www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INVESTIGACIÓN

Primer mapa detallado del cerebro con circuitos asociados a la manía

Primer mapa detallado del cerebro con circuitos asociados a la manía
Ampliar
(Foto: Diego Matias)
lunes 26 de octubre de 2020, 10:09h

Las personas diagnosticadas con trastorno bipolar experimentan períodos de depresión que se alternan con episodios de manía, durante los cuales, entre otros síntomas, pueden volverse eufóricos, irritables, necesitar dormir menos y hablar de forma acelerada, con excitación, pasando de una idea a otra.

Pero lo que tanto clínicos como investigadores en este campo saben menos es que la manía no solo está asociada con el trastorno bipolar, sino que también puede ser el resultado de una lesión cerebral causada, por ejemplo, por un traumatismo craneal o un derrame cerebral.

La explicación biológica de la aparición de esta llamada manía secundaria después de una lesión cerebral, en oposición a la primaria, característica del trastorno bipolar, aún la desconocen. De hecho, estudios previos han concluido que muchas lesiones diferentes, en áreas del cerebro diferentes y aparentemente no relacionadas, pueden causar manía.

Sin embargo, estas lesiones parecen tener algo en común: generalmente se localizan en el hemisferio derecho del cerebro, a veces llamado cerebro emocional, cuya disfunción se ha asociado con varios trastornos emocionales.

Si bien el predominio de las lesiones en el lado derecho se confirmó a principios de este año en un estudio sistemático realizado por investigadores de la Unidad de Neuropsiquiatría del Centro Champalimaud para lo Desconocido (CCU), en Lisboa, ese estudio también confirmó que las lesiones se distribuyeron en múltiples áreas del cerebro en ese hemisferio.

Estas conclusiones apoyaron la posibilidad de que las lesiones que conducen a la manía puedan tener un denominador común específico, además de ocurrir en un lado o área cerebral determinada, es decir, en el nivel de los circuitos cerebrales afectados.

La identificación de los circuitos cerebrales afectados en casos de manía ‘lesional’, además de contribuir a comprender los mecanismos subyacentes, podría ayudar a encontrar tratamientos más eficaces para el trastorno bipolar.

En este nuevo trabajo, publicado en Journal of Clinical Investigation, el equipo del CCU, en colaboración con investigadores de la Universidad de Harvard, utilizaron un método novedoso de neuroimagen denominado Lesion Network

Más preciso que nunca, este mapa destaca los circuitos que conectan las lesiones cerebrales que inducen la manía.

Así, este equipo confirmó que, si bien no hay una sola área del cerebro lesionada en todos los casos de episodios maníacos secundarios, las lesiones se conectan principalmente a un grupo específico de regiones en la corteza que regulan el estado de ánimo y las emociones.

Las ubicaciones de las lesiones asociadas con la manía se identificaron mediante una búsqueda bibliográfica sistemática y se mapearon en un atlas cerebral común. Después, calcularon la red de regiones del cerebro funcionalmente conectadas a la localización de cada lesión.

Para ello utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional de 1.000 voluntarios y las contrastaron con las obtenidas de las áreas de las lesiones no asociadas con la manía de un grupo de 79 pacientes.

Gonçalo Cotovio, primer firmante del estudio, detalla que encontraron que esas localizaciones de las lesiones asociadas con el inicio de la manía se caracterizan por una fuerte conectividad a tres áreas del lado derecho: la corteza orbitofrontal, la corteza temporal inferior y la corteza polar frontal.

Se ha descrito que estas regiones, entre otras, se incluyen en el llamado circuito límbico, una red en el cerebro que se ha asociado constantemente con la regulación del estado de ánimo y el procesamiento emocional. “Además, este patrón único de conectividad funcional era similar en grupos independientes de pacientes y era distinto de los de otros síndromes neuropsiquiátricos”, añade Cotovio.

¿Estimulando el cerebro para tratar los trastornos afectivos?
Por su parte, Albino Oliveira-Maia, participante en el estudio, puntualiza que a pesar de que aún desconocen “si la manía primaria (característica del trastorno bipolar) involucra predominantemente las mismas regiones y redes cerebrales, estudiar la manía lesional puede ser un enfoque valioso para comprender la neuroanatomía de la manía primaria en el trastorno bipolar”.

En opinión del investigador, este trabajo puede contribuir al desarrollo de herramientas de diagnóstico clínicamente relevantes y a encontrar posibles objetivos cerebrales para el tratamiento de estimulación de trastornos bipolares y de otro tipo, por ejemplo, utilizando la técnica Estimulación Magnética Transcraneal (rTMS).

Para Cotovio, “la rTMS de alta frecuencia en la corteza prefrontal dorsolateral derecha puede ser beneficiosa en la manía y algunos sitios prefrontales derechos parecen ser más efectivos que otros. Nuestros resultados podrían usarse para guiar los ensayos futuros de estimulación cerebral para la manía, ya que sugerimos un objetivo óptimo en la corteza prefrontal derecha y sitios alternativos en la corteza orbitofrontal derecha y la corteza temporal inferior derecha. La confirmación de estos objetivos potencialmente terapéuticos obviamente requerirá validación clínica”.

Finalmente y ya que la manía también puede aparecer como una complicación rara de la estimulación cerebral profunda (DBS), estos científicos exploraron si el mapa que han conseguido de la red de lesiones maníacas era consistente con las diferencias en el riesgo de manía inducida por DBS, según el sitio de estimulación.

Así, Cotovio reconoce que los resultados sugieren que “los mismos circuitos pueden verse interrumpidos por lesiones cerebrales y por los sitios de estimulación DBS asociados con la aparición de manía”.

En este sentido, Oliveira-Maia concluye que los futuros trabajos en este campo deberían abordar la posibilidad de utilizar este enfoque “para mejorar la planificación de los tratamientos con DBS y así evitar efectos secundarios tan debilitantes”.

Biotech magazine & news

Información compartida por la página de divulgación biotecnológica Biotech Magazine & News. dirigida por José María Fernández-Rúa con la misma honestidad y rigor que ha caracterizado su andadura en papel desde la fundación de Biotech Magazine en 2006.
Expertos abordan los últimos avances en biotecnología, en sus diferentes colores: amarillo (Tecnología Alimentaria y Nutrición), azul (Acuicultura y Biotecnología Marina), blanco (Organismos modificados genéticamente), rojo (Biomedicina), verde (Biocombustibles, Agricultura y Biotecnología Ambiental) y violeta (Patentes e Invenciones). Biotech Magazine & News, editada por Cariotipo MH5, recoge noticias, entrevistas a líderes de I+D+I y artículos de opinión..
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios