www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

2020

Santander obtuvo un beneficio ordinario de 3.658 millones hasta septiembre

Santander obtuvo un beneficio ordinario de 3.658 millones hasta septiembre
Ampliar
(Foto: Banco Santander)
martes 27 de octubre de 2020, 10:05h

Banco Santander obtuvo un beneficio ordinario de 3.658 millones de euros en los primeros nueve meses de 2020, un 33% menos que en el mismo periodo del año anterior, por las mayores provisiones relacionadas con la Covid-19.

Aunque la pandemia ha afectado a la actividad, el banco ha observado mejores tendencias en el tercer trimestre.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander ha manifestado que “la actividad se está recuperando con fuerza, por eso el tercer trimestre fue mucho mejor que el segundo. Los ingresos crecieron un 18% en euros constantes a medida que la actividad volvió casi a niveles pre-pandemia, las provisiones cayeron un 14% y seguimos reduciendo costes por encima de lo esperado”.

“La diversificación ha tenido un papel crucial en esta recuperación: Sudamérica está dando buenos resultados y Reino Unido ha mejorado mucho en el tercer trimestre”, ha puntualizado, al tiempo que ha estimado que el banco logrará un beneficio ordinario de unos 5.000 millones de euros para el conjunto del año.

El beneficio ordinario en el tercer trimestre estanco fue de 1.750 millones de euros, un 18% más con respecto al segundo en euros constantes, gracias a una fuerte recuperación de los ingresos (+7%) y a menores dotaciones por insolvencias (-14%). Con respecto al tercer trimestre del año anterior, el beneficio ordinario del trimestre se redujo un 4%.

El margen de intereses y los ingresos de clientes se mantuvieron estables en 23.975 millones y 31.534 millones de euros, respectivamente, gracias al buen comportamiento trimestral en todas las regiones. Esto, unido al control de costes, permitió un crecimiento del margen neto del 3%, hasta 17.879 millones de euros.

El grupo avanza más rápido de lo previsto en su plan de ahorro de costes, con eficiencias en los primeros nueve meses del año en Europa de 500 millones de euros, por encima del objetivo para todo 2020, que se suman a los 200 millones de 2019. Santander espera alcanzar a final de año y antes de lo previsto el compromiso de 1.000 millones de euros en ahorros de costes en Europa que anunció en el Investor Day de 2019, y espera nuevos ahorros por valor de otros 1.000 millones de euros hasta final de 2022. Los costes de explotación cayeron un 2%, un 5% sin inflación.

La entidad logró un sólido crecimiento en los volúmenes de clientes, con un aumento del crédito y de los depósitos de un 5% y un 9%, respectivamente. Santander ha aumentado el negocio de préstamos hipotecarios, sobre todo en Reino Unido, mientras los préstamos al consumo volvieron a niveles previos a la crisis de la covid-19, desde los mínimos marcados en abril. Aunque la financiación a pymes y empresas ha vuelto a sus niveles habituales tras el abrupto incremento que se produjo en las primeras etapas de la crisis, Santander sigue dando un importante apoyo financiero tanto a las pymes y empresas como a particulares, con más de 1.000 millones de euros diarios en créditos durante la pandemia.

A lo largo de estos meses, Santander ha concedido moratorias a hipotecas y otro tipo de préstamos por más de 114.000 millones de euros, alrededor de un 13% de su cartera crediticia. A 30 de septiembre 2020, el 66% de estas moratorias habían expirado, con sólo un 2% por ciento en fase 3 (es decir, dudosos), lo que da al banco una mayor visibilidad del impacto.

La ratio de morosidad cayó 32 puntos básicos (pb), hasta el 3,15%, mientras que la ratio de cobertura se incrementó al 76%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, se incrementó en 27 puntos básicos en el año, hasta el 1,27%, por el aumento de las provisiones, que crecieron un 58%, hasta 9.562 millones de euros, por el impacto de la crisis. El banco ha mejorado la previsión de su coste del crédito en 2020 hasta aproximadamente un 1,3%, frente a la previsión anterior de 1,4-1,5%, debido a las tendencias positivas observadas en el comportamiento de los clientes y a las mejores previsiones macro. Estas mejores perspectivas, unidas al sólido control de costes, llevan al banco a prever un beneficio ordinario de alrededor de 5.000 millones de euros para el conjunto del año.

La ratio de capital CET1 del grupo se incrementó en 14 pb en el trimestre, hasta el 11,98%, en la parte alta de su rango del 11-12%. La entidad continuó generando capital de forma orgánica (+40 pb) gracias al beneficio ordinario y la gestión de los activos ponderados por riesgo. A ello se suma el impacto positivo de 10 pb por operaciones corporativas (principalmente, la recompra de acciones de Santander Consumer USA) y los impactos negativos relacionados con modelos en Reino Unido y España (-15 pb), y con mercados y tipos de cambio (-8 pb). Por último, en el trimestre se han reservado 13 pb para la remuneración en efectivo a los accionistas de 0,10 euros por acción en 2021, que está sujeta, entre otras condiciones, a la aprobación de los accionistas hoy y de los reguladores. Gracias a la fortaleza del capital del banco y del negocio ordinario, el consejo de administración también propone hoy a sus accionistas aprobar el pago este año de un dividendo en nuevas acciones equivalente a 0,10 euros por acción.

El uso de productos y servicios digitales siguió aumentando, en parte gracias a un mayor crecimiento durante la pandemia. El banco tiene actualmente 41 millones de clientes digitales (+14%), de los que 34 millones usan actualmente la banca móvil (+21%). Cerca de la mitad (44%) de las ventas en los nueve primeros meses del año se produjeron mediante canales digitales, ocho puntos porcentuales más que en 2019.

Recientemente, Santander ha lanzado en Argentina su plataforma global de pagos en comercios, Getnet, y anunciado la creación de Mouro Capital, un fondo de capital emprendedor para fintechs o sectores similares que sustituye a Santander Innoventures, que ya había invertido en más de 35 startups, y contará con fondos por valor de 400 millones de dólares después de que el banco haya doblado su aportación.

El foco constante en la vinculación de los clientes y la inversión digital ha ayudado al banco a mantenerse entre los tres primeros por satisfacción de sus clientes en cinco de sus mercados principales, a la vez que mejora la eficiencia operativa. La ratio de eficiencia mejoró en el trimestre al bajar al 46,8% y se mantiene entre las mejores de sus competidores.

Santander registró el trimestre pasado una actualización del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs), lo que generó un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros. En los nueve primeros meses del año, da lugar a una pérdida atribuida de 9.048 millones de euros. Como se comunicó en el segundo trimestre, este ajuste no afecta a la posición de liquidez ni de solvencia.

Perspectivas

Aunque las perspectivas económicas siguen siendo inciertas, actualmente el FMI y la OCDE esperan que todos los países en los que el grupo tiene una presencia significativa experimenten una mejora gradual en su actividad económica durante 2021. Bajo esta premisa, el banco espera que su coste del crédito se mantenga estable o tienda a la baja en 2021, antes de normalizarse en 2022.

Se espera un crecimiento del margen de intereses en euros constantes por los mayores volúmenes de crédito (principalmente en América), una mejora de los precios de los activos y unos menores costes de financiación, que compensarán los bajos tipos de interés. La diversificación que tiene el grupo en términos de negocio le permitirá mantener la calidad de los ingresos, con las actividades de banca de inversión (Santander CIB) y seguros como elementos clave para el crecimiento de los ingresos por comisiones.

Durante el trimestre, el banco anunció avances en su ambición de crear ‘One Santander’, con mayores sinergias en los mercados en los que opera y apalancándose en las fortalezas colectivas del grupo. La entidad también se está apoyando en la solidez de sus activos para sacar partido al potencial del desarrollo conjunto entre Santander Consumer Finance y Openbank. Además, se ha diseñado la integración de los negocios más disruptivos del grupo en una compañía que se convertirá en una de las fintechs no cotizadas más grandes del mundo. Esta sociedad se construirá sobre la experiencia de Getnet, que ofrece pagos a comercios, OneTrade y Ebury, para ayudar a las compañías a internacionalizarse, y servicios abiertos bancarios y de pagos, como Superdigital, la plataforma de inclusión financiera con presencia en cinco mercados de Latinoamérica.

Estos cambios estructurales mejorarán la experiencia de usuario y crearán potencial suficiente para un crecimiento rentable, al tiempo que apoyarán la consecución de la mencionada reducción de costes de 1.000 millones de euros en dos años (2021/22).

Teniendo en cuenta las perspectivas del FMI y de la OCDE, y medidas para generar ingresos y reducir costes, la entidad obtendría en 2021 un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario en línea con el coste de capital.

Un banco global nativo digital con la combinación de Openbank y Santander Consumer Finance

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado hoy la creación de un banco global de financiación al consumo nativo digital con la combinación de Openbank y Santander Consumer Finance. Se trata de una de las tres iniciativas que Santander ha puesto en marcha para convertirse en la mejor plataforma abierta de servicios financieros.

Botín ha presentado estos planes durante su intervención en la Junta General de Accionistas, que ha aprobado la ampliación de capital liberada para la distribución de nuevas acciones equivalentes a 0,10 euros por acción como remuneración complementaria de 2019 y que se pagará este año, con lo que la remuneración total correspondiente a 2019 ascenderá a 0,20 euros por acción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios