www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS AYUDAS EUROPEAS EXIGEN LA INDEPENDENCIA JUDICIAL

miércoles 07 de octubre de 2020, 10:26h
En su desorbitada carrera hacia el cesarismo, Pedro Sánchez quiere someter al poder judicial que...

En su desorbitada carrera hacia el cesarismo, Pedro Sánchez quiere someter al poder judicial que mantiene su independencia desde que la Monarquía parlamentaria estableció la división de poderes como fundamento de la democracia pluralista plena en la Constitución de 1978, votada abrumadoramente por la voluntad general del pueblo español libremente expresada.

Pedro Sánchez maquina una serie de leyes sin otro objetivo que someter el poder judicial al ejecutivo. Se trata de una maniobra arteramente reflexionada por el Gobierno frentepopulista, coherente con el pensamiento comunista sobre la organización del Estado. Pedro Sánchez no ha hecho ascos a la maniobra porque aspira a ser el nuevo César español.

No lo tendrá fácil. Como ha dicho González Pons, “si el Gobierno reforma unilateralmente la Justicia, podría perder las ayudas europeas”. Con Europa tenemos fronteras compartidas y, sobre todo, moneda común. Las veleidades procomunistas de Grecia fueron cercenadas desde Europa. Y desde Europa, como ha explicado certeramente González Pons, se impedirá que el Gobierno de Sánchez doblegue a la Justicia. Basta con reflexionar sobre lo ocurrido en Polonia para comprender los límites que la Europa de las libertades impone a sus miembros. Algunos de los líderes de la izquierda radical se han dado cuenta y hablan abiertamente en conversaciones privadas de abandonar “la Europa capitalista y neoliberal”. Pero ni será fácil someter a la Justicia cuarteando su independencia ni mucho menos dar el salto hacia el vacío abandonando Europa. El pueblo español, a pesar del monopolio gubernamental de los medios audiovisuales, se resistirá a satisfacer la tentación cesárea de Pedro Sánchez. Las espadas, en fin, están en alto y ya veremos en qué deriva el propósito públicamente expuesto por el presidente de terminar con la independencia judicial.