parte, el Hoffenheim estuvo a punto de aumentar el marcador con un remate de Kramaric que Neuer desvió al larguero.

El partido en la segunda parte siguió siendo rico en intensidad y empezó con ocasiones de ambos lados. En el 51, Dabbur tuvo dos seguidas para el Hoffenheim y, acto seguido, hubo una buena llegada del Bayern por la izquierda que terminó con un remate demasiado débil de Zirkzee. En el 57 Zirkzee remató mejor pero el meta Oliver Baumann desvió la pelota contra el poste. Luego entraron Lewandowski, Goretzka, Kingsley Coman y Jaman Musiala por Zirkzee, Pavard, Sané y Tolisso.

Con ello se esperaba que la última media hora fuera una andanada ofensiva del Bayern pero en un contragolpe, que culminó Kramaric con un buen remate, el Hoffenheim logró el tercero en el 77. Al final llegó el cuarto con un penalti, cometido por Neuer contra Bebou en un contragolpe, y marcado por Kramaric que, con cuatro goles en dos jornadas, encabeza la tabla de goleadores de la Bundesliga.

Primer gol de Brahim y seis dianas del Nápoles


El español Brahim Díaz, fichado en esta sesión de mercado por el Milan, procedente del Real Madrid, anotó este domingo su primer gol oficial con la camiseta "rossonera", en el triunfo por 2-0 logrado en el campo del Crotone, en la segunda jornada de la Serie A. Tras debutar en partido oficial en la fase previa de la Liga Europa contra el Shamrock Rovers irlandés y jugar veinte minutos la semana pasada en el triunfo liguero por 2-0 contra el Bolonia, Brahim salió de titular en el 4-2-3-1 del técnico Stefano Pioli y marcó la segunda diana de la tarde.

El marfileño Frank Kessie adelantó al Milan al borde del descanso al transformar un penalti con seguridad y, a los diez minutos de la reanudación, Brahim aprovechó un balón suelto en el área pequeña para darse la vuelta y superar al portero con la pierna zurda. Y eso que el Milan llegó a Crotone sin poder contar con su líder ofensivo, el sueco Zlatan Ibrahimovic, quien está en cuarentena tras dar positivo el pasado jueves por coronavirus.

El sustituto de "Ibra" fue el croata Ante Rebic, quien sin embargo tuvo que retirarse en el 57 a causa de una grave lesión en el brazo izquierdo tras una fea caída. Fue llevado a un cercano hospital para entender la entidad de su problema. Fue la nota negativa de un encuentro que permitió al Milan mantenerse con el pleno de puntos tras dos jornadas, como el Nápoles y el Hellas Verona.

Asimismo, el mexicano Hirving Lozano anotó un doblete este domingo en el contundente triunfo por 6-0 del Nápoles en el estadio San Paolo contra el Génova, en la segunda jornada de la Serie A italiana. Tras ser titular en la primera jornada, cuando el Nápoles ganó 2-0 al Parma, Lozano repitió en el once inicial del técnico Gennaro Gattuso y adelantó a su equipo en el minuto 10 al rematar una asistencia del belga Dries Mertens.

Los momentos difíciles vividos el curso pasado, en el que se quedó varios meses al margen del equipo por decisión táctica de Gattuso, ya parecen olvidados para un Lozano que estuvo agresivo, activo y siempre peligroso cuando pudo atacar desde la banda derecha. Una serenidad recuperada que se vio también en las celebraciones del 2-0, anotado por el polaco Piotr Zielinski, cuando fue uno de los primeros en abrazar y reír junto a su compañero.

El equipo de Gennaro Gattuso, pese a perder por problemas físicos a Lorenzo Insigne y al griego Kostas Manolas, se divirtió en ataque y, tras anotar el 3-0 gracias a Mertens, vio cómo Lozano completaba su gran doblete personal en el minuto 64, al encarar y superar al portero con un certero remate con la pierna derecha. El 'Chucky' fue sustituido a continuación por Matteo Politano y el conjunto napolitano sentenció su victoria con dianas del macedonio Eljf Elmas y del propio Politano.

Por último, el portugués Cristiano Ronaldo salvó este domingo a una gris Juventus con un doblete decisivo para empatar 2-2 en el campo de la Roma. Una vez más fue Cristiano el salvador de una Juve que lo pasó mal en el Olímpico contra una Roma organizada, que estuvo dos veces por delante y que, pese a jugar en superioridad numérica en la última media hora, fue alcanzado a veinte minutos del final.

El francés Jordan Veretout, de penalti y al culminar un contragolpe, ilusionó a la Roma, pero Cristiano apareció con un tremendo cabezazo que salvó un punto para la Juventus, en el que debutó el español Álvaro Morata, fichado esta misma semana procedente del Atlético Madrid. Fue CR7 el mejor del cuadro turinés, en el que también debutó el brasileño Arthur Melo, fichado en esta sesión de mercado procedente del Barcelona en un trueque con el bosnio Miralem Pjanic.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios