www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Hazard ya es un problema para el Madrid: se vuelve a lesionar y peligra el Clásico

Hazard ya es un problema para el Madrid: se vuelve a lesionar y peligra el Clásico
Ampliar
miércoles 30 de septiembre de 2020, 23:35h
Le estaban mimando su tobillo maltrecho y ha sufrido un infortunio muscular.

Cuando el Real Madrid cayó eliminado de la pasada edición de la Liga de Campeones, en agosto y ante el Manchester City, Eden Hazard se retiró con una bolsa de hielo en el tobillo dañado. El jugador belga forzó para buscar la remontada, pero su rendimiento distó mucho del anhelado y, además, erosionó una zona que preocupa mucho más de lo esperado cuando el club de Chamartín le contrató por algo más de 100 millones de euros.

Después del cierre de la temporada en la que los merengues arrancaron el título de Liga, el que fuera su fichaje estrella, y heredero de Cristiano Ronaldo tras el fiasco de Gareth Bale, se incorporó a la concentración de la selección de Bélgica. Se trataba de un par de partidos internacionales para los que el seleccionador Roberto Martínez afirmó que el regateador estaba listo desde el prisma de la salud. Otra cosa es el punto de forma física. Otra vez descuidada.

No jugaría ni un minuto, pero tampoco decidió volver a Madrid para entrenarse como es debido y recuperar la línea exigible a un futbolista que cobra 30 millones de euros al año. Se quedó con sus compatriotas, disfrutando del fútbol desde la grada. Sabiendo que no iba a competir. Y volvió a la capital española para ponerse manos a la obra, de cara al debut liguero. Entonces, la entidad madridista decidió cuidar ese tobillo derecho operado y le relegó al descanso en el debut liguero.

Zinedine Zidane aseguró en sala de prensa que no iban a precipitarse con respecto a la reaparición de Hazard. Aunque la falta de puntería de su ataque sea palmaria ya a estas alturas. El caso es que pasaron los días y se empezó a especular con la posibilidad de que el belga formara parte del viaje al Villamarín. La articulación parecía estabilizada y sin dolor, y el tono físico se había fortalecido. Pero se cayó de la convocatoria. De nuevo por precaución.

La idea era que en se estrenara en el primer evento en el Estadio Alfredo di Stéfano, ante el Valladolid. Este martes. Pero otra lesión se ha cruzado en el plan previsto por el cuerpo técnico y el jugador. En esta misma fecha el Real Madrid ha emitido un comunicado que expone lo siguiente: "Tras las pruebas realizadas hoy a Eden Hazard por los servicios médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión muscular en la pierna derecha".

El trabajo de potenciación del tobillo quedó en nada. Un infortunio muscular le saca de la dinámica. Y dispara las especulaciones porque el club no ha difundido el grado de rotura. Los analistas hablan de una ausencia de tres a cuatro semanas. Con el primer Clásico ante el Barcelona fijado para el 25 de octubre. Esto es, de repente, el Real Madrid tendrá que vérselas con su némesis mermado, un recuerdo demasiado fresco e inquietante de lo vivido en el curso 2019-20.

Ahora está por ver si Hazard va a acudir a la llamada de Bélgica. Roberto Martínez le ha convocado para los encuentros del 8, 11 y 15 de octubre frente a Costa de Marfil, Inglaterra e Islandia, respectivamente. Estando bajo sospecha, se espera que el jugador elija quedarse en Valdebebas para apuntalar su anatomía y volver a lucir la camiseta merengue con garantías y cuanto antes. Porque el club no ha fichado a nadie en este verano. Y él es uno de los que deben agigantar su influencia en el juego y los resultados si el proyecto deportivo quiere aspirar a la gloria.

Este lunes Zidane tuvo que lidiar con el polémico asunto. Como durante tantos meses desde que llegó el ex del Chelsea. "Lo veo muy cerca, está ya preparado, entrena con el equipo bien. Es verdad que no ha entrenado mucho hasta ahora, pero ya está entrenando con regularidad con nosotros y está bien para estar. Veremos cómo lo vamos a hacer", analizó el preparador francés, que no sabía lo venidero. Desconocía la lesión muscular que iba a torpedear su la legitimidad pública de la paciencia que viene reclamando con Hazard.

En esa comparecencia, previa al envite ante el Valladolid, el preparador añadió lo siguiente: "Se puede decir que no ha sido serio, pero yo no lo creo porque lo que quiere es jugar y ha tenido un problema gordo que le ha molestado durante mucho tiempo. Ahora va bien y es lo que queremos, que no se resienta en nada de su molestia. Es lo más importante porque la temporada es muy larga. Es un profesional y lo que quiere es estar bien y ayudar a sus compañeros". Tras jugar 22 de los primeros 53 partidos posibles como madridista, tiene toda la presión sobre sus hombros. En el entretanto, el discreto potencial goleador de los atacantes madridistas habrán de tirar para adelante como sea. Sin una estrella que todavía no ha brillado en Concha Espina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios