www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 4

Vuelta. Sam Bennett inaugura el esprint en Ejea de los Caballeros

Vuelta. Sam Bennett inaugura el esprint en Ejea de los Caballeros
Ampliar
viernes 23 de octubre de 2020, 23:19h
El irlandés se impuso en la primera llegada masiva. Clasificaciones

Al fin, pensarán bastantes corredores, La Vuelta 2020 dispuso una etapa llana. Sin dificultades montañosas. Al cuarto día arribaría la primera llegada masiva, al esprint, de esta edición explosiva del la carrera nacional. Y Sam Bennett (Deceuninck Quick Step), el maillot verde del Tour de Francia, fue el encargado de abrir el fuego con una victoria poderosa.

El irlandés, de 30 años, corroboró su condición de favorito dentro del grupo de llegadores. Alzaría los brazos tras exhibir una muestra de su capacidad e inteligencia. Y es que la inercia le obligó a bregar hasta el último golpe de riñón, a meter la rueda en los centímetros decisivos para arrebatarle el champán al belga Jasper Philipsen (UAE Emirates). El italiano Jakub Marecko (CCC), tercero, nada podría hacer.

Así resultó el desenlace de la jornada de 194 kilómetros, entre Garray Numancia y Ejea de los Caballeros, que se desarrollaría este viernes. Para la clasificación general, que no sufrió alteraciones, no representaría un peligro. Eso sí, la irrupción del viento puso de los nervios a más de uno, mas los equipos pastorearían bien el brete y Roglic sigue con el maillot rojo y con 5 segundos sobre el irlandés Dan Martin (UAE), 13 con respecto al ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) y 32 con Enric Mas (Movistar), que es el español mejor clasificado.

El relato de este respiro tras tres fechas montañosas seguidas comenzaría con un intento de escapada iniciado por Maté (Cofidis), Ezquerra, Smit (Burgos BH) y Tanfield (AG2R). Los conjuntos modestos buscarían hueco para brllar, pero esta fuga e sabría con fecha de caducidad por los intereses mezclados entre los trenes con velocistas y los escuadrones con gallos que pelean por la gloria. El pelotón les cazaría a 15 kilómetros de meta.

En esta etapa también asomaría protagónico el Movistar Team, que entró en ignición a la altura de Borja. Pretendió el equipo nacional aprovechar el cierzo, procedente del Moncayo, para tensar la cuerda y germinar dudas en alguno de los ilustres rivales que compiten con Mas. En todo caso, no se daría la posibilidad de formar abanicos ni cortes en el gran grupo. Pero la marcha de 51 kms/hora en las dos primeras horas de esfuerzo describía las intenciones.

Cuando todo quedó encarrilado para que los más rápidos cuerpearan se instalaría la tranquilidad. Los conjuntos con aspirantes a triunfar en Madrid cedieron el testigo y el Deceuninck de Bennett, el Bora de Ackermann y el UAE Emirates de Philipsen descorcharon la pelea posicional. Volando hacia la recta postrera, al ritmo que pautaba el tren del irlandés, no se registrarían sobresaltos.

Y en la batalla por colocar al esprinter del mejor modo el UAE fijó a Philipsen como el llegador con una posición más favorecedora cuando enfilaron el tramo final. Le tocó remontar a Bennett, que confesaría que "creí que ya no podría remontar". Lo logró, sumando a su mochila una muesca que se añade a las dos firmadas en el Tour. Esta es la séptima victoria de su temporada y se trata de la tercera vez que gana en La Vuelta. Sus galones siguen más que vigentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios