www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 2

Europa League. Brahim Díaz y Gareth Bale, cara y cruz de la fecha

Europa League. Brahim Díaz y Gareth Bale, cara y cruz de la fecha
Ampliar
jueves 29 de octubre de 2020, 23:11h
Feyenoord, Tottenham y Bayer Leverkusen fallaron, mientras que Leicester, Milan, Arsenal o Benfica se asientan.

La Europa League vivió este jueves la segunda jornada de su fase de grupos. Una fecha en la que se confirmaron como conjuntos con pleno de victorias el Arsenal, Benfica, Leicester, Milan, Villareal, Hoffenheim, Maccabi Tel Aviv, Braga, AZ, Rangers y Molde. Pero que también esbozó los primeros problemas de favoritos como el Bayer Leverkusen, la Roma o el Tottenham.

Sin duda, la sorpresa de la noche aconteció en Amberes. El humilde Royal Antwerp Footbal Club se las ingenió para derrotar al conjunto entrenado por Jose Mourinho. Vencieron por 1-0, amortizando las rotaciones efectuadas por el técnico portugués. No jugaron de inicio Sissoko, Harry Kane o Son Heung-Ming. Sí lo hizo un Garteh Bale intrascendente, que no supo dañar al rival y fue suplido en el segundo acto. Ni él ni Dele Alli, Giovani Lo Celso, Carlos Vinicius y Bergwin respondieron a la oportunidad y los londinenses se fueron de vacío. Un error de Ben Davies que aprovechó Rafaelov zanjaría la derrota de un equipo que desató la ira del estratega luso en la sala de prensa. Los 'Spurs' son segundos, tras el Amberes, y empatados con el Lask, que superó 4-3 al Ludogorets.

Compartió amarga sensación un Bayer Leverkusen que había goleado 6-2 al Niza en su debut en este torneo. Les tocó a los germanos visitar la cancha del Slavia Praga y pagaron muy cara la expulsión de Bellarabi a los 22 minutos. La exigencia física les erosionaría y cayeron por la mínima, con diana de Peter Olayinka. Este resultado confecciona in interesante empate a tres puntos entre estos dos conjuntos y el Niza, que venció al Hapoel Beer Sheva (1-0).

La Roma completaría la nómina de sorpresas negativas. El sistema transalpino se estrelló contra el muro montado por el CSKA Sofía y firmó un 0-0 del todo descorazonador. Únicamente la influencia de Henrikh Mkhitaryan, con un disparo al larguero, supondría algo de inquietud para el meta búlgaro. Incluso, el equipo de la Europa del Este rozaría la victoria durante el segundo acto. Todo esto dejó a Cluj como líder del grupo A, tras haber empatado a uno contra el Young Boys. Con los romanos igualados a cuatro puntos.

Por otro lado, el horizonte es bien diferente para conjuntos como el Leicester. Los ingleses se deshicieron del AEK Atenas por 2-1 y marchan con una tarjeta impoluta que comparten, en su grupo, con un Sporting de Braga que venció al Zorya con un golazo del argentino Nicolás Gaitán, debutante en ese duelo. Y el Arsenal también viaja sonriente. El escuadrón preparado por Mikel Arteta le metió un 3-0 al Dundalk, con aciertos de Edward Nketiah, Joseph Willock y Nicolas Pépé. Las rotaciones sí le funcionaron al vasco y lideran junto con el Molde, que también ganó su segundo partido al Rapid Viena (1-0).

Asimismo, el Benfica corroboró sus buenas sensaciones embocando un 3-0 contra el Standard Lieja. Con el portugués Pizzi como autor de un doblete destacado, los lusos comandan el grupo empatados con el Glasgow Rangers entrenado por Steven Gerrard. Los escoceses sufriría más para mantener los 6 puntos y un tanto del colombiano Alfredo Morelos, suplente, les bastó para alzar los brazos.

Pero los focos de este día se concentraron en el renacido Milan. Y, sobre todo, en el español Brahim Díaz. La perla cedida por el Real Madrid aumentó su estado de gracia y abrió el camino de la goleada que los rossoneri le endosaron al Sparta Praga (3-0). El regateador fracturó la muralla checa robando en la presión, a la media hora, y amortizando un pase de Zlatan Ibrahimovic para sentar a un rival y batir al meta. El sueco marraría una pena máxima y cedió su sitio a Rafael Leao, que celebró el segundo después de empujar un gran centro de Diogo Dalot. Y este mismo jugador cerraría el marcador del líder destacado del grupo en el que Celtic y Lille se enredaron (2-2).

Por último, el Estrella Roja asestó un 5-1 al Liberec que le valió para oxigenarse. Los balcánicos tuvieron en El Fardou Ben al instigador de la goleada, de hecho, anotó un doblete. El cuadro serbio alcanzó en la tabla al Gent, que cayó con estrépito (1-4) ante el puntero imperial Hoffenheim. Y el Grupo K vio descalabrarse al Feyenoord. La debacle de los neerlandeses, por 1-4, se fraguaría con el 'hat-trick' de Liendl. Mientras que el escuadrón austríaco, por ende, se aventaja como líder, ante el empate a cero que entablaron Dinamo Zagreb y CSKA Moscú.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios