www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESIDENTE TORRA, INHABILITADO

lunes 28 de septiembre de 2020, 13:09h
El presidente de la Generalidad, Joaquín Torra, ha sido inhabilitado por decisión unánime del Tribunal Supremo...

El presidente de la Generalidad, Joaquín Torra, ha sido inhabilitado por decisión unánime del Tribunal Supremo. Con retraso, el Estado de Derecho todavía funciona en esta España descoyuntada por el Gobierno del Frente Popular.

Joaquín Torra ha sido un presidente títere en manos de Carlos Puigdemont. El expresidente prófugo ha manejado a su antojo los hilos de la marioneta. Ahora le gustaría retrasar las elecciones porque las distintas facciones secesionistas andan en plena trifulca y la opinión pública catalana está harta del espectáculo. A Carlos Puigdemont le agradaría que se serenaran las aguas desbordadas antes de apelar al voto ciudadano en las urnas.

Joaquín Torra, que es un hombre vulgar y un político de tercera división, puede tener una reacción personal incontrolada. La ley le obliga a abandonar su despacho presidencial y aceptar la inhabilitación. Si se resistiera o se inventara añagazas dilatorias, el Gobierno de España tiene obligación de asegurar ante la opinión pública el cumplimiento estricto de la sentencia. Está claro que al menos una parte del Gobierno de coalición se inclina al lado del presidente marioneta. Pero las espadas no están en alto. Las sentencias del Tribunal Supremo, que, por cierto, no ha hecho otra cosa que respaldar lo decidido por el Tribunal Superior de Cataluña, exigen el respeto del Ejecutivo y su contundente intervención si fuera necesaria.

Apena la situación que vive una de las regiones españolas más cultas y prósperas de la España democrática. Cataluña debería ser el espejo de la libertad, la concordia y la conciliación. Unos centenares de políticos mediocres y ambiciosos están desarticulando la paz y la estabilidad del pueblo catalán.