www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6

El Cádiz muestra al planeta las vergüenzas del Real Madrid | 0-1

El Cádiz muestra al planeta las vergüenzas del Real Madrid | 0-1
Ampliar
sábado 17 de octubre de 2020, 20:26h
Terrible primer acto capitalino, pasivo y con Courtois salvando los muebles. La rebeldía e implicación andaluza bastarian para hacer historia y retratar los defectos (ofensivos y defensivos) del gigante. Ramos se retiró lesionado, a días del estreno continental y del Clásico. Por Diego García

El Real Madrid retomó la actividad liguera desde el liderato de la clasificación y con la intención de seguir con el pleno de triunfos en el Alfredo di Stéfano. Se le cruzaba el Cádiz, un recién ascendido que en estas seis jornadas se ha proclamado como un visitante peligroso (ganaron en San Mamés y en la casa del Huesca). Y también se atravesaban dos condicionantes clave: la diferencia de cansancio acumulado en las citas reservadas para las selecciones nacionales y lo venidero -debut en Champions y el Clásico en el Camp Nou-. Valdebebas sólo vio entrenar a toda su plantilla al completo un día en esta semana.

Zinedine Zidane hubo de darle vueltas a la alineación. En primer lugar, por las bajas de Martin Odegaard, Eden Hazard, Dani Carvajal, Álvaro Odriozola y Mariano; en segundo término, por lo aconsejable de rotar ante el horizonte. Dio respiro a Fede Valverde, Casemiro y Mendy, colocando en sus escaños a Marcelo, Isco y Lucas Vázquez. Nacho cerraría la zaga con Ramos, Varane y Courtois, y Kroos y Modric harían lo propio en la medular. Vinicius acompañaría a Benzema en punta. Asensio, Jovic y Rodrygo se uniformaron como revulsivos.

Álvaro Cervera, por su parte, contaba con todos los peones de su esquema aguerrido a excepción de los defensores Isaac Carcelén y Marcos Mauro. Recuperó de su lesión al extremo Salvador Sánchez Ponce 'Salvi' y le metió en el eje, junto a José Mari, Jonsson y Álex Fernández. El técnico, que alineó en la zaga a Akapo, Cala, 'Fali' y Espino, contó en la puerta con Ledesma y apostó por una delantera doble. Negredo y el 'Choco' Lozano se apropiaron de la jurisdicción del gol. Pombo, Perea, Augusto Fernández, Malbašic, Jairo, Alejo y Álvaro Giménez redondeaban el arsenal desde la banca.

Sobre el tapete, los dos estrategas jugaron a competir desde propuestas más ofensivas de lo acostumbrado. Los locales salieron sin un mediocentro destructor y lo confiaron todo a la técnica y al desborde; y los visitantes arriesgaron al acumular más talento del habitual, en busca de su primer triunfo ante los merengues en la historia de LaLiga. No se las veían en la capital con el vigente campeón desde enero de 2006 y rozaron el 0-1 en el segundo minuto. Una pérdida indolente de Kroos regaló a Negredo un zurdazo que superó a Courtois pero no a Ramos. El central salvó a los suyos sobre la línea, en el claro aviso andaluz. Estaba prohibida la relajación.

Presionaba en el prólogo el rebelde conjunto gaditano, sobrado de personalidad y confianza tras no haber encajado goles en sus dos jornadas a domicilio. Exigía concentración a un favorito que comenzó adormilado. Modric y Lucas Vázquez fallarían entregas fáciles y Lozano y Cala rematarían antes del minuto 10. José Mari ejercía de faro en un plan que mezclaba la elaboración y el pelotazo largo hacia Negredo. Y tardaría 9 minutos Benzema en abrir el fuego de su equipo, con un intento débil que atajó Ledesma. De inmediato, Vázquez probó suerte con un latigazo que lamió el travesaño.

Con el paso del minutaje, los amarillos cedieron metros y desplegaron un cierre intensivo en campo propio. Abrazaron el modelo de achique y salida, y forzaron a Courtois a brillar, con una parada ante un cabezazo claro -en un tres para cuatro sonrojante- y en un disparo de Cala -guinda a una conducción que no localizó rival-. Negredo embocaría sin dirección un testarazo, antes del 20 de juego, y el vallecano cedería para el gol de Lozano, de vaselina y sin marca, que confirmaba la abismal diferencia de intensidad inicial. El Madrid sollozaba desequilibrado y sin ardor. Y lo pagó quedando abocado, con todo merecimiento, a remontar.

Un cañonazo de Kroos desde larga distancia -minuto 24- redundaba en la densidad creativa capitalina e inauguraba la suerte de reacción progresiva de los de Chamartín. Mas, la ausencia de rigor táctico al perder el cuero boicotearía el renacer pretendido. Sobre la media hora sobrevino un balón en profundidad de José Mari hacia el 'Choco', que encaró al último zaguero y topó su chut raso con Courtois. En el entretanto y hasta el descanso, el arquero argentino no sufriría más allá de los centros laterales inocuos -síntoma de la limitada claridad del 73% de posesión- y de un cabezazo de Varane que no hizo diana por muy poco -minuto 39, en un córner-. Y Cala volvería a ganar por alto a la retaguardia merengue, antes de que el portero belga fallara con grosería un despeje y Lozano perdonara el segundo. Así se bajó el telón de un primer tiempo formidable de los andaluces y tenebroso de los madrileños.

La única ruta de avance local había transitado por el carril de Marcelo y Vinicius, pero sin sensación de amenaza. Isco quedó subrayado por su falta de ritmo y compartiría desacierto con Modric, dibujando un terrible desempeño, impotente en ataque y flácido y desordenado en defensa. Otra vez había obviado los primeros 45 minutos el escuadrón de un Zidane que no esperaría: metió en la reanudación a Militao, Casemiro, Fede Valverde y Asensio -por un Ramos lesionado, el malagueño, el croata y Lucas Vázquez-. Quiso recobrar el plano físico y el desborde. Y Malbašic suplió al tocado Lozano, pasando a competir el Cádiz con un 4-5-1 más familiar.

En consecuencia, ganó verticalidad el bloque merengue y Vinicius disparó alto en el 48. Casemiro se vistió de ancla y Kroos y Valverde pasaron a funcionar como llegadores. Activó el asedió la delegación de capitalina, con Nacho y Marcelo sumados y los sureños parapetados en su área. El desafío estudiado por Álvaro Cervera había triunfado y se extendería hasta el epílogo. Con el marcador a favor y Vinicius repitiendo remate -minuto 55-. Los vatios locales ascendieron hasta lo reclamable. En cambio, Negredo conectó fuera un testarazo nítido -minuto 58-. Si no ajustaba su candado el once de 'Zizou', se le torcería el monólogo.

El volantazo yacía falto de lucidez en tres cuartos de cancha, con la contrarreloj detonada y Vinicius marrando un cabezazo sin portero -a pase de Kroos-. La red de ayudas capitaneada por Jonsson demandaba más velocidad a la circulación ajena y comparecerían Jovic, Garrido, Álvaro Giménez, Jairo y Augusto Fernández -por Kroos, el lesionado Jose Mari, el extraordinario Negredo, Álex y Jonnson-. Así las cosas, con un 4-2-4 desesperado, el Madrid se empeñó en jugársela al centro lateral en un desenlace en el que los andaluces harían historia, plantando bandera, al fin, en Concha Espina. No sin ceder un latigazo al larguero de Benzema. En el batacazo que andaba persiguiendo a los merengues desde junio.

- Ficha técnica:

0 - Real Madrid: Courtois; Nacho, Varane, Sergio Ramos (Militao, m.46), Marcelo; Kroos (Jovic, m.77), Modric (Casemiro, m.46), Isco (Valverde, m.46); Lucas Vázquez (Asensio, m.46), Benzema y Vinicius.

1 - Cádiz: Ledesma; Akapo, Cala, Fali, Espino; Salvi, José Mari (Garrido, m.75), Jonsson, Álex Fernández; 'Choco' Lozano y Negredo.

Goles: 0-1, m.16: Anthony ‘Choco’ Lozano.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (colegio aragonés) amonestó a Sergio Ramos en el m.34 y a Éder Militao en el m.90+2, por parte del Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Alfredo di Stéfano sin aficionados debido a la pandemia del coronavirus. El Real Madrid vistió de rosa como muestra de apoyo en la lucha por combatir el cáncer de mama, que tiene su día internacional el próximo lunes 19 de octubre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios