www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Flecha Valona. Hirschi conquista el Muro de Huy y la juventud brilla

Flecha Valona. Hirschi conquista el Muro de Huy y la juventud brilla
Ampliar
miércoles 30 de septiembre de 2020, 23:35h
El suizo se impuso con claridad en una jornada protagonizada por el juvenil Vansevenant.

Marc Hirschi tiene 22 años y es el apadrinado de Fabian Cancellara. Además de ser los dos de Suiza, no es casualidad que el icónico todoterreno helvético haya puesto bajo su protección al joven nacido en Berna. El talento del ciclista del Sunweb desborda todas las predicciones y en este 2020 se ha subrayado como uno de los nombres gruesos de la nueva horada de este deporte, junto a Tadej Pogacar, Remco Evenepoel o Wout Van Aert. Ellos han tomado ya la bandera del futuro y la han llevado al presente.

Hirschi se presentó al gran público en la pasada edición del Tour de Francia. Ganó una etapa, rozó otros tantos triunfos y se llevó el maillot de la combatividad. Acto y seguido firmó el bronce en el Campeonato Mundial de Ciclismo desarrollado en Imola. Montado al galope de esa inercia aterrizó en la clásica llamada Flecha Valona, un desafío de 202 kilómetros y 84 años de historia. Y ganó ofreciendo una superioridad impresionante.

El suizo exhibió todo su poder en la recta final. Atacó a 150 metros de meta, dentro del grupo de los favoritos, para alzarse con un triunfo de campanillas en el mítico Muro de Huy. Su rendimiento resultaría incontestable y dejó en la estacada al francés Benoit Cosnefroy (Ag2r) y al canadiense Michael Woods (Education First), segundo y tercero, respectivamente. Cancellara le define como el 'Kylian Mbappé' del ciclismo mundial y su techo no es descifrable a estas alturas.

Hubo de leer con astucia los movimientos que desglosaron sus oponentes ilustres. Porque el desenlace detonó una guerra de guerrillas, sin equipos armados, en la que el esloveno Tadej Pogacar -vigente campeón de la Grande Boucle- trató de explosionar todo en el ascenso definitivo. La perla del UAE sería superada y concluiría en la novena plaza. Y tampoco llegaron a Hirschi las piernas de Kwiatkowski -ex campeón del Mundial y cuarto en esta prueba- o las del francés Barguil. El primer español fue Jesús Herrada, decimoquinto.

"Disfrutaré de este triunfo y espero sacar provecho de este gran momento de forma. Me tomaré unos días tranquilos y nos veremos el domingo en la Lieja", aseguró el helvético en el podio. "Nunca me sentí súper fuerte, la mayoría de las veces no me siento tan bien al comienzo de la carrera, pero hoy me fui motivando y encontrando las mejores sensaciones. Me dije a mí mismo que quería estar en posición de disputar. En los últimos metros tienes las piernas o no, y yo las tenía", expuso.

Y añadió esto: "Además, no cometí errores y estuve bien respaldado por el equipo", analizó, satisfecho. Y concluyó reconociendo que "fue difícil ... Es un final empinado y constante, y no tienes que salir demasiado temprano porque eres completamente ácido láctico, y se trata de lo que hay en la cabeza, tienes que ser fuerte en la cabeza para superar el dolor".

El relato de esta edición de la Flecha Valona, en la que faltó el reciente campeón mundial Julian Alaphilippe, se escribiría a través de una fuga que duró casi 200 kilómetros. Sus componentes fueron Van Poucke (Sport Vlaanderen), Mathijs Paasschens (WB Bingoal), Marlon Gaillard (Direct Energie) y el joven neerlandés Mauri Vansevenant (Deceuninck). Este último, de 21 años, llegaría en solitario a desafiar al pelotón. Su derroche espectacular, que le valió el respeto en su precoz presentación, concluyó con una caída que le descartó de la gloria a 3,5 kilómetros de meta.

Ya cuando restaban 20 kilómetros se puso a trabajar el UAE de Pogacar. Puso a tirar del gran grupo a dos puñales como son Rui Costa y Sergio Henao. También se remangaron el Sunweb, el Ineos de Kwiatkowski y el Education First, que buscaba sus opciones con Woods. Su labor desinfló a Vansevenant y al colombiano Rigoberto Urán, que había saltado. Y el ascenso final al Muro de Huy, una subida de 1,9 kilómetros al 9,6 por ciento de desnivel, acogió un festival de demarrajes. Abrió fuego Henao y le siguió el australiano Richie Porte. Mas, fue el cambio de ritmo de Woods el que fracturaría todo. Pogacar perdería pie y sólo aguantó Hirschi, que, sentado, doblegó a la pendiente y al resto de aspirantes. El campeón de Europa y del mundo sub'23 en ruta ya está aquí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios