www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Historia de España en un sueño americano

lunes 05 de octubre de 2020, 20:15h

La recepción española de García Lorca, y la del poeta novohispano Gaspar de Villagrá, están unidas por el hilo de una hermosa intrahistoria americana. La de dos hispanistas maravillosos, magníficamente formados en el Madrid de la posguerra donde se casaron, que hicieron su carrera en Estados Unidos: Mercedes Junquera (Madrid, 1930) y Yaroslaw Flys (Ivano-Frankivsk, 1928 – Arizona, 2009). Dos vidas tan apasionantes como sus pioneras contribuciones.

A Junquera le debemos la primera edición crítica del primer poema épico de Norteamérica escrito por un europeo, el capitán Gaspar de Villagrá, en 1610: Historia de Nuevo México (Historia 16, 1989). Y a Flys, de origen ucraniano, la primera tesis doctoral sobre García Lorca defendida en España, en 1954: El lenguaje poético de Federico García Lorca (Gredos, 1955).

De Europa a Estados Unidos

Doctorada bajo la dirección del gran americanista Manuel Ballesteros Gaibrois, Junquera ha sido una excelente estudiosa y divulgadora de la huella de España en el Suroeste estadounidense. En cuanto a Flys, su tesis sobre García Lorca fue dirigida nada menos que por que el erudito de la Generación del 27 Dámaso Alonso, de cuya estilística fue digno continuador.

Mercedes Junquera y Yaroslaw M. Flys llegando en barco a Nueva York (1951).

Junquera y Flys se enamoraron en la Complutense, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial. Ella era la menor de una familia liberal, católica, que había sobrevivido al Madrid de las checas. Estudiante voraz, adelantó a los 16 años su ingreso en la universidad. Flys, un par de años mayor, había llegado a España tras una odisea alucinante, clandestinamente pero con una recomendación del obispo de Ucrania en Roma para una beca de estudios. Y aunque estuvo a punto de acabar en un campo de refugiados, al final fue avalado por la Obra Católica de Asistencia Universitaria.

El ucraniano tenía don de lenguas. Hablaba francés, alemán, ruso, polaco… Aprendió español encerrándose en un hotel madrileño con un libro de gramática, y no salió de la habitación hasta que lo tuvo dominado. Con ese equipaje entró en Románicas. Aunque echarse una novia como Mercedes Junquera también debió acelerar su aprendizaje de la “bella castellana”, que diría Freud.

En 1951, licenciados y recién casados, Yaroslaw convence a Mercedes para probar fortuna en Estados Unidos. Sin embargo, al llegar a los USA los contactos ucranianos de Flys le dijeron que se olvidara del mundo académico, que para ellos solo había empleo en las fábricas. Pero este llevaba una recomendación de Dámaso Alonso para el hispanista alemán Helmut Hatzfeld, de la Universidad Católica de Washington. Y cuando vio que todo pasaba por sacarse el doctorado, decidió presentar en España lo que aún no había: una tesis sobre García Lorca.

Relato de una tesis pionera

En esto andaba el ucraniano cuando un buen amigo suyo, el filólogo Rafael Lapesa, le advirtió durante una visita a Estados Unidos que abandonara el asunto. Que el catedrático que le tocaba, Joaquín de Entrambasaguas, nunca aceptaría esa tesis y que nadie se atrevería a enfrentarse con él. Flys ya barruntaba esta posibilidad; no tanto por el tema lorquiano, sino por sus diferencias con dicho catedrático. Pero entonces tuvo una de sus audacias. Le dijo a Lapesa que su director de tesis ya era Dámaso Alonso. Esto zanjó el tema a falta de un detallito: que Dámaso Alonso no sabía nada. Cuando Flys fue a verle a Harvard para contárselo, el maestro le echó una razonable bronca y le dijo: Pues nada, que te voy a dirigir la tesis. Avisándole, eso sí, de que no le acompañaría a España para asistir a su defensa.

Y como Flys tenía el trabajo ya muy avanzado, al poco tiempo fue presentado con éxito en la Complutense. El día de marras tuvieron que habilitar el Paraninfo. Se había corrido la voz y más de trescientas personas, prensa incluida, aguardaban el evento. Entre ellas, varios editores que allí mismo se ofrecieron a publicar la pionera tesis. El joven doctor entregó entonces sus papeles al director de la Editorial Gredos, donde se maquetaron sin tocar ni una coma en la colección que llevaba Dámaso. El resultado pasó sin problemas la censura (expediente 5687-55) y se agotó rápidamente. Flys, sin embargo, quedó insatisfecho y siempre se negó a reeditarlo.Solicitud de autorización para imprimir El lenguaje poético de FGL (3-10-1955).

El lenguaje poético de Federico García Lorca, que el ucraniano firmó como Jaroslaw M. Flys a la edad de 26 años, es todavía y a pesar de sus carencias un trabajo relevante. Analiza la evolución de la lírica lorquiana tomando como parteaguas su estancia en Nueva York (1929). Estudia el tránsito de la metáfora al símbolo, el angustioso conflicto del hombre ante la vida moderna, y la decantación de Lorca por el teatro como herramienta expresiva de lo trágico, cuajada en obras como Yerma, La Casa de Bernarda Alba o Bodas de sangre. Una aproximación a la dramática lorquiana, afín al monográfico sobre el teatro del poeta granadino que Guerrero Zamora editó en la Complutense en 1948.

La defensa y publicación de la tesis de Flys –que en sí misma da para otra tesis– inauguró oficialmente la recepción lorquiana en España. La aportación coincidió con la primera estampación española de unas Obras Completas del vate andaluz (Aguilar, 1954). Cuyo extraordinario volumen, notablemente ampliado en 1955, habría venido de perlas al ucraniano a pesar de sus expurgos. Ya que Flys tuvo que hacer su estudio con las únicas disponibles hasta la fecha: las preparadas por Guillermo de la Torre en Argentina (Losada, 1944).

Toledo entre Ohio y Castilla

El doctorado dio a la carrera de Flys el impulso esperado, pasando este a impartir docencia en la Universidad Católica de Chicago durante varios años. Entre tanto, integrados ya en la sociedad estadounidense, Mercedes y “Yaro” tuvieron dos hijos (tendrían dos más) y ella logró su habilitación como profesora.

Pero fue en 1963, incorporados ambos a universidad estatal de Ohio, la Bowling Green, cuando Flys tuvo una idea genial que el rector aceptó poner en marcha: un programa permanente de estancias en España para alumnos estadounidenses, con el propósito de acercarles a la historia y la civilización españolas en contacto con su paisaje, sus gentes y formas de vida. Miles de estudiantes han pasado desde entonces por estos cursos, “Study Abroad”, que hoy continúan en correspondencia con la Universidad de Alcalá de Henares, a través de la Cardenal Cisneros.

Este programa fue pronto ampliado a Francia y Austria, asumiendo Junquera la dirección de la parte española. Había comprendido, doña Mercedes, la inmensa laguna pedagógica existente en Estados Unidos sobre la secular obra de España, tan remarcable y desplazada en Norteamérica; laguna, por cierto, no menor entre los españoles. Y mientras Flys consolidaba su obra crítica sobre el existencialismo damasiano, Mercedes Junquera se doctoraba en 1967 con la siguiente tesis sobre Historia de América: Los indios de Nueva España a través de las narrativas españolas del siglo XVI y XVII, dirigida por el eminente y ya mentado Ballesteros Gaibrois.

Lo habían logrado. Mercedes y “Yaro” habían cumplido el sueño americano. Pero algo se rompió por el camino y en 1976 deciden divorciarse. Flys ya se había trasladado un año antes a Arizona, donde volverá a casarse y llegará a director del Departamento de Lenguas Extranjeras de la universidad estatal. Allí enseñará durante otros veinticinco años, completando su densa estilística sobre Dámaso, tan reeditada y traducida como su cala en La realidad y el deseo de Cernuda (Castalia, 1983). También Junquera se casará de nuevo, consiguiendo una cátedra en la Bowling Green y ejerciendo allí la docencia hasta su jubilación, hacia 1993.

Paradojas de la vida, fue justo el año de su divorcio cuando ella publica en España, como Mercedes Junquera de Flys, su primer libro: Pioneros españoles en el Lejano Oeste (Doncel, 1976). Narrado como una serie de cuentos con rigor histórico, sin el fárrago del aparato erudito, es la composición literaria más bella que he leído sobre los primeros europeos por tierras Nuevo Méjico, Tejas y California. Una obra de bolsillo deliciosa, que todavía aguarda su reedición.

La Ilíada de Norteamérica

La producción bibliográfica de Junquera, escasa al margen de su articulismo, pero muy selecta, emergerá de nuevo en un opúsculo fascinante: Reivindicación histórica y literaria de los Indios Pueblo Occidentales (Ediciones Universitarias Españolas, 1988). Este abigarrado y luminoso ensayo, que firmó como Mercedes Junquera de Early, será el estudio preliminar a su edición anotada de la primera Ilíada de Norteamérica: la Historia de Nuevo México, de Gaspar de Villagrá. La crónica épica del novohispano de Puebla de los Ángeles, licenciado en Salamanca, que en 1595 se incorporó como capitán a la célebre expedición de Juan de Oñate al norte de Nueva España.Historia de Nuevo México en edición de Mercedes Junquera (Historia 16, 1989).

La meritoria edición de Junquera, dejando a un lado sus posibles deficiencias, fue una auténtica contribución. Publicada en Historia 16, mayo de 1989, en la colección Crónicas de América dirigida por Manuel Ballesteros, es la primera edición crítica española de esta joya del renacimiento hispánico. Y además en un formato manejable. Recordemos que la Historia de la Nueva México (Alcalá de Henares, 1610), extractada parcialmente por Cesáreo Fernández Duro en 1882, no halló una segunda edición hispanoamericana hasta 1900 por el Museo Nacional de México, a cargo de Luis González Obregón.

Entre la producción bibliográfica de Junquera también destaca: Juan de Oñate y el paso del Río Grande: el Camino Real de Tierra Adentro, 1598-1988 (Ministerio de Defensa, 1998), que firmó junto al historiador y militar José Antonio Crespo-Francés. Experta en literatura española, y gran conocedora de las crónicas del Suroeste norteamericano, la obra de Junquera se inscribe en el estro de académicos como Bolton o Américo Castro. Ha sido autora de numerosos artículos sobre tema americano, muy bien tiraos, y varios recogidos en una bonita antología que le dedicó la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga: La pasión de una vida. Mercedes Junquera (SAC, 2012).

Y hasta aquí una parte de este pedacito de la internacional intra-historia de España, o auténtica memoria histórica. Yaroslaw Flys, también conocido entre nosotros como Jaroslaw M. Flys o Miguel J. Flys, y en Estados Unidos como Doctor Michael Flys, falleció en Phoenix, Arizona, el 9 de noviembre de 2009. Dejó inédita una antología trilingüe de la Generación del 27 en español, inglés y ucraniano. Mercedes Junquera Gómez, también Mercedes Junquera de Flys o Mercedes Junquera de Early, la gran Mercedes Junquera, vive actualmente con su segundo marido en Vélez, Malaga. El pasado 23 de septiembre cumplió 90 años. Ha coincidido, su aniversario, con el cuarto centenario del fallecimiento de Gaspar de Villagrá en el Océano Atlántico, donde naufragó camino de América el 9 de septiembre 1620.

Sirva este pobre trabajo como un homenaje a la memoria de Mercedes Junquera y Yaroslaw M. Flys, que tan genialmente han contribuido al desarrollo de nuestra literatura y a la gloria de la patria. Por extender a sus nombres lo que un sabio de origen ucraniano concluyó en la primera tesis española sobre Federico García Lorca.

Nota

Este reportaje ha contado entre sus fuentes con el guión de Se hace camino (2008), documental inédito sobre la vida de Mercedes Junquera y Yaroslaw Flys codirigido por Mau Conill y Laura Sánchez-Vizcaíno Flys. Agradezco a esta última, nieta de ambos hispanistas –así como a su madre, Dra. Carmen Flys Junquera, hija primogénita de Mercedes y “Yaro”–, la información y documentos que me han facilitado.

Imágenes

1.- Mercedes Junquera y Yaroslaw M. Flys llegando en barco a Nueva York (1951).

2.- Solicitud de autorización para imprimir El lenguaje poético de FGL (3-10-1955).

3.- Historia de Nuevo México en edición de Mercedes Junquera (Historia 16, 1989).

Jorge Casesmeiro Roger

Licenciado en Pedagogía y en Periodismo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

3 comentarios