www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 5

Vuelta. Wellens estrena la relación de fugas con éxito en Sabiñánigo

Vuelta. Wellens estrena la relación de fugas con éxito en Sabiñánigo
Ampliar
sábado 24 de octubre de 2020, 18:56h
Jornada de transición para los líderes de la general. Clasificaciones

En este sábado la Vuelta a España 2020 completó todas las opciones relativas a la consecución de una victoria de etapa. En la quinta fecha ganaría una fuga, tras haber vivido ya un esprint en el llano y triunfos de los favoritos en la montaña. Tim Wellens (Lotto Soudal) inscribiría su nombre como el vencedor del recorrido de 184,4 kilómetros, que unió Huesca y Sabiñánigo, y que dio un respiro al jersey rojo Primoz Roglic (Jumbo Visma). Justo antes de estrenar Pirineos.

El ciclista belga, de 29 años, se impuso como el más potente y astuto de la escapada del día. Se valió de sus piernas y de su oficio para leer una llegada que picaba hacia arriba. Así, Wellens inauguraría su cosecha de muescas en la ronda española, abrasando a sus compañeros de aventura, Guillaume Martin (Cofidis) y Thymen Arensman (Sunweb). Al francés le sacó cuatro segundos y al neerlandés, doce.

Pero los gallos de la general no viajarían del todo tranquilos. Y es que una caída sobrevino en el último tramo del recorrido. Sin embargo, el Jumbo Visma y Roglic estuvieron atentos y bien posicionados para salvarla y el pelotón cruzaría la meta a 2 minutos y 13 segundos del ganador del día. Peor suerte sufrió Dan Martin, que se fue al suelo, y algunos de sus rivales. Ante este infortunio, en todo caso, los jueces decidieron no picar tiempo a los afectados, por lo que se mantuvieron las diferencias en la general.

El relato de esta fecha de media jornada arrancaría con cierta batalla. Las dificultades se concentraban en los últimos 60 kilómetros y había espacio para que germinaran las fugas. Lo intentarían hasta 14 ciclistas en primer término y sin éxito. Entre otras razones, porque se filtró Elissonde, que está a 2:30 del líder de la general. Así que el gran grupo tiró para neutralizarles, cubriendo 52,6 kilómetros en la primera hora de carrera.

Después probarían suerte nombres ilustres como el costarricense Andrey Amador y el campeón francés Cavagna. Tampoco conectaron la oportunidad. Y les tomaría el relevo la probatura de otros 12 corredores, entre los que figuraba el extraordinario gregario de Roglic, Sepp Kuss. La presencia del estadounidense puso a tirar con todo al Ineos de Richard Carapaz, con lo que la fuga sería perseguida con ardor.

Cuando amanecieron las rampas del inédito Alto de Vio (2ª Categoría, 13,3 kms al 4,6% de desnivel), junto al Parque Nacional de Ordesa, encabezaban la marcha como escapados Wellens, Guillaume Martin y el joven neerlandés de 20 años Thymen Arensman. Ese tridente marcaría una brecha de 2:50 en la cima sobre el pelotón de esa montaña. Y atravesarían el Alto de Fanlo (3ª Categoría) con 3.50 de ventaja. Wellens se esforzaría, asimismo, por amontonar todos los puntos necesarios para arrebatar el maillot de puntos a Carapaz.

Ya pasado el Alto de Petralba (2ª Categoría), con 18 kms a meta, había quedado claro que la victoria estaba en la escapada. Su ventaja rondaba los cuatro minutos, con el Ineos pastoreando al gran grupo. Restaba un descenso y un llano en el que los tres aventureros volarían. Pero el trabajo coordinado que les aseguró la ventana de oportunidad de diluyó cuando entraron en Sabiñánigo. Allí abrió fuego Aremnan, pero el joven neoprofesional no logró soltar a Wellens y Martin. Y en el repecho postrero, en los últimos 500 metros, se impuso el belga -ganador de dos etapas del Giro, la general en la Vuelta a Polonia y en Andalucía-.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios